«

»

Feb 14

Corrientes es carnaval, de punta a punta en el Litoral argentino.

Aguapey.Santo Tomé,14.02.2017.Otra de las ciudades que se caracteriza por el esplendor de sus comparsas es la llamada “capital del ritmo”, donde Essa Coma, Colón, Turma Do Fon Fon, Ipanema y Marabú hicieron vibrar a unos 8 mil espectadores en la segunda noche.

Los amantes del carnaval deseaban su regreso y esta vez esperaban ansiosos la segunda noche, la del sábado, en la avenida Parque Corsódromo, donde unas 8 mil personas, aunque sólo se vendieron 4.519 entradas, se congregaron para disfrutar del desfile de bailarinas, batucadas, carros y enredos.
Al palco oficial asistieron el intendente, Víctor Giraud, su familia y gran parte del Gabinete municipal, quienes acompañaron a los comparseros.
La velada comenzó con el ingreso de Essa Coma, la agrupación de percusión que participa sin competir. Luego hizo su ingreso la comparsa Colón, desplegando su simpatía con su tema “10 años de carnaval”, en referencia al número redondo de la creación de la comparsa mayor, ya que Coloncitos existe desde hace tres décadas.
Luego fue el turno de Turma Do Fon Fon y su tema “el Renacimiento”. Numerosas figuras del arte contemporáneo desfilaron con la turma de la alegría, alentando al público que saludaba a su paso con mucha nieve, canto y baile. También hizo su presentación brillante su bastonera, Karen Scholl, quien el viernes fue elegida como el mejor traje del carnaval.
Seguidamente ingresó Ipanema, la comparsa de los barrios del Sur, con su tema “Mitos y leyendas de Corrientes”. Con un guiño del público aparecieron el pitogüé, el carau, el río, el Pombero, los dorados, el yaguareté y hasta el lobizón. No faltaron los sapucay mientras continuaba su paso. Desfiló también Yamil Rivas, representando al Pombero, quien el viernes recibió mención especial por su participación y caracterización.
Y para finalizar una noche hermosa, con el clima ideal, llegó el turno de Marabú, la comparsa nacida en el barrio Sarmiento. Moviliza multitudes desde hace casi 60 años y en esta oportunidad no fue una excepción. La turquesa y blanco invadió cada rincón del corsódromo con su alegría y su ritmo, finalizando prácticamente a las 5 del domingo.
En cuanto a seguridad, según la Unidad Regional 5, la segunda jornada de corsos contó con 53 efectivos prestando servicio y todo se desarrolló con total normalidad. No obstante, se demoró a algunas personas por disturbios menores y por exceso de alcohol. Pero no se registraron incidentes mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *