«

»

May 28

Falleció la viuda del reconocido educador Eloy Ortega al quedar atrapada en un voraz incendio

Aguapey.Corrientes,28.05.2016.28052016090253Una an­cia­na de 89 años fa­lle­ció den­tro de su vi­vien­da, la cual su­frió un gran in­cen­dio du­ran­te ho­ras de la tar­de de ayer, en ple­no cen­tro de la ciu­dad de Co­rrien­tes. El fis­cal Bue­na­ven­tu­ra Duar­te fue has­ta el si­tio pa­ra con­du­cir el pro­ce­di­mien­to. Él con­fir­mó que la fa­lle­ci­da era Ele­na Steg­man, viu­da del edu­ca­dor Eloy Or­te­ga, co­no­ci­do por su gran apor­te a la edu­ca­ción en la pro­vin­cia. Di­cha tra­yec­to­ria in­clu­ye ha­ber si­do vi­ce­rrec­tor y rec­tor de la Es­cue­la Nor­mal Es­tra­da, pro­fe­sor en la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal del Nor­des­te y ha­ber pu­bli­ca­do múl­ti­ples in­ves­ti­ga­cio­nes. La es­cue­la del ba­rrio 17 de Agos­to lle­va su nom­bre.

El fo­co íg­neo ocu­rrió al­re­de­dor de las 19.30 en una vi­vien­da ubi­ca­da por Quin­ta­na al 785, en­tre Bue­nos Ai­res y Tu­cu­mán.

Los ve­ci­nos aler­ta­ron la pre­sen­cia del hu­mo, que rá­pi­da­men­te se con­vir­tió en lla­mas de gran ta­ma­ño que sa­lí­an de en­tre las re­ji­llas de una gran per­sia­na me­tá­li­ca, que da­ba con el ex­te­rior. In­me­dia­ta­men­te las do­ta­cio­nes de bom­be­ros fue­ron has­ta el in­mue­ble, ubi­ca­do a me­nos de una cua­dra de la Je­fa­tu­ra de Po­li­cí­a.

Los efec­ti­vos ba­ta­lla­ron con­tra las lla­mas al­re­de­dor de me­dia ho­ra, cuan­do el fue­go por fin ce­dió an­te el agua del ca­rro hi­dran­te.

Sin em­bar­go, al apa­gar­lo se de­ve­ló la ver­da­de­ra tra­ge­dia, la úni­ca ha­bi­tan­te de la vi­vien­da ya­cía car­bo­ni­za­da, aun­que se pre­su­me que pu­do ha­ber muer­to an­tes, as­fi­xia­da por el hu­mo. Di­cha in­for­ma­ción aún no fue brin­da­da ofi­cial­men­te, ya que se es­pe­ra los es­tu­dios fo­ren­ses co­rres­pon­dien­tes que pue­dan cla­ri­fi­car es­te as­pec­to.

Al­gu­nos ve­ci­nos con­sul­ta­dos ma­ni­fes­ta­ron que la se­ño­ra vi­vía so­la y que ha­ce un tiem­po ha­bía da­do de ba­ja la ins­ta­la­ción de elec­tri­ci­dad y agua, lo cual ge­ne­ra mis­te­rio en cuan­to a las cau­sas que pu­die­ron ori­gi­nar el in­cen­dio. Se aguar­da los pe­ri­ta­jes de los bom­be­ros pa­ra po­der co­no­cer es­te de­ta­lle por de­más im­por­tan­te.

En el he­cho in­ter­vi­nie­ron efec­ti­vos de la co­mi­sa­ría Pri­me­ra.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *