«

»

Abr 23

Cerca de 400.000 muertos y contando

ES EL COSTO HUMANO DEL CONFLICTO ARMADO EN SIRIA, SEGUN EL MEDIADOR DE LA ONU

Aguapey.Damasco.Siria,23.04.2016.“Las partes tienen una urgencia honesta en intentar lograr un acuerdo histórico”, aseguró el enviado especial de la ONU en Ginebra, donde se desarrollan las negociaciones entre los sirios.

Las partes beligerantes en Siria tienen voluntad de alcanzar un acuerdo que ponga fin a una guerra que dura más de cinco años y ha causado 400.000 muertos porque no ven posible un triunfo militar, afirmó ayer el mediador de la ONU, Staffan de Mistura. “Las partes tienen una urgencia honesta en intentar y lograr un acuerdo histórico”, aseguró el enviado especial de la ONU en una rueda de prensa en Ginebra, donde se desarrolla la tercera ronda de conversaciones entre los sirios.

De Mistura hizo estas declaraciones pese a la marcha entre jueves y viernes de la mayoría de los componentes de la delegación opositora, que decidió suspender su participación en las conversaciones en protesta por las infracciones del régimen a la tregua, vigente desde febrero, y la falta de acceso humanitario a áreas sitiadas militarmente.

El mediador explicó que ambos bandos desean un acuerdo por dos razones. “La primera es que todos están de acuerdo en una decisión que no es fácil, que es hablar sólo de transición política. La segunda es que hay una clara sensación entre las partes de que ninguno de ellos obtendrá una victoria militar y que es tiempo de hablar”, precisó.

No obstante, reconoció que para impulsar el diálogo se necesita del empuje de la veintena de países que forman el Grupo Internacional de Apoyo para Siria, coordinado por Estados Unidos, Rusia y la ONU. “Ciertamente necesitamos una nueva reunión del Grupo de Apoyo a nivel ministerial porque una mesa de tres patas es siempre frágil, por definición”, consideró.

Una de las patas de las negociaciones será un avance en el reparto de ayuda humanitaria, mientras que la segunda sería un reforzamiento del cese de las hostilidades y la tercera, la cuestión de la transición política. A su juicio, cuando uno de estos tres factores está en dificultades se puede solucionar, pero cuando los tres lo están se requiere que el resto de países involucrado en el conflicto intervengan.

En los últimos días “se han detectado tendencias preocupantes sobre el terreno”, subrayó De Mistura, en referencia a las infracciones del alto el fuego. No obstante, destacó que la tregua sigue en efecto y que ninguna de las partes ha renunciado a ella o la ha deslegitimado, “pero está en grandes problemas si no se actúa rápidamente”.

El cumplimiento del alto el fuego es vital para la continuación del diálogo, ya que es uno de los motivos principales por los que la oposición resolvió el lunes pasado posponer su participación formal en el mismo. Pese a esta decisión, De Mistura reveló que desde entonces han mantenido reuniones “profundas de tipo técnico” con los opositores, lo que le ha permitido obtener un mejor entendimiento sobre su visión de una transición política, en la que la oposición aboga por la creación de un órgano de gobierno interino. Mientras, con la delegación gubernamental, que se espera que permanezca en Ginebra hasta el día 27, el enviado especial ha tratado de conocer más a fondo su propuesta de constituir “un gobierno de base amplia”.

“Queremos saber si esto va a ser cosmético o real y cómo va a ser para la oposición”, indicó. Sea como fuere, el conflicto sirio ha causado ya en sus cinco años unos 400.000 muertos, según su “propio análisis” dijo De Mistura. Precisó que sus estimaciones se basan en la cifra de fallecidos directos en combates o ataques, a las que se sumarían los heridos que perdieron la vida posteriormente, y los que han perecido por falta de atención médica y los desaparecidos. “Creo que no estamos lejos de los 400.000 muertos”, afirmó. “No tengo pruebas de ello, creo que nadie las puede tener, pero creo que no se puede seguir hablando de 250.000 muertos”, dijo el diplomático sueco-italiano.

Mientras el proceso sigue hasta el miércoles, un grupo de “seis o siete personas” de la delegación opositora se quedará en Ginebra sin tomar parte en las negociaciones, confirmó a EFE el portavoz de la opositora Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), Monzer Majús. “Hoy no hemos mantenido ninguna consulta con ningún representante de la ONU, ni tampoco está previsto durante el fin de semana”, indicó Majús, quien descartó una posible reincorporación de la delegación de la oposición a las conversaciones antes del término de su tercera ronda. Por su parte, se espera que la delegación del gobierno se reúna de nuevo con De Mistura el próximo lunes en la sede de la ONU, tras la sesión que mantuvieron ayer y en la que abordaron el acceso humanitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *