«

»

Sep 22

Condenaron a 15 años de cárcel a pastor evangelista por el abuso de una niña

Aguapey.Paso de los Libres,21.09.2016Un pastor de una congregación evangelista de la localidad de Paso de los Libres fue condenado a la pena de 15 años de prisión por el abuso sexual con acceso carnal en forma reiterada de una niña de 11 años, quien era asidua concurrente a la iglesia como fiel seguidora y practicante de la religión, informaron ayer fuentes judiciales.

Se probó en el juicio que la víctima de 11 años fue violada por el religioso en tres oportunidades. La menor era asidua concurrente al templo.

La condena recayó sobre C.E.S., de 51 años, quien al momento de los hechos denunciados -ocurridos durante el transcurso de agosto, septiembre y octubre del 2010- oficiaba de pastor de la iglesia evangélica denominada “Ríos de Aguas Vivas”, ubicada en inmediaciones del barrio Caá Guazú de la ciudad fronteriza. El Tribunal Oral Penal de la cuarta circunscripción judicial, integrado por los jueces Marcelo Pardo -presidente del plenario-, Marcelo Fleitas y Gustavo Ifrán, hallaron al religioso autor penalmente responsable del delito de abuso sexual agravado por el acceso carnal calificado por la calidad del sujeto activo como ministro de un culto, en tres hechos, en la modalidad de delito continuado. El calvario de la niña -que hoy tiene 17 años- comenzó junto con el inicio de tareas de limpieza en el templo, por expreso pedido del pastor a la madre de la víctima. “Era temporada invernal y como en el horario que mi hija concurría a realizar la limpieza, a las 7, aún estaba oscuro, yo la acompañaba hasta la puerta de la iglesia y luego volvía a mi domicilio. Mi hija en un determinado momento comenzó a no querer concurrir más a la iglesia, ni al culto, ni a realizar la limpieza, llegando incluso a llorar y a ponerse muy mal cada vez que le decía o sabía que debía concurrir a la iglesia. Mi hija comenzó a tener comportamientos o actitudes distintas, tal es así que en ocasiones se quedaba sola encerrada en su habitación, llorando, no queriendo salir o se la veía muy angustiada”, había relatado ante las autoridades judiciales la madre de la niña y denunciante en la causa. La mujer contó que los hechos de violación los descubrió dos años después cuando por un problema de salud en los genitales de la menor había decidido llevarla a una ginecóloga. Fue en ese momento cuando la niña, en ese momento con 13 años de edad, se quebró ante la profesional médica (ver aparte). La fiscalía y la querella probaron los tres hechos: el primero, en una de las habitaciones de la casa de una señora identificada como E.H., también parte de la congregación, en el barrio 255 Viviendas, la misma zona urbana en donde se hallaba el templo. Allí, victimario y víctima se hallaban solos; el segundo fue en el local comercial tipo kiosco, propiedad de la misma señora. El pastor aprovechando que se hallaba solo con la niña, la accede carnalmente, al tiempo que le ordenaba que le practicara sexo oral; y el tercero fue en el domicilio de E.H. El condenado llegó a juicio en libertad, y según las fuentes, permanecerá con ese beneficio hasta que el Superior Tribunal de Justicia de Corrientes trate las impugnaciones defensivas y se expida al respecto del fallo en favor o en contra del enrostrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *