«

»

Oct 28

Condenaron a un año de prisión en suspenso a un efectivo policial

Aguapey.Corrientes,28.10.2016.El Tribunal Oral Penal N° 2 condenó a Sergio Daniel Vega, integrante de la fuerza policial, a la pena de un año de prisión en suspenso por hallarlo penalmente responsable del delito de apremios ilegales.
El Tribunal Oral Penal N° 2 dictó la sentencia Nº 113 por la cual se condenó a Sergio Daniel Vega, integrante de la fuerza policial, a la pena de prisión en suspenso en su carácter de autor penalmente responsable del delito de apremios ilegales, acorde a lo requerido por la Fiscalía del Tribunal, teniendo en cuenta la falta de antecedentes y que ha estado a derecho durante todo el proceso.
 
La doctora María Elisa Morilla en su carácter de Presiente del debate y los doctores Juan José Cochia y Ariel Héctor Gustavo Azcona como Vocales, consideraron acreditado el hecho ocurrido en la tarde del 17 de octubre de 2010, cuando la víctima esperaba a un grupo de amigos entre ocho y diez personas para ir a jugar al futbol en un cancha improvisada ubicada detrás de la Comisaría Décimo Octava del Barrio 17 de Agosto.
 
Por el lugar pasó la camioneta policial 797 de esa Comisaría, que lo hacía lentamente mirándolos y aparentemente reconocieron al denunciante, porque hasta la semana anterior su hermano se encontraba alojado en dicha Comisaría.
 
El móvil continuó su marcha, dió la vuelta y los alcanzó, indicándoles que fueran todos contra la pared, y aunque todos obedecieron el personal policial se dirigió únicamente a su persona y le revisó los bolsillos. Al ser preguntados sobre que hacían en el lugar, uno respondió que iban a jugar a la pelota, cuando de inmediato le espetaron  “cuando le vas a ir a ver a tu hermano”. Sin  contestar, llamaron aparte a la víctima y dos efectivos le expresaron “vos estas en deuda con la Comisaría porque tiraste la comida” (en relación a que el día viernes anterior hubo un mal entendido y un policía de apellido Vega de esa dependencia lo corrió, por lo que tuvo que soltar la comida).
 
En el procedimiento estaba el mismo funcionario policial junto a otro no individualizado, lo empujaron al suelo y entre los dos comenzaron a pegarle en todo el cuerpo con patadas y golpes de puño, en el rostro, estómago y pierna. Uno de estos policías le arrancó dos aros que tenía en la oreja derecha, le sacó su billetera.
 
El policía que se guardó la billetera era Vega, quien se dirigió al móvil mientras el otro policía lo seguía golpeando. La víctima sostuvo pudo salir corriendo del lugar y escuchar que uno de los policías cargó el arma pero no efectuó disparo alguno, mientras el otro a través de su radio pedía apoyo. Al llegar a su casa ensangrentado, su padre fue a la Comisaría a preguntar qué había pasado pero no le dieron ninguna información.
 
El informe médico practicado el mismo día acreditó que la víctima presentaba herida contusa de 1cm en región labial inferior izquierda, equimosis pauperal inferior de ojo izquierdo de 1,2cm de diámetro, equimosis en mentón de 2x3cm, eritema malar derecho de 2cm aproximadamente, escoriación de 1cm y edema de pabellón auricular derecho, placa equimótica de 2x10cm en cara anterior de hombro derecho, placa eritematosa y equimosis de 1x2cm en región anterior del tórax tercio superior, equimosis en región anterior del hombro izquierdo de 2x10cm, equimosis de 6x2cm en región costal izquierda tercio inferior, equimosis de 2x2cm en región posterior de hombro derecho, equimosis de 4x8cm en pierna derecha cara posterior tercio superior, por o contra objeto romo y duro, sin signos ni síntomas de estado de alcoholización.
 
La Sentencia se encuentra firme, al no haberse planteado recursos contra la misma una vez vencido el plazo procesal respectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *