«

»

Ene 06

Corrientes, la reina del carnaval y del sapucai, recibe a los turistas a orillas del Paraná

Aguapey.Corrientes,06.01.2015.carnavalConsagrada como Capital Nacional del Carnaval y el Chamamé, custodiada por la Virgen de Itatí, cuna del Libertador José de San Martín y situada a orillas del Paraná, la provincia invita a compartir su esplendor litoraleño. 

Desde Buenos Aires y por la RN 11 y 12, luego de recorrer unos 900 kms, se arriba a la capital , situada en el noroeste de esta región mesopotámica.

En Corrientes el clima es subtropical y las épocas de más lluvia son el otoño y la primavera. La capital presenta una arquitectura urbana que no es uniforme, conserva edificaciones de suave estilo barroco, matizada con construcciones modernas, y la tupida arboleda que puebla sus calles de naranjos, jacarandaes y ceibos, exhiben un perfil con una dinámica muy particular.

La ancha avenida costanera, corazón de la patria gaucha, con sus balcones naturales mirando al río, es uno de los paseos predilectos del turismo. Los amantes de la pesca deportiva , en especial del dorado, colman las instalaciones del Balneario Municipal y acuden al Club de Regatas para la práctica de deportes naúticos.

Entre otro tipo de opciones, se encuentran el Museo Histórico de Corrientes, que aloja piezas de un enorme valor histórico y el Museo de Bellas Artes, que exhibe obras de artistas de la talla de Quinquela Martín y Fader. La Iglesia Convento de la Merced, que en sus orígenes fue la Capilla de San Juan, del siglo XVII, es muy frecuentada, dado que alberga reliquias talladas por aborígenes.

Corrientes se une a Resistencia, Chaco, a través del puente General Manuel Belgrano, de 1.700 metros de longitud, por el que cruzan entre 10.000 y 15.000 vehículos por día

En estas piezas pintadas y trabajadas por los indígenas, se refleja la cultura guaraní, que dominó con el tiempo a los charrúas, inculcándoles no solo su modo de vida, sino también su lengua.

Muchos turistas concurren a las funciones en el Teatro Juan de Vera que cuenta con una acústica de primer nivel. En este recinto se ponen en cartel ballets, recitales y ciclos de arte.

Al ingresar a la ciudad y a pocos metros de la resplandeciente avenida costanera, se erige un exquisito hotel, con vista al río, pileta climatizada y otra al aire libre. Cuenta, además, con casino, cine, bar y restaurante con  una variada gastronomía.

Corrientes se une a Resistencia, Chaco, a través del puente General Manuel Belgrano, de 1.700 metros de longitud, por el que cruzan entre 10.000 y 15.000 vehículos por día.

A 227 km de la capital, desde la localidad de Ituzaingó, descendiendo hasta la meseta de Mercedes, se extienden los Esteros del Iberá. Es un sistema hídrico que alberga 60 lagunas pobladas de islotes flotantes y esteros. Garzas, cigueñas, chajás, patos y cardenales son algunas de las 300 especies que habitan la región. Fue declarada Reserva Natural Provincial en 1983.

Tanto en la localidad de Mercedes, como en Ituzaingó, hay hoteles. Se recomienda salir de excursión a la Reserva, con el primer sol de la mañana, cuando las aves comienzan a bajar para descansar y alimentarse en los esteros.

En la localidad de Goya, 223 km al sur de la capital, entre abril y junio, se celebra La Fiesta Nacional del Surubí. Luego de la pesca se realizan bailes folclóricos y el evento se convierte en una legítima peña regional.

En la localidad de Esquina, a 324 km al sur de la ciudad de Corrientes, se puede visitar la Catedral Nuestra Señora del Rosario y la Capilla del Diablo, que en su interior exhibe un cuadro que representa al infierno. También se puede recorrer la costanera, siendo además, Esquina, el punto de partida del circuito turístico «Ruta de los Ríos», por donde se van recorriendo distintas localidades situadas en paralelo al río Paraná.

Su gran atractivo es el delta natural, lugar de desembocadura del río Corriente (sin s) en el río Paraná, frente al puerto de la ciudad. Bañados, ríos e islas, componen este paradisíaco lugar donde el visitante descansa y disfruta del paisaje, contando con una variada gama de actividades para grandes y chicos.

En sus islas, ríos y riachos, la pesca de dorados y surubíes es de excelencia. La práctica de pesca con mosca, se ve favorecida por sus aguas transparentes, obteniendo además de tarariras, dorados de gran porte. Siguiendo la ruta de lo ríos se arriba a la localidad de Santa Lucía, que ve colmadas sus playas en época estival, conservando un puente de hierro, detenido en el tiempo pero en pie, testimonio de las misiones jesuíticas de antaño.

Todo este circuito es muy fotografiado, por contener una nutrida flora y fauna a lo largo de sus montes, esteros y ríos. En cuanto al turismo rural, alojándose en los cascos de estancias tradicionales, se van conociendo en profundidad los usos y costumbres del genuino morador del campo correntino. Se realizan paseos a caballo y excursiones de pesca, que serenan el espíritu.

Despertarse por un coro de trinos, ver a través de la ventana gauchos enlazando animales al galope, degustar asados y comida casera, crean un clima de afabilidad entre huéspedes y anfitriones. También se puede visitar el paseo de los artesanos, donde abundan los trabajos a telar y se confeccionan diversas prendas en carpincho y cuero artesanal. 

Las fiestas populares que se festejan en Esquina, son el carnaval, durante febrero de cada año, y la Fiesta Nacional del Pacú, que transcurre en marzo, al que arriban pescadores no sólo del territorio argentino, sino también de países limítrofes./Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *