«

»

May 21

A 69 años de la inauguración oficial del Puente internacional Paso de los Libres-Uruguaiana por Juan Domingo Perón

Por: Carlos Pérego

Aguapey.Paso de los Libres,21.05.2016.La historia del Puente Internacional Getulio Vargas – Agustín P. Justo que une la ciudad correntina de Paso de los Libres con Uruguayana (Río Grande do Sul – Brasil) y lo que rodeó a su construcción e inauguración es muy jugosa sobre todo en la historia oral de quienes fueron partícipes o tuvieron relación con los hechos y tiende a desacartonar la historia oficial humanizando a los personajes y es en ese sentido que este artículo pretende bucear en lo que hace al vaso comunicante más importante del Mercosur. La aparición de un documento firmado por el entonces Presidente Juan Domingo Perón autorizando la importación y exportación de mercaderías entre ambas ciudades estaría marcando lo que en el futuro fue la gran integración comercial entre ambos países.

La construcción del Puente Internacional que uniera Argentina y Brasil se materializa con la firma de sendos Tratados entre ambos gobiernos en 1934 y 1935, gobernaba Argentina Agustín P. Justo y los Estados Unidos del Brasil Getulio Vargas; existían tres puntos por los cuales construir el viaducto, Alvear – Itaquí, Santo Tomé – San Borja y Paso de los Libres – Uruguaiana, mediante el trabajo de comisiones binacionales constituidas por ciudadanos de ambos países finalmente se decidió que fuera en este último paso. Las obras comenzaron en 1942 y fueron culminadas en 1945, abriéndose al tránsito el 12 de octubre de dicho año, aunque por razones políticas se inauguró formalmente recién el 21 de mayo de 1947, no ya a cargo de Justo y Vargas, sino de Juan Domingo Perón y Eurico Gaspar Dutra.

La elección de construir el paso por esta frontera se debió a que Paso de los Libres y Uruguayana se constituyó para las autoridades de ambos países como epicentro geográfico, hecho que queda plasmado en el telegrama, enviado a las autoridades de ambas ciudades y a los integrantes de la comisión binacional, en donde se informaba que el puente se construiría en esta frontera.

Dicha construcción fue considerada en su época como la mayor obra de ingeniería de América Latina, por la parte Argentina la empresa constructora Parodi & Figini fue la encargada de la construcción de la mitad del puente, ya que ambos países construyeron el mismo en dos mitades, mientras que en el Brasil la obra fue llevada a cabo por la firma Matheus Martins Noronha & Cia. En esa ocasión nuestro país proveyó de todo el cemento, mientras que el vecino hizo lo propio con el hierro. Comenzaron la construcción desde las cabeceras de ambos lados al mismo tiempo para juntarse en el medio del río. Un leve error de cálculo por parte de uno de los ingenieros brasileños llevó a que hubiera una desviación de unos pocos centímetros al llegar al lugar donde se unirían ambas partes, esa situación, de fácil solución por cierto, llevó a que el Ingeniero responsable se quitara la vida por dicho error, hecho que marca sin duda la integridad de dicho funcionario y los valores personales que existían en esa época.

La integración binacional viene desde épocas remotas cuando el cruce se realizaba mediante botes y chalanas y existía un fluido comercio entre ambos países, a principios del siglo XX el mayor volumen comercial se efectuaba entre las ciudades de Alvear (Argentina) e Itaquí (Brasil), para luego a mediados de los años 30 Paso de los Libres se constituyó en el paso preferido y comenzó una interacción comercial considerable y una integración social muy profunda a pesar de que todo el cruce era por vía fluvial.

Con la habilitación del Puente Internacional, en octubre de 1945, Paso de los Libres tuvo un auge comercial y social notable, hecho que ya preanunciaba lo que sería en el futuro la puerta del Mercosur y el puerto seco más importante de la Argentina.

La inauguración postergada se efectuó cuando ya ni Vargas ni Justo gobernaban sus países, el 21 de mayo de 1947 llegan a Paso de los Libres el Gral. Juan Domingo Perón acompañado por su esposa Eva Duarte para reunirse con el Presidente del Brasil Eurico Gaspar Dutra y dejar formalmente inaugurado el nexo entre ambos países.

La visita de Perón y Evita a Uruguayana causó un gran revuelo en la ciudad, la gente se volcaba a las calles a vivarlos y saludarlos, la presencia de Eva fue el centro de atención de toda la sociedad uruguayanense tanto en su entrada a la ciudad, como en el baile de gala que se efectuó en el Club Comercial en homenaje a la pareja presidencial argentina y al mandatario brasileño Gral. Eurico Gaspar Dutra, quien fue literalmente desplazado de la escena por la presencia de Perón y Evita, ambos con trajes de gala recibieron las mayores atenciones y elogios de los presentes, justamente el centro de la velada fue María Eva Duarte quien se llevó todas las deferencias y elogios de la sociedad de la vecina ciudad.

Iris Vals era el intendente de Uruguayana en esos momentos y se le endilgó desde las más altas esferas gubernamentales brasileñas la responsabilidad de que la figura del Presidente del Brasil fuera prácticamente ignorada. El Presidente Dutra esperó a que terminaran los actos de inauguración del puente y volvió inmediatamente a la capital, San Pablo.

Esta situación de bochorno quedo en la mente del gobernante brasileño y años más tarde cuando un hermano del intendente de Uruguayana, Dr. Raúl Vals, se constituye en la capital junto al ciudadano brasileño Lino Barzoni, quien fue el primer gran plantador de arroz de la zona, a fin de solicitar la electrificación de una colonia agrícola ubicada frente a Yapeyú, , hoy uno de los lugares líderes en la cultura arrocera del Brasil, luego de largas horas de espera fueron recibidos por el mandatario quien les comunica que a Uruguayana jamás volvería debido a que en dicha ciudad no fue “ultrajado” Eurico Gaspar Dutra sino que lo fue el Presidente de la República del Brasil.

Esta historia marca palmariamente la euforia y la admiración que provocaba en la gente, de cualquier nacionalidad, la presencia tanto de Juan Domingo Perón como Eva Duarte de Perón, quienes fueron sin duda el centro de atención de los ciudadanos brasileños mientras se alojaron en dicha ciudad en la casa de la familia Pons, ubicada a pocos metros de la plaza principal.

LA RELACIÓN DE PERÓN CON GETULIO VARGAS Y EL PUENTE INTERNACIONAL

Para plasmar la idea del Pacto ABC, Argentina-Brasil-Chile, que tenía en su mente el Presidente argentino de iniciar un bloque económico latinoamericano, que luego tuvo su correlato en el Mercosur, necesitaba imperiosamente de la ayuda de Getulio Vargas, quien había sido depuesto por un golpe militar en agosto de 1945, debido a las coincidencias ideológicas entre ambos, por esa razón y atendiendo a que para lograr el objetivo del bloque regional era necesario que Vargas vuelva al poder comienza una ayuda económica muy poderosa de Perón a Vargas, siendo el epicentro del paso de toda la ayuda para que el brasileño haga su campaña electoral por el Puente internacional. Paso de los Libres – Uruguayana.

La estrategia de Perón era muy pragmática “La Argentina, sola, no tiene unidad económica; Brasil, solo, tampoco; Chile, igual. Pero estos tres países, unidos, forman actualmente la unidad económica más extraordinaria del mundo. No caben dudas de que, realizada esa unión, los demás países sudamericanos entrarán en su órbita” vaticinaba, lo que en los hechos, a pesar de no haberlo logrado en su momento, fue la base fundamental para la creación del Mercosur, además en su momento y atendiendo a la Tercera Posición adoptada para alejarse de los dos bloques mundiales, Estados Unidos y Unión Soviética, era la única forma de afianzarse económica y políticamente en forma equidistante de ambas potencias.

La necesidad de contar con Getulio Vargas en el poder era para contrarrestar el profundo sentimiento anti argentino de las clases más pudientes y poderosas del Brasil muy influenciadas por Norteamérica, quien bregó siempre para la no constitución de un bloque regional que pudiera hacerle frente a su necesidad de predominio.

La ayuda a Getulio para la vuelta al poder comenzó a mediados de 1948, articulándose una vasta operación en esta frontera para llevar a tierra brasileña, no solo dinero, sino alimentos y material impreso para que se pudiera efectuar la campaña, que finalmente en 1950 llevó al poder nuevamente a Getulio Vargas.

Quien fue el encargado de organizar esta operación fue el geólogo Carlos García Marín, estrecho amigo de Perón, quien instalado en Paso de los Libres y Uruguayana dirigía a un verdadero ejército de hombres y mujeres conocidos como “pasadoras/es”, “chiveras/es” o “farinheiras”, aunque la mayoría eran mujeres de amplias faldas debajo de las cuales pasaban grandes cantidades de mercaderías, grasa y harina principalmente, que se llevaba a Uruguayana y tenía como destino Porto Alegre, Río de Janeiro y San Pablo.

La ayuda aportada por la Argentina a Vargas logró su objetivo al ser electo nuevamente este presidente del Brasil, momento en el cual Perón se apuró a recordar al nuevo mandatario los compromisos asumidos para la implementación del plan de integración regional, pero la situación interna del Brasil en donde , a pesar del triunfo en las urnas de Getulio Vargas, los grupos económicos y políticos opositores apoyados por la prensa hacían inviable que pudiera gobernar libremente, determinó que Getulio Vargas no cumpliera su parte del acuerdo en cuanto al pacto ABC, la complicada situación interna de su país llevó posteriormente a que Vargas se suicidara en pleno ejercicio de su mandato.

AUTORIZACION DEL GRAL. PERON QUE AYUDA A LA INTEGRACION COMERCIAL EN ESTA FRONTERA

A pesar de la negativa del presidente brasileño a conformar el Pacto ABC, la relación de amistad del Gral. Perón con Joao Batista Luzardo, embajador del Brasil en Argentina, y con el Intendente de Uruguayana, Iris Valls, llevó a que en noviembre de 1952 consignara un documento mediante el cual indicaba a las autoridades aduaneras del Puente Internacional la autorización para que las autoridades de ambas ciudades, Paso de los Libres y Uruguayana, pudieran importar las mercaderías destinadas a satisfacer las necesidades de ambas ciudades.

El documento inédito firmado por el Presidente argentino Gral. Juan Domingo Perón es una clara muestra de la política ayudando a la integración de las ciudades de frontera y pone de manifiesto el hecho de dos ciudades hermanas separadas por un río pero unidas por un puente que se integran permanentemente en lo social y comercial.

El Documento escrito de puño y letra por Juan Domingo Perón rezaba:

Juan Perón

El intendente municipal de Uruguaiana Dr. D. Iris Walls está autorizado para importar de Paso de los Libres los abastecimientos necesarios y las autoridades de Paso de los Libres para importar de Uruguayana las mercaderías destinadas a satisfacer las necesidades locales.

Las autoridades aduaneras ejecutarán esta orden y recibirán oportunamente instrucciones más precisas.
Buenos Aires 28 nov. 1952
Juan Perón

El hallazgo de este documento pone como ya se dijo el espíritu de integración fronteriza y deja de lado cualquier tipo de hipótesis de conflicto con el país hermano, la importancia del mismo radica básicamente en el hecho de precisar claramente cuál era la intención del Plan de Integración político y comercial soñado por Perón, y que vio la luz hace pocos años con el Mercosur, bloque comercial al que se van sumando los distintos países latinoamericanos.

CORTE DEL PUENTE

El primer corte del puente se efectuó en 1948-49 lo efectúan Iriz Vals a la sazón intendente de Uruguayana, quien aprovechando su profunda amistad con Getulio Vargas y con el Gral Perón y ante las quejas continuas por el mal trato recibido por parte de la Gendarmería Nacional a las “pasadoras” o “farinheiras”, que eran quienes efectuaban el contrabando hormiga desde Paso de los Libres a Uruguayana, y por la detención de un automóvil brasileño, decide cortar el puente para lo cual engancha en su automóvil, un Fiat italiano, un cable de acero y alambre de púas y se dirige al puente invitando a la gente a que lo acompañe, uno de los primeros en acompañarlo fue Nelson Meneces, figura conocida de la sociedad uruguayanense, y al paso por las calles la gente lo fue siguiendo hasta el medio del puente en donde ante una multitud procedió a atravesar los cables y alambres entre las dos barandas del puente. Ante el hecho el Comandante Pintos de Gendarmería se constituye en forma inmediata en el lugar, llegando en una moto con sidecar en donde luego de intensas tratativas se libera nuevamente la vía internacional.

Luego de este incidente va a Buenos Aires el Dr. Raúl Valls, como emisario del Intendente brasileño, su propio hermano Iriz, a llevar la noticia de los problemas en el cruce del puente hasta el propio Presidente argentino, lo hace por medio del embajador del Brasil, Joao Batista Luzardo, quien informa inmediatamente de los sucesos a Juan Perón, resulta de lo cual la Gendarmería deja de custodiar el Puente Internacional responsabilidad que recae en la Prefectura Naval. El Comandante Pintos es trasladado a Ushuaia por orden superior.

A pesar de esta ser la versión que todo el mundo en esta frontera recuerda, existe la otra, la oficial, la cual responsabiliza el alejamiento de la Gendarmería Nacional del control de este paso, a investigaciones que se efectuaron por contrabando de automóviles en los cuales habría estado involucrado Juan Duarte, hermano de Evita, y que esa sería la razón del cambio de fuerza en la custodia del puente internacional.

A su vez también se generan acontecimientos en los cuales que según la versión del Sr. Getulio Valls, hijo del Iris Valls, llevaron a que el conflicto por el cierre del puente se considerara un conflicto internacional de envergadura y que llevó a que el Presidente de los argentinos Juan Domingo Perón visitara en Uruguayana al Intendente de dicha ciudad a fin de recomponer las relaciones.

Según esta versión el corte del puente se produjo debido a que una pasadora brasileña fue “chicoteada” por un gendarme y se detuvieran un vehículo de dicha nacionalidad, lo que determinó que se cortara el puente con alambre y se diera la orden de detener a todos los argentinos que se encontraban en Uruguayana, unos 35 ciudadanos, que fueron alojados en una unidad militar. La detención de los argentinos y el corte determinaron que se efectuaran diversas gestiones ante el presidente Perón, por parte de los brasileños, para reparar la afrenta que recibieron de este lado del puente y se podría enlazar con el viaje del Raúl Valls y Bautista Luzardo ante el ejecutivo argentino.

Ante los hechos el Gral. Perón invitó a Iriz Valls a una reunión en Bs. As., recibiendo como respuesta que el Intendente de Uruguayana atendía en la municipalidad en horario comercial, hecho que determinó que Perón se comunicara con su par brasileño Getulio Vargas quien intercedió ante su amigo Iriz valls, para que se encontrara con el presidente argentino en el medio del Puente Internacional, hecho que se concretó encontrándose los tres y manteniendo una reunión de más de tres horas.

Luego de dicha reunión se concluyó que:

1) El gendarme que fuera causante del agravio a la pasadora fuera entregado a la justicia brasileña para ser juzgado allí. Hecho que se consumó en el medio del puente donde se cambiaron al gendarme por los 36 argentinos detenidos en el Brasil. (Asi relata el hecho la historia oral, aunque no se pudo tener confirmación oficial del mismos)

2) En ese acto se firmó la carta de referencia de esta nota en donde el Presidente Perón autorizaba a la Municipalidad de Uruguayana a pasar por el puente toda la mercadería que fuera necesaria para su abastecimiento.

3) Luego Perón fue hasta la municipalidad brasileña en donde acertó algunos detalles con el intendente Iriz Valls.

4) A raíz de estos sucesos y la determinación del intendente de Uruguayana el defender a sus ciudadanos el Gral. Perón hizo entrega de una réplica del Sable Corvo de San Martín, siendo el único civil que tuvo dicho honor.

La amistad entre ambos políticos se profundizó al punto de mantener una fluida correspondencia y presentes al punto que se dice que Juan Domingo Perón fumaba cigarrillos brasileños que le enviaba Iriz Valls por intermedio del embajador Luzardo.

 

Foto: Peron y Evita en el corte de cintas de la inauguración del Puente Internacional Paso de los Libres-Uruguaiana/CorrienteshOY.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *