«

»

Feb 07

Corrientes: Joven de 20 años recibió tres balazos como venganza por haber impedido un robo

Aguapey.Corrientes,07.02.2016.Un jo­ven re­sul­tó he­ri­do ayer de tres ba­la­zos a que­ma­rro­pa fren­te a su ca­sa de la ca­pi­tal co­rren­ti­na, adon­de lo ata­có un mal­vi­vien­te que ha­bría ju­ra­do ven­gan­za cuan­do la víc­ti­ma im­pi­dió que ro­ba­ra en la ca­sa de un ve­ci­no.

Mi­guel Ba­sual­do, de 20 años, per­ma­ne­cía in­ter­na­do en es­ta­do de­li­ca­do de sa­lud co­mo con­se­cuen­cia de los im­pac­tos que su­frió a que­ma­rro­pa en la ca­be­za, un bra­zo y una pier­na.

De acuer­do a fuen­tes po­li­cia­les con­sul­ta­das por dia­rio épo­ca, el in­ten­to de ase­si­na­to se pro­du­jo al­re­de­dor de la 0:15 en ca­lle Ni­ño Je­sús al 700, ca­si Ca­ra­cas, del ba­rrio Pue­bli­to Bue­nos Ai­res.
Des­de ocu­rri­do el in­ci­den­te la Po­li­cía co­men­zó la bús­que­da del pre­sun­to la­drón y au­tor de la ten­ta­ti­va de ho­mi­ci­dio. Se tra­ta de un su­je­to lla­ma­do Ra­fa­el, alias “Mo­ni­to”.

Pro­vis­to de un ar­ma de fue­go “Mo­ni­to” lle­gó has­ta la vi­vien­da de Ba­sual­do, co­men­zó a in­sul­tar y has­ta arro­jar al­gu­nos ele­men­tos con­tun­den­tes. Apa­ren­te­men­te lo ha­bría he­cho en com­pa­ñía de “in­te­gran­tes de una pa­to­ta co­no­ci­da en el ba­rrio”, se­gún ma­ni­fes­tó un ve­ci­no.

El due­ño de ca­sa, don­de es­ta­ba su ma­dre y al pa­re­cer un her­ma­no, sa­lió a en­fren­tar­los co­mo lo hi­zo en una opor­tu­ni­dad an­te­rior cuan­do les ne­gó la po­si­bi­li­dad de ro­bo. Ade­más, el año pa­sa­do pro­ta­go­ni­zó una pe­lea “a trom­pa­das” con el su­pues­to de­lin­cuen­te que se ha­bía trans­for­ma­do en su ene­mi­go pú­bli­co.

“Em­pe­zó a ti­rar ba­la­zos pa­ra to­dos la­dos. A es­te mu­cha­cho lo hi­rie­ron de tres ti­ros. Así y to­do se de­fen­dió y per­si­guió co­rrien­do has­ta la es­qui­na a quien le dis­pa­ra­ba des­de cor­ta dis­tan­cia. Ahí ca­yó des­ma­ya­do por­que lo ba­le­a­ron en la ca­be­za”, ase­gu­ró otro ha­bi­tan­te de la ba­rria­da, don­de se per­ci­bía un cli­ma de con­mo­ción an­te se­me­jan­te epi­so­dio.

Va­rios pa­tru­lle­ros de la Fuer­za de se­gu­ri­dad de­bie­ron acu­dir al es­ce­na­rio de los in­ci­den­tes. Allí, en un cli­ma de su­ma ten­sión asis­tie­ron a Ba­sual­do pa­ra ser lle­va­do al Hos­pi­tal Es­cue­la en es­ta­do crí­ti­co.

“Mo­ni­to”, en tan­to, es­ca­pó en di­rec­ción a su vi­vien­da ubi­ca­da a po­ca dis­tan­cia. En tal lu­gar la Po­li­cía no lo­gró ha­llar al res­pon­sa­ble del ata­que. Des­de en­ton­ces las au­to­ri­da­des de la Di­rec­ción de In­ves­ti­ga­ción Cri­mi­nal (DIC) co­men­za­ron a ras­tre­ar­lo en ba­se a dis­tin­tos da­tos, uno de los cua­les in­di­ca­ba que el fu­gi­ti­vo pre­ten­de­ría “sa­lir de la pro­vin­cia”.

Los tras­cen­di­dos res­pec­to al mó­vil de la agre­sión apun­ta­ban en igual sen­ti­do. “Mo­ni­to”, a mo­do de ven­gan­za por su frus­tra­da in­cur­sión en la ca­sa de un ve­ci­no, de­ci­dió ir has­ta la vi­vien­da de su ene­mi­go lue­go de un par de in­ci­den­tes ocu­rri­dos tiem­po an­tes que los tu­vo co­mo pro­ta­go­nis­tas.
En es­te sen­ti­do, la hi­pó­te­sis más con­tun­den­te apun­ta a que ha­ce al­gu­nas se­ma­nas “Mo­ni­to” ha­bría in­ten­ta­do sus­tra­er ob­je­tos de una vi­vien­da de ca­lle Ni­ño Je­sús, en­tre Oli­vos y Hun­grí­a, lin­de­ra al do­mi­ci­lio de Ba­sual­do.

El jo­ven que vio in­tru­sos en la ca­sa de sus ve­ci­nos (quie­nes no es­ta­ban pre­sen­tes) de­ci­dió es­pan­tar­los e im­pe­dir un ro­bo ca­si se­gu­ro. Pe­ro eso, tal co­mo ase­gu­ran sus alle­ga­dos, le cos­tó una se­rie de ame­na­zas de muer­te.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *