«

»

Sep 25

Críticas de cabotaje

Aguapey.Buenos Aires,25.09.2016.El cierre de TN Platex y la definición del presupuesto nacional con la inexistencia de obras nuevas de envergadura para la provincia del Chaco son la respuesta que recibe tras el alineamiento del gobierno local a la gestión Macri. Salir del opoficialismo le cuesta a la Gestión de Domingo Peppo, y desnuda el escaso peso que tiene en Buenos Aires.

La incertidumbre del primer semestre, justificada hasta el por el propio Domingo Peppo con la excesiva comprensión del nuevo gobierno que se estaba acomodando se terminó. Ahora lo que llega al norte argentino son los efectos de las políticas nacionales golpeando con fuerza

Las principales figuras del Poder Ejecutivo inauguran críticas de cabotaje a la gestión de Mauricio Macri. El efecto es el mismo que el que propio presidente logra cuando baja de Nueva York y se sube a un colectivo del conurbano bonaerense. Incluso se ven los extras y se nota el casting.

Así aún en el juego nacional, donde presuntamente se alza la voz para ponerle el nombre de un reclamo “más federal” al presupuesto nacional, el dato es que inexorablemente lo que ya negocia la provincia, como jugando en el Nacional B, es un poco más de recursos frente a la Superliga, que vino a quedarse con todo.

El presidente a su vez, juega con el PJ. Deja que sus gobernadores aliados, se enfrenten con su CGT –también aliada- y que decidan ellos como se va a repartir el achicamiento. Horacio Rey, secretario general todo terreno de Domingo Peppo, en las presuntas horas en que el movimiento sindical confederado se prepara para definir un paro nacional, advierte que una modificación en ganancias va a impactar de lleno en la coparticipación. Ya no se puede resignar un solo peso.

El gobierno chaqueño no tuvo reparos cuando se redujeron las retenciones a la soja o las mineras. Ni cuando se tomaron medidas que claramente afectarían la recaudación. Tampoco con la eliminación de subsidios. Al contrario, más prolijamente que el macrismo, prepara el nuevo aumento de las tarifas energéticas, con la audiencia pública de Campo Largo hecha.

Ahora la discusión en el Parlamento pasa por cómo se van a compensar la caída de la coparticipación para el caso de que la Nación decida modificar Ganancias. De paso, Pablo Moyano, del gremio de Camioneros uno de los que empuja fuerte el paro nacional recordó “no queremos modificación, queremos eliminación del impuesto para los trabajadores, porque fue esa la promesa de Macri en campaña”.

Industria y algodón

Una de las principales industrias del parque de Puerto Tirol cerró sus puertas. Hugo Ságer, era intendente de esa localidad cuando se vanaglorió hace algunos años. Era la única ciudad del Chaco que tenia 100% de empleo. Que no tenía desocupación. Las cosas son diferentes ahora. Para el que no quiera ver, es un impacto a la industria, con un estruendoso silencio de la Federación Económica del Chaco, que no tuvo nada para comentar.

El cierre es las condiciones en que quería la empresa. Para hacer presuntas remodelaciones pero sin fecha de reapertura. Cuando apareció el repentino rumor, ya se decía querían pagar el 70% de las indemnizaciones en 10 cuotas.

Tras la intervención del gobierno del Chaco, se logró exactamente eso. Nada más.

Cuando desde la Legislatura intentaron movilizar alguna gestión para evitar el cierre la empresa apuró su decisión. Estaba claro que nada iba a torcer la salida decidida pero, también quedó claro que no hubo voluntad ni previsibilidad sobre una cuestión que se veía venir, a menos que peligrosamente haya habido indiferencia.

Como el sector industrial que está pagando las consecuencias del plan, el algodón también lo hace. La Cooperativa El Progreso de Sáenz Peña puso a la venta su desmotadora. No tienen producto para trabajar, y si lo tuvieran el alto costo energético impediría la labor. Tienen 22 empleados sin cobrar hace seis meses.

La reactivación no llega. Y eso que ni bien asumió el gobierno se tomaron medidas para poner en marcha las economías regionales. ¿O no?

La guerra y la grieta

El ajuste solo puede sortearse con la profundización de la grieta que se abrió durante el kirchnerismo. Nuevas denuncias, con exhibición de montañas de billetes sostienen este modelo. De la nueva aparición de cuentas del presidente y su familia en Bahamas prácticamente nada. La mirada es hacia atrás mientras en el presente se demuele. Y la receta funciona, la “indignación calma el dolor”.

Con esa indignación se juega mientras los reclamos sociales siguen esperando. Con absoluto desparpajo el intendente de Quitilipi, Carlos Casalboni, se gastó medio millón de pesos para contratar a Agapornis en la localidad en la que hace menos de un año denunciaba que la mitad de su población infantil tiene desnutrición.

Con todo, representa un tercio de lo que gastó el ministro de Infraestructura, Fabián Echezarreta para reparar su despacho, contratando a la empresa de la Secretaría Legal y Técnica del mismo gobierno. Y por eso nadie se sonrojó. Al contrario, el gobernador aprovechó su viaje a Brasil para hablar de transparencia en una Universidad de Rio Grande Do Sul, previo a su destino en Río de Janeiro donde hará gestiones para destrabar financiamiento para materiales necesarios para la obra del Segundo Acueducto.

Cambiemos

Bruno Cipolini es el nuevo presidente de la Convención radical. Apenas un par de años después de que se lo criticara por no tener trayectoria –más que ser el hijo de- asume uno de los cargos más importantes en la estructura partidaria.

Pero su actual rol de representante del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en la provincia se pone a prueba ahora, en el conflicto disparado en Quitilipi por el gasto de la gestión Casalboni para la estudiantina. Tras incidentes registrados en esa comuna, el fiscal Rafael Valero le pidió que intervenga y atienda a movimientos piqueteros locales.

El martes próximo debe recibir a los movimientos sociales de esa localidad. Hasta ahora, el accionar de la dirigencia local de Cambiemos ha sido más que nada en la prensa y los timbreos. El conflicto actual, demanda respuestas y en todo caso, esa es una cuestión focalizada, pero que en la situación actual, puede hacer metástasis en toda la provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *