«

»

Dic 04

Continúan los procedimientos en el marco de la causa Sapucay: Detuvieron en Resistencia a un ex secretario de juzgado federal de Corrientes.

Aguapey.RESISTENCIA.CHACO,04.12.2018.Se realizó esta mañana en la capital del Chaco, un allanamiento al inmueble del ex secretario del juzgado federal Nº1 de Corrientes, Pablo Molina, ubicado por la calle Obligado. Es por la causa Sapucay y su presunta protección a narcotraficantes. El operativo lo realizó personal del Escuadrón 51 de Gendarmería por orden del juez de Comodoro Py, Sergio Torres, según anticiparon fuentes de la investigació

El procedimiento de los gendarmes en el domicilio de Obligado, de Molina en Resistencia, responde a la causa por narcotráfico Sapucay, destapada en Itatí en marzo de 2017 y por la que están presos el ex intendente Roger Terán, el ex viceintendente Fabio Aquino, el ex comisario Osvaldo Ocampos y varios más.

Las pesquisas buscan demostrar la connivencia no solamente en el poder político y de las fuerzas de seguridad, sino también en la justicia federal de Corrientes.

Molina (hijo de un ex integrante del Superior Tribunal de Justicia del Chaco) que fue separado de su cargo de secretario del juzgado federal 1 de Corrientes, a cargo de Carlos Soto Dávila, está sospechado de darles protección y favorecer a los narcotraficantes, delito del que también se presume cometía el propio juez Soto Dávila.

Aquel 3 de marzo del año pasado, fueron 47 allanamientos ordenados por el juez Sergio Torres, de los cuales 32 se hicieron en la localidad correntina de 8 mil habitantes.

El comienzo del escandaloso suceso, lo marca Mariela Terán, hija de Terán y de su esposo Roberto Piris.

Una semana después le tocó el turno a Hernán Aquino, hermano del viceintendente, y a Vanesa Sosa, hermana de la concejal Marcelina Sosa. Mariela Terán fue detenida con 180 kilos de marihuana. Hernán Aquino tenía casi media tonelada encima cuando lo capturaron.

Al hermano del viceintendente, ya lo habían detenido- tres veces en los últimos 11 meses- con marihuana.

Sin embargo, estos procedimientos fueron consecuencia de causas que habían quedado dormidas en la cuestionada Justicia Federal correntina y todos se habrían beneficiado por rápidas excarcelaciones otorgadas por el juez Carlos Soto Dávila y por su secretario Pablo Molina, que en la mañana de este martes fue apresado por los gendarmes en su domicilio de Resistencia.diarioNorteChaco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *