«

»

Ene 20

Cuba y Estados Unidos encaran su primera reunión para el restablecimiento de las relaciones

Aguapey.La Habana,Cuba,20.01.2015.Los países mantendrán mañana el primer encuentro oficial desde que el 17 de diciembre pasado anunciaron un histórico acercamiento tras meses de negociaciones secretas, cuando llegue a La Habana una alta funcionaria norteamericana para avanzar con el restablecimiento de las relaciones entre ambos países.

La marcha de la histórica normalización del vinculo entre La Habana y Washington estará esta semana cargada de símbolos: la llegada a Cuba de la enviada de más alto nivel de EEUU en décadas y el discurso del Estado de la Unión donde el presidente Barack Obama explicará su giro inédito.

La visita de Roberta Jacobson, responsable del Departamento de Estado de EEUU para Latinoamérica, mañana al Palacio de Convenciones, en el oeste de La Habana, tendrá la intención de acelerar el ritmo de acercamiento entre ambos países, pese a que no se esperan grandes acuerdos en este primer contacto cargado de significado.

Según explicaron hoy funcionarios estadounidenses, las delegaciones abordarán el primer día, miércoles 21, el diálogo migratorio, para centrarse el día jueves 22 en el proceso de reapertura de embajadas.

Jacobson, que tendrá al otro lado de la mesa a una delegación cubana encabezada por Josefina Vidal, directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), quiere tratar la eliminación de los límites al personal diplomático estadounidense, las restricciones al movimiento de miembros de la misión y las dificultades para recibir envíos del exterior.

La funcionaria norteamericana espera también poder reunirse durante su visita con miembros de la sociedad civil y representantes de la disidencia dentro de la isla para escuchar sus opiniones sobre el cambio de rumbo negociado entre Washington y La Habana.

El 17 de diciembre, el presidente estadounidense, Barack Obama, y el cubano, Raúl Castro, anunciaron en discursos simultáneos la normalización de las relaciones diplomáticas, y Obama manifestó la intención de reconstruir los vínculos con Cuba, debido a que más de medio siglo de enemistad y bloqueo económico no habían dado frutos.

El acuerdo entre Washington y La Habana fue posible tras más de un año de negociaciones secretas y la liberación del contratista estadounidense Alan Gross y un agente al servicio de EEUU, así como la liberación de los tres espías del grupo de “Los Cinco” bajo custodia estadounidense.

Gross, que pasó cinco años en prisión es uno de los que estará en la tribuna de invitados de la Casa Blanca para asistir mañana al discurso del Estado de la Unión de Obama en el Capitolio, evento político anual cargado de escenificaciones, en el que también estará el senador republicano y cubano-americano Marco Rubio, opositor al régimen cubano.

Desde el anuncio en diciembre, Cuba ha liberado a 53 presos políticos y EEUU ha aliviado significativamente los requisitos para viajar a la isla, así como para realizar intercambios financieros y comerciales en medidas que comenzaron a regir el pasado viernes.

El embargo económico hacia Cuba, no obstante, sólo puede ser levantado por el Congreso, donde ambas cámaras están bajo el control de los republicanos, cuando los conservadores abogan tradicionalmente por una política de mano dura con el castrismo.

Como antesala a la reunión de mañana, este fin de semana visitaron la isla un grupo de legisladores estadounidenses que mantuvieron contactos con funcionarios locales en áreas de agricultura, tecnología y telecomunicaciones, además de reunirse con el canciller Bruno Rodríguez y el cardenal Jaime Ortega.

“Hemos cambiado una política que duró 52 años y ahora es el momento de venir aquí y hablar. Nos hemos reunido con expertos en agricultura, tecnología, con representantes de la sociedad civil y con el cardenal Jaime Ortega”, resumió hoy a la prensa el senador Patrick Leahy.

Sobre el encuentro con el canciller, el senador por Illinois, Richard Durbin, explicó que no se han abordado cuestiones “delicadas” sobre derechos humanos, aunque consideró positivo que las autoridades cubanas estén dispuestas a abrir la isla a las telecomunicaciones y extender internet. “Creo que eso abrirá inmensas oportunidades. Tengo fe en que eso traerá cambios positivos”, precisó.

Durbin también destacó el carácter “histórico” de la visita de mañana de Jacobson y recordó que “si Estados Unidos ha retomado relaciones con Vietnam, también puede hacerlo con Cuba”.

Sin embargo, advirtió que los cambios no ocurrirán de inmediato y “hay que ser realistas”, en el levantamiento total del embargo, porque “la sola oposición de un senador podría evitar que se considere la medida”.

En ese sentido, un grupo de 78 ex políticos conservadores y liberales, empresarios, expertos y miembros de la comunidad cubano-americana enviaron una carta de apoyo al acercamiento propuesto por Obama y le instaron a conseguir compromisos con el Congreso, que desde este mes está controlado por los republicanos.

El gobierno estadounidense confía que con los avances en todas estas áreas en un futuro sea posible una visita aún más histórica, la del secretario de Estado, John Kerry, a Cuba, mientras que la comunidad internacional especula con un posible encuentro de ambos mandatarios durante la Cumbre de las Américas de Panamá, que se realizará en abril de este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *