«

»

Oct 06

Colombi se enojo con un periodista en Goya

Aguapey.Goya,06.2016.El gobernador Ricardo Colombi echó ayer a un periodista del club Agda de Goya, en pleno acto por la entrega de 100 viviendas a la CGT. Antes lo reprendió públicamente, por una nota publicada por el medio en que trabaja. Supuestamente lo vincularon (políticamente) con el robo al Municipio de Santa Lucía. Es que el mandatario correntino no soporta una afrenta que ponga duda su moral. Sin embargo, vive rompiendo sus promesas y faltando a su palabra.

Su discurso siempre es contradictorio. Sin ir más lejos, este año amagó con no presentar el proyecto de reforma constitucional luego de que el Congreso del PJ expresara un contundente “no” a su re-re elección. Una semana después, la presentó de igual modo. Y hay más, un año antes, en febrero de 2015, negó siquiera la idea de presentar tal proyecto. “Ya lo dije. Fuí claro. No sé quién está hablando de una reforma. Desconozco ese tema. Al tiempo que rogaba, “tienen que tener en cuenta lo que siento y pienso…mis palabras son las que valen”.

Sus promesas son igual de nulas. Colombi bate record en proponer soluciones que casi nunca llegan o tardan demasiado. En el caso de las viviendas que entregó ayer, pasaron cinco años y ocho meses desde la firma del convenio (febrero de 2011). Y cerró el acto, valga la redundancia, con la promesa, de construir otras 250. Aunque, esta vez será dificil calcular la fecha de entrega.

La promesa, es un constante recurso en sus campañas. Muchas veces incluye la firma de convenios que también son olvidados. Por ejemplo, la fábrica de Coca Cola que tanto anunció antes de su re-elección, sigue hasta hoy en la nada. La empresa Arca Continental (Sudamérica), que debía construirla, expresa en su página oficial. “Hay 14 plantas productivas de las cuáles 11 están ubicadas en Ecuador y Perú y 3 en Argentina, en: Salta, Tucumán y Formosa”.

Otro caso. En Santa Lucía, Colombi prometió construir un nuevo hospital, y no cumplió. Lo hizo en 2013, durante la intendencia del radical y actual diputado provincial Mario Cordero. En Paso de los Libres, en tanto, los vecinos siguen esperando en vano, la promesa de reactivación del aeropuerto y otras obras. Allí sí se concretó un nuevo nosocomio, de modernos equipamiento e instalaciones, aunque hasta hoy no funciona, por falta de médicos.

En el caso de rutas provinciales, la 24, que une Mariano I. Loza y Goya; o la 126 Curuzú-Sauce, presentan tal deterioro que son, como mínimo, irreparables. Pero, tampoco hubo arreglos departe del Ejecutivo este año. Solo esporádicas promesas del Gobierno Nacional.

Ni hablar de la ruta 40, de Mercedes a colonia Carlos Pellegrini. Aquel centro de ineterés turístico internacional, suele quedar frecuentemente aislado en cuanto caen lluvias o lloviznas. Esta no solo fue una promesa de campaña de Ricardo Colombi sino que es un escándalo político-económico que merece un informe aparte. Solo basta decir que, de acuerdo a los balances oficiales, desde que volvió al poder Colombi, en 2009, se invirtieron millones ($253.344.101) para repararla y repavimentarla. Sin embargo, por tramos, la gente no puede transitar ni de a caballo.

Colombi tampoco cumplió con la promesa de instalar un gasoducto en Corrientes. El compromiso de extender la red de gas desde Colonia Libertad hasta las principales ciudades del sur: Paso de los Libres, Curuzú, Monte Caseros, Mercedes, Goya, apenas fue una vaguedad. Incluso la estación de rebaje de presión, instalada en Curuzú no progresa. Cuando “debería estar funcionando desde ‘fi­nes del 2015′”, según aseguó el primer mandatario.

La lista de promesas inclumplidas continua. El compromiso de aumentar un punto extra de coparticipación por año a los Municipios, tampoco se cumplió. Solo duro 3 períodos hasta 2013. Luego, ante el pase de factura de los legisladores, el Gobierno improvisó la entrega del valor punto, pero como fondo específico para obras. Un claro condicionamiento a los jefes comunales.

Es más, el radical mercedeño, también le falla a sus aliados (temporales). Hasta el ex gobernador Raúl Rolando “Tato” Romero Feris, se quejó hace unas semanas de las mentiras de Ricardo: “Colombi y (Sergio) Flinta habían prometido resolver mi situación judicial y nunca lo hicieron”, dijo en una entrevista. Lo mismo sucede con la cuestión salarial docentes, policías, médicos y otros. Cada año el Gobierno promete mejoras sustanciales que casi siempre terminan subas mínimas bien excusadas. En octubre 2015 por ejemplo Colombi logró que se levante un acampe policial en plaza 25 de Mayo con una promesa: “ir modificando los ítems que no llegaban a los efectivos jubilados. Sin embargo hasta hoy, persisten los reclamos.

Y así, Colombi sigue faltando a su palabra en sus casi 11 años de gobierno. Podemos mencionar por ejemplo escuelas que nunca se hicieron; puertos, como el de Bella Vista, Itá Ibaté o Lavalle (este último prometido a productores arroceros en 2012). Viviendas. Para: Esquina (150); Monte Caseros (200); Curuzú Cuatiá (170); Bella Vista (150); otras 200 casas para Santo Tomé y Virasoro respectivamente y otras localidades en sala de espera.

Según indicó el interventor del Invico, Bernardo Rogríguez, el presidente Mauricio Macri también es “promesero” y anunció en 2015 unas 10 mil viviendas para Corrientes. Por eso, el “anhelo” de Rodriguez (¿y Colombi?) era entregar para fines de este año, unas 6 mil casas. Tarea por cierto, dificil de cumplir, incluso de aquí a los 13 meses que le restan de mandato./TN Goya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *