«

»

Oct 15

Corrientes sumará otro Municipio, sumando una totalidad de 74.

Setenta y cuatro. Es la cantidad de municipios que sumará Corrientes cuando termine el año cuando se promulgue “Comuna” a la colonia Cecilio Echeverría, en el departamento de Lavalle. Una cifra un tanto descaberllada considerando la cantidad de habitantes de la provincia (1.070.283, según datos oficiales). Si lo comparamos con una urbe mas o menos poblada del país, por ejemplo, el Municipio de La Matanza, que contiene administrativamente a 1.775.816 (según Indec 2010) se pueden deducir dos cosas: ¿O no hay incapacidad de administración (y debilidad política) de los intendentes; o el gobernador saliente Ricardo Colombi pre-diseñó un complejo rompecabezas territorial en mero favor de sus intereses.

Esta segunda proposición parece más convincente, más allá de aceptar que también los intendentes han perdido demasiada influencia sobre sus legisladores coterráneos. Grueso error político en Corrientes. Lo cometió el propio primo del gobernador actual, Arturo Colombi, siendo primer mandatario. Perdió la Legislatura y su poder decreció al ritmo que aumentaban las leyes.

Pues Ricardo Colombi ha sabido manejar muy bien este aspecto durante sus tres mandatos. Tanto así que el único período que no fue gobernador, en los últimos 15 años, fue legislador (senador nacional primero), y luego senador provincial. Y, desde el 2010, cuando volvió al sillón de Ferré puso inmediatamente en práctica este plan de subdivisión de la provincia. Lo hizo posible justamente a partir de imponer su voluntad a través de legisladores cada vez más sumisos. Los de la Alianza Eco y algunos de otros partidos.

Porque algo hay que decir, el gobernador habrá perdido aliados en casi todos los campos pero donde aún los mantiene es en la Legislatura. Partiendo de los Presidentes de ambas cámaras, el resto de los diputados y senadores se apresta, casi siempre a caer  en estas trampas políticas. Sin desmerecer, desde luego, la capacidad de ciertos alfiles políticos en ambas bancadas que operan permanentemente en favor de los caprichos del último gran caudillo político que vio esta provincia.

Setenta y cuatro Municipios, no es poca cosa. Y menos en un territorio tan amplio. Solo los puede recorrer un mandatario que cuente con un gran helicóptero y millones en partidas presupuestarias. Pues así es. Y a partir de diciembre el Gobernador habrá impuesto otro interventor y, lo más importante, le habrá restado voto y territorio a un intendente opositor. En este caso al mandatario santaluceño José Carlos “Tata” Sananez, hoy en jaque./CorrientesHoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *