«

»

Nov 16

Corrientes. Cientos de usuarios perjudicados por el paro del transporte urbano.

Aguapey.CORRIENTES,16.11.2018. El paro sorpresivo de los choferes de colectivos, que pertenecen al grupo Ersa, generó malhumor en miles de usuarios que debía ir a trabajar o a sus actividades escolares. Mucha gente desde temprano se aglomeró en las paradas sin saber que cerca de las 8 de ayer la salida de los galpones de la empresa de transporte había sido bloqueada y muchos quedaron varados.

Norte de Corrientes recorrió las paradas y consultó a los usuarios, quienes manifestaron su malestar y su disconformidad con la medida de fuerza y con el nuevo aumento del boleto, cuya primera lectura ya fue aprobada en el Concejo Deliberante (más información en página 6). Algunos pasajeros se trasladaron en remís, otros se juntaron entre varios en el automóvil de un conocido para poder trasldarse hasta sus lugares de trabajo o bien para regresar a sus casas.

La situación fue crítica porque el paro fue casi total, ya que sólo funcionaron las líneas 101, 110 de la Empresa Miramar y la 11, interurbana, de la firma Santa Ana de los Guácaras. Todos los colectivos del grupo Ersa no salieron, ya que el playón de los galpones de Ersa fue ocupado por los trabajadores autoconvocados. Desde temprano, muchos usuarios esperaron durante horas el transporte público, cuyos empleados interrumpieron el servicio de manera total y no permitían que entraran ni salieran los colectivos. A diferencia de otras medidas de fuerza, en esta oportunidad todos los trabajadores del grupo Ersa decidieron unirse y salir a reclamar mejores condiciones laborales y el aumento salarial para quedar en la escala que les corresponde. “Vivo en el barrio Pirayuí y soy comerciante, a nosotros nos descuentan el día si no venimos a trabajar, es decir que cuando hay paro nos perjudican muchísimo porque no tenemos cómo movernos hasta el centro. En mi caso esperé a que nos juntemos varias personas que vamos al mismo barrio para pagar entre todos el viaje hasta allá”, resaltó una comerciante.

Y agregó:El viaje hasta el Pirayuí nos sale más de $300 y no tenemos de dónde sacar ese dinero para pagarlo. Otra usuaria dijo que tenía turno con el médico y no podía perderlo porque ante la cantidad de pacientes les dan turnos con dos o tres semanas de retraso.”Me trajo un vecino hasta el centro en su vehículo y a la vuelta tengo que volver a contactarme para ver si puedo regresar con él nuevamente al Barrio Nuevo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *