«

»

Mar 03

Clorinda: Mató a un delincuente en defensa propia y hoy vive un calvario

Aguapey.Clorinda.Formosa,03.03.2017.“Vivimos una tragedia. Mi padre está golpeado y preso, y se salvó porque no era su hora… el delincuente accionó el arma y el disparo no salió. En el forcejeo se defendió y un tiro mató al ladrón”, contó Raúl Mendoza, colega y excompañero de La Dos, que vive –con su familia- el calvario de una situación inesperada. El padre de Raúl, del mismo nombre, es cambista y fue asaltado por dos delincuentes de frondoso prontuario. El muerto cayó preso unas 15 veces 
El colega Raúl Mendoza, escribió lo siguiente en su muro de Facebook, respecto a lo ocurrido:
 
Hubiese querido no tener que escribir estas líneas, pero la confusión sobre la tragedia en la que quedó envuelta mi familia lo amerita. Mi padre es un hombre que vive hace más de 40 años en la ciudad de Clorinda y siempre dignificó su vida trabajando. Hace poco más de cuatro años lo hace de cambista, trabajando de corrido por más de 16 horas.
Él eligió vivir dignamente.
Como todos saben el miércoles 1 de marzo dos personas armadas y en motocicleta intentaron asaltarlo.
Por instinto, y quizás porque defendía el pan de su familia, mi viejo se resistió y fue golpeado por uno de los delincuentes que percutó tres veces su arma.
El que hoy esté con vida es obra de DIOS porque el ladrón, escondido tras pasamontañas y guantes, estaba dispuesto a matarlo: mi padre no murió porque las balas no salieron.
En el forcejeo con el delincuente, una bala impacto de frente en la parte lateral izquierda de su cuerpo y el delincuente salió a correr, pero terminó desplomándose unos metros más allá.
El disparo no fue artero como se intenta hacer ver por parte de quienes defienden esta forma de vida. Entiendo el dolor de la familia, pero no justifico sus actos. Conocido es su extensísimo prontuario y sus vínculos con casos delictivos resonantes en nuestra ciudad que es chica y en la que todos sabemos quién es quién.
Mi padre no es un justiciero. Fue una víctima de tener que elegir entre vivir y morir sin buscarlo: simplemente se encontró en una milésima de segundo en el dilema existencial de preservar su vida y actuó en consecuencia.
Este hecho debería llevarnos a reflexionar sobre cómo la inseguridad, el flagelo de la droga y el frágil sistema penal atentan contra las personas que quieren vivir dignamente y en libertad. 
En las redes sociales se leen cosas como que fue un “accidente laboral” y están los que reivindican la delincuencia. Como si robar fuera un trabajo.
En rigor de verdad: un hombre que eligió el camino del trabajo y el sacrificio se vio expuesto en un hecho de violencia por la irresponsabilidad manifiesta de otro que eligió el camino fácil de la ilegalidad.
Y ahora debe cargar mi padre con la pena que significa haber actuado en defensa propia para salvar su vida, pena que jamás mostró el delincuente decidido a atentar contra una vida para lograr satisfacer su codicia.
Queremos agradecer el infinito apoyo de la comunidad que recibió nuestra familia. Esta tragedia nos duele, nos golpea, pero nos va seguir manteniendo unidos, porque creemos en el trabajo digno y damos ejemplo con nuestras acciones.
No olvidemos que son las acciones las que definen a los hombres.
Raul Mendoza (hijo)/RadioDos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *