«

»

Ago 08

América Latina :Los jesuitas chilenos piden perdón a las víctimas de un sacerdote.

Aguapey.SANTIAGO.CHILE,08.08.2019.Tras seis meses de investigación, la Provincia chilena de la Compañía de Jesús anunció, el martes 30 de julio, que uno de sus miembros había cometido agresiones sexuales a 22 mujeres, entre 1960 y 2008.
Los jesuitas chilenos piden perdón y ofrecen apoyo económico a las víctimas.
Es poco decir que la Iglesia chilena se ha visto afectada, estos últimos años, por los escándalos de abusos sexuales. En mayo de 2018, todos los miembros del episcopado (32 obispos diocesanos y auxiliares) presentaron su dimisión al papa Francisco, tras el informe abrumador presentado por Mons. Charles Scicluna, el arzobispo de Malta encargado de una “misión especial” en este país de América del Sur en el que varios sacerdotes fueron acusados de agresiones sexuales.

Algo más de un año más tarde, y mientras que Fernando Karadima, con quien comenzó esta crisis chilena, fue expulsado del estado clerical el pasado mes de septiembre, sale a la luz un nuevo nombre: el padre Renato Poblete Barth. Ya muy conocido en Chile, donde fue el emblemático capellán de la fundación benéfica Hogar de Cristo, este jesuita fallecido en 2010 está acusado de agresiones sexuales a más de veinte mujeres.

22 mujeres víctimas

Después de seis meses de una investigación independiente dirigida por un abogado penalista de la Universidad de Chile, la Provincia chilena de la Compañía de Jesús publicó un comunicado, el martes 30 de julio, detallando los resultados de esta investigación durante la cual se interrogó a, aproximadamente, cien personas. También se analizaron documentos y se inspeccionaron algunos lugares.

La investigación comenzó el pasado mes de enero, después de que una primera víctima, Marcela Aranda, denunciara las violaciones y los abortos forzados que le hizo sufrir el padre Renato Poblete cuando era menor. Además, a lo largo de estos seis meses de investigación, otras 21 mujeres también declararon haber sufrido agresiones sexuales entre 1960 y 2008. Incluyendo a Marcela Aranda, cuatro tenían menos de 18 años en el momento de los hechos.

“La investigación consideró que todos los testimonios eran plausibles y creíbles”, se informa en el comunicado de los jesuitas chilenos.

¿Hubo encubrimiento?

¿Es posible que algunos miembros de la Compañía tuvieran conocimiento del comportamiento de este sacerdote y evitaran denunciarlo? “La investigación recogió diversos antecedentes dan cuenta de que “existió un número significativo de personas, jesuitas y laicos, que tuvieron alguna información de comportamientos inadecuados del sacerdote Renato Poblete Barth”, confirma el comunicado.

Informaciones relacionadas con “comportamientos inadecuados”, efectivamente, pero no relacionadas con “abuso de menores, violaciones ni abortos”, aseguran los jesuitas en su comunicado. Ninguna víctima señaló haber informado sobre este tipo de delitos a un jesuita. El abogado que realizó la investigación, según se afirma en el comunicado, “no acreditó la existencia de encubrimiento, tal como se lo entienden comúnmente en el ordenamiento jurídico chileno”.

Para Óscar Contardo, un periodista chileno que ha investigado sobre la violencia de género en la Iglesia, sostiene, por el contrario, que el sacerdote fue definitivamente protegido y que la Congregación intenta ahora limpiar la imagen de la institución. Eso es lo que afirmaba el 31 de julio en RFI. “Han actuado solo cuando se han visto acorralados, cuando Marcela Aranda habló en los medios”.

“Estamos avergonzados”

El comunicado de la Provincia de Chile de la Compañía de Jesús termina con cuatro párrafos de excusas insistentes. “No solo en este caso sino también en otros casos de abusos, fallamos en reaccionar con decisión, diligencia y eficacia ante las noticias, informaciones o señales preocupantes”. Y más adelante: “Nos avergüenza y nos desgarra saber que hay personas a las que hemos dañado”.

Los jesuitas chilenos ofrecen, además, una ayuda económica para financiar los tratamientos terapéuticos de las víctimas que lo hayan solicitado. Se comprometen también a poner en conocimiento de la Fiscalía, “en los próximos días”, los antecedentes de la investigación que permitirán al Ministerio Público pronunciarse sobre la existencia de un encubrimiento por parte de la Compañía.MélinéeLePriol.LaCroix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *