«

»

Mar 28

Chile: El Papa acepta la dimisión del cardenal chileno Ezzati.

Aguapey.VATICANO,28.03.2019.El papa Francisco ha aceptado la dimisión del cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago de Chile. Se trata de la octava aceptada por Roma desde la dimisión en bloque de los obispos chilenos en 2018.
Una nueva dimisión en el más alto nivel de la jerarquía católica. El papa Francisco aceptó, el sábado 23 de marzo, la dimisión del arzobispo de Santiago de Chile, el cardenal Ricardo Ezzati.

Nombrado cardenal en 2014, presidente de la Conferencia Episcopal de Chile de 2010 a 2016, este último presentó su dimisión con el conjunto del episcopado chileno en mayo de 2018. Con 77 años, ya había superado la edad de jubilación, establecida en 75 años.

Actuaciones judiciales contra el arzobispo

El Vaticano no ha detallado las razones de esta decisión. Tiene lugar, sin embargo, tan solo unas horas después de que la Corte de Apelaciones de Santiago de Chile anunciara actuaciones judiciales contra el arzobispo, por encubrimiento de agresiones sexuales a menores. El cardenal Ezzati deberá responder a tres casos, entre ellos el encubrimiento de una violación cometida por un sacerdote en las instalaciones de la catedral.

Estas acusaciones de encubrimiento de abusos condujeron a la Comisión de Derechos Humanos del Senado, el pasado 9 de enero, a privar al cardenal de la nacionalidad chilena. Nacionalidad que, este religioso de origen italiano, obtuvo en 2006 por su contribución en cuestiones de educación y de ayuda a los más necesitados.

Un administrador apostólico nombrado

Mientras elige a su sucesor, el Papa ha nombrado administrador apostólico “sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis” (hasta nueva orden) a un capuchino español residente en Chile desde 1983, Mons. Celestino Aós Braco, hasta ahora obispo de Copiapó.

La justicia chilena está gestionando actualmente más de cien investigaciones por hechos de agresiones sexuales cometidas o encubiertas en la Iglesia católica. Estas implicarían a más de 150 personas, entre ellas siete obispos y más de 100 sacerdotes así como diáconos, laicos y religiosos no sacerdotes. El número de víctimas en estos casos se eleva, según las últimas cifras, a 178, entre ellas 79 menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *