«

»

Jun 04

Conflicto en el SOMU de Corrientes.

Aguapey.Corrientes,04.06.2016.La comisión directiva del Somu impidió el ingreso de figu­ras extrañas.

El conflicto del Sindicato de Obreros Marítimos Uni­dos (Somu) se trasladó im­pensadamente a estas costas, donde todo se venía desarro­llando con normalidad pese a la intervención que la Justicia dispuso a la sede central de la entidad sindical. Ayer hubo un escarceo en la puerta de la sede local, ubicada en la ca­lle Caá Guazú, en la zona del Parque Mitre, donde dos per­sonas, invocando una repre­sentación que no pudieron probar intentaron tomar el control de la filial Corrientes. Los miembros de la comisión directiva, que encabeza Juan Nicolás Fuentes y que fue electa por el voto de los afi­liados, se resistieron a lo que consideran “una ocupación ilegal”.

El episodio se produjo en horas de la mañana en me­dio de un fuerte despliegue policial. Llamó la atención la movilización de la Policía de Alto Riesgo, además de un puñado de patrulleros que formaron un cordón en la zona donde se constituyeron tres comisarios. “Aparente­mente el Gobierno provin­cial está interesado en seguir de cerca lo que sucede en el sindicato de los trabajadores marítimos”, dijo a este diario una fuente sindical.

Todo comenzó cuando dos personas, identificadas como Diego Macías y Griselda Ve­rón, se presentaron con un grupo en la sede del Somu con la intención de hacerse cargo en calidad de “delega­dos”. Dicen que tenían la re­presentación de la diputada nacional Gladys González (PRO), integrante del triun­virato que la Justicia Federal puso al frente de la interven­ción del organismo.

“El punto es que no pre­sentaron ningún papel, no tenían documento que pro­bara que ellos son lo que di­cen ser”, explicó Juan Fuen­tes en diálogo con NORTE de Corrientes. “Sin mandato del triunvirato no son delega­dos, son usurpadores”, argu­mentó el secretario general que renovó su mandato al frente del Somu Corrientes a principio de este año.

En el sindicato consideran que se trata de una jugada política interna; los auto­denominados “delegados” Macías y Verón estarían cer­canos a una línea interna que compitió con Fuentes por el poder del organismo. Más extraño resulta el hecho de que la semana anterior, la diputada González (una de las interventoras) estuvo en Corrientes y le dijo a Fuentes que respetarían su continui­dad, pero que pondría a al­gunos delegados con los que tendría que trabajar en forma conjunta. Ayer aparecieron dos “enviados” pero no traían ningún mandato.

“Creo que alguien se cortó solo y quiso hacer su jugada, o los presuntos delegados o la diputada González, a cual­quiera de las dos partes le de­cimos que vamos a ser respe­tuosos de la ley, pero tienen que venir con papeles que acrediten su condición. La in­tervención es un triunvirato, no pueden tomar decisiones individuales”, dijo Fuentes, quien cuenta con el asesora­miento del abogado Leiva.

El Somu nacional fue in­tervenido en febrero de este año por presuntas irregula­ridades en el manejo de los fondos internos y su relación con el gobierno kirchnerista. El sindicato era dirigido, a rienda corta, por el correnti­no Enrique Omar “Caballo” Suárez, quien fue desplazado de la conducción y actual­mente está procesado./diario Norte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *