«

»

Ago 30

Caso Irupé: Familiares pidieron justicia frente al Juzgado

Aguapey.Corrientes,30.08.2016.Familiares de la joven Irupé Acevedo, que falleció en enero de 2015 tras un caso de presunta mala praxis, se concentraron esta mañana en la esquina de Pellegrini y San Juan, a metros de los Tribunales, pidiendo justicia. Lourdes Rojas, mamá la Irupé, expresó: “hace 18 meses que comenzamos la causa por el fallecimiento de Irupé y no tenemos las respuestas que queremos”. La joven falleció sobre la mesa de operaciones en una clínica privada. La causa, un shock anafiláctico seguido de paro respiratorio.

Lourdes Rojas, mamá la Irupé, expresó “hace 18 meses que comenzamos la causa por el fallecimiento de Irupé y no tenemos las respuestas que queremos de la justica, hubieron casos que ya están en juico oral y la causa de Irupé nada. Soy consciente de que los juzgados tiene muchas causas, pero necesito más celeridad”.

“La carátula es supuesta muerte por mala praxis o muerte dudosa por mala praxis queremos dilucidar qué pasó con Irupé en el quirófano, queremos justicia”, manifestó.

“La doctora que la operó forma parte de una cátedra del la facultad de Medicina”, mencionó.

El caso

Irupé Acevedo tenía 20 años cuando ingresó al quirófano el pasado 30 de enero para someterse a una sencilla cirugía de amígdalas. Sin embargo, la joven falleció sobre la mesa de operaciones en una clínica privada ubicada por calle Quintana. La causa, un shock anafiláctico seguido de paro respiratorio.

En diciembre del 2014 la joven inició sus tratamientos por un dolor de garganta, al cual diagnosticaron como un problema en las amígdalas que debía ser tratado con cirugía. Luego, fue de vacaciones con su familia a Brasil. Al regreso, le pidió a su mamá que gestione la intervención quirúrgica, considerada de rutina, ya que debía preparar sus exámenes finales de marzo. Cursaba el 4º año de la Licenciatura en Comercio Exterior y quería ir a Buenos Aires para continuar con una carrera diplomática.

El 26 de enero es atendida por la médica y programan la cirugía para el 30 de ese mes a las 7,30 en la clínica privada. La madre, según contó, abonó de manera particular los honorarios del equipo médico y la internación. Además, solicitó la incorporación de un cardiólogo.

Cerca de las 11,40, la joven ingresó a la sala de operaciones. La madre suponía que se trataría de una operación de media hora, sin embargo, a los pocos minutos de su ingreso, escuchó a la médica quien le informó su hija había sufrido un paro. “‘No llegué a operarla. Su hija tiene un paro’”, me dijo la médica. “Tenemos que compensarla para llevarla al Cardiológico”, añadió.
Rojas considera que se trató de mala praxis, ya que no se habrían realizado los estudios correspondientes para determinar si la joven era alérgica alguna sustancia, entre ellas, corticoide o anestesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *