«

»

Sep 26

Denuncia que un médico le cambió su bebé por otro muerto en Santo Tomé

Aguapey.Santo Tomé,26.09.2015.Nélida Aguirre (16) dio a luz el 21 de septiembre en el Hospital San Juan Bautista. Relató con mucho dolor que el niño que le entregaron no es el suyo. Los jóvenes aseguraron que los controles de rutina se sucedieron con normalidad durante todo el embarazo.

Nélida Aguirre (16) y Claudio Gauto (21) esperaban la llegada de su primer bebé, para fines de septiembre, pero recibieron una ingrata noticia, porque el pequeño habría nacido muerto. Los jóvenes aseguraron que los controles de rutina se sucedieron con normalidad durante todo el embarazo.

“Yo el 17 de este mes le decía al doctor que me haga la cesárea, y no quería hacerme. Me decía que faltaba, que recién el 28 me estaba por sacar. Y como no aguanté más vine al Hospital San Juan Bautista el 21 a las 6 de la tarde, y me mandaron al consultorio de él para que me haga la ecografía, y se escuchaba bien el latido de mi bebé”, relató Nélida. 

Luego añadió: “De ahí me mandó de vuelta para que las enfermeras me preparen. A las 20.40 me llevaron para hacerme la cesárea. Después me mostraron a mi bebé y estaba vivo. Pero al ratito vino una enfermera que estaba con el doctor y me dijo que mi bebé nació muerto. Yo le pedí que me expliquen por qué, si recién me dijeron que estaba vivo y ahora me dicen que está muerto. Y nadie me quiso explicar nada”.

“Yo lo vi a mi bebé, estaba vivo, era morocho parecido a mí. Pesó 4,100 kilogramos. Y al rato me dicen que está muerto. Esa criatura que le dieron a mi mamá no es mi hijo. Es blanquito y estaba todo golpeado, con moretones, la nariz y la boca le sangraba”, expresó esta mamá primeriza, quien junto a su pareja acudieron rigurosamente a todos los controles prenatales con el mismo doctor que atendió la cesárea, a quien ellos identificaron como Luis De Mora.

La joven relató que cuando nació el bebé, el doctor había colocado al recién nacido sobre una mesita y a ella le cubrieron el rostro. “Taparon con una tela verde mi cara, yo preguntaba por qué me tapaban y quería sacar esa tela, pero ellos (el equipo médico) no querían. Ahí el doctor De Mora dijo a quien le estaba ayudando que me ate las dos manos. Yo le dije que quería ver qué es lo que ellos estaban por hacer con el bebé. Cuando terminaron, la enfermera me mostró, pero de lejos nomás”, señaló con desconcierto.

Entre lágrimas continuó su relato: “No sé qué pasó, me lo cambiaron, o lo mataron, no sé. Cuando yo entré al quirófano había otro bebé tapado sobre una camilla a un costado. Yo digo que ese es el bebé que me dieron”.

El papá de Nélida, Marcelo Aguirre, recordó que al pequeño, “lo trajeron en una cajita, y cuando yo me acerco, la enfermera le estaba poniendo la ropa. Y era morochito, tenía las cejas gruesas, como ella. Vi que parpadeó. Y el que le dieron a mi hija es blanquito. Yo también digo que no es su hijo”.

A todo esto, Nélida no entendía lo que ocurría. “No me quisieron dar explicaciones de por qué murió”, dijo y recordó que su pareja quiso tomar fotos del pequeño, cuando recién se lo mostraron a ella y no lo dejaron. También contó que, tras la denuncia, le tomaron muestras al bebé para hacerle el ADN y luego lo sepultaron hasta que se defina el grado de parentesco. 

Ni apareció

En cuanto a las respuestas del doctor que le atendió en la cesárea, Nélida dijo que “el doctor De Mora no me dijo nada. Ni apareció después de que me dieron al bebé muerto. Yo quiero justicia. Que me den mi hijo. Que no les pase a otros lo mismo. Yo quiero mi hijo”.

Marcelo Aguirre, padre de la joven, acotó: “A mí no me quiso atender. Disparó de mí. Yo le dije ‘usted es el responsable de defender a sus enfermos porque ella quedó a su cargo. Usted se hizo cargo de atenderla’, pero no me dijo nada”.

El padre de Nélida y su pareja son los firmantes de la denuncia que fue presentada el martes en la Seccional Segunda de Santo Tomé, porque la muchacha es menor de edad y el miércoles realizaron otra presentación en el juzgado./ Territorio digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *