«

»

Jul 05

Desaparición de personas Causa Las Marías: Sigue el juicio contra el exmilitar y empresario Héctor Torres Queirel.

Aguapey CORRIENTES 05 07 2018 El juicio oral contra el represor correntino Héctor Torres Queirel, ex militar y empresario, continuará este miércoles con el testimonio de más testigos, en un debate que se desarrolla en la ciudad de Virasoro, en la causa conocida como Las Marías y que investiga la desaparición y el secuestro de trabajadores de esa empresa yerbatera durante la última dictadura cívico militar.

En esta tercera audiencia los familiares de desaparecidos y sobrevivientes esperas que, desde las 8.30 de este miércoles, declaren testigos que durante la última dictadura fueron policías provinciales y que podrían aportar datos sobre el proceso represivo que llevó a los represores a cometer los secuestros, torturas y desapariciones.

El Tribunal Oral Federal de Corrientes investiga las desapariciones de los obreros yerbateros Marcelo Peralta y Neris Pérez, cometidas en 1977, por lo que este juicio es histórico para Virasoro porque se trata del primer juzgamiento en la localidad por delitos de lesa humanidad ocurridos hace 41 años.

Torres Queirel es el único acusado luego de que la Justicia haya sobreseído en 2011 al dueño de Las Marias, Adolfo Navajas Artaza, pero no se descarta que el mismo pueda ser investigado nuevamente acusado de cómplice civil de la dictadura, de acuerdo al testimonio de testigos que declaran en este juicio.

En tanto Ramona Sánchez y Genara Díaz, esposas de Pérez y Peralta, relataron el lunes ante los jueces las circunstancias que rodearon a las desapariciones de éstos. Según informaron los sitios Comunicación y Debate y La Voz de Misiones, los testimonios de las mujeres confirmaron el estado de temor que reinaba en la zona durante la dictadura cívico militar. Aun antes, principalmente por la persecución desatada por terratenientes contra trabajadores y sindicalistas de FATRE y STIA, con el aval de las fuerzas policiales y militares.

Peralta y Pérez, secretarios general y adjunto del gremio rural, respectivamente, fueron detenidos en junio de 1977 y desde entonces sus familiares no volvieron a tener información acerca de su paradero, a pesar de las innumerables gestiones realizadas hasta con el retorno de la democracia.

De acuerdo con la reconstrucción realizada en la causa y que se reedita en este juicio, los dos dirigentes fueron secuestrados mientras realizaban tareas como empleados del establecimiento Las Marías, de propiedad de la familia Navajas Artaza, en las tierras de Torres Queirel (foto), único acusado en el juicio que procura determinar cuál fue el destino de Peralta.

El tribunal, conformado por los jueces Lucrecia Rojas de Badaró, Víctor Alonso y Fermín Ceroleni, no pudo escuchar la declaración del imputado debido a su negativa, en cambio sí escuchó las exposiciones de las esposas de los desaparecidos y de Jorge y Aníbal Pérez, hijos de Neris, y también de Clara Mercedes Figueredo, esposa del obrero Benjamín Areco que pudo escapar de la represión, y Aureliano Acevedo.

“Es muy emocionante contar, poner nuestras voces, después de pelear en la entera soledad contra este poderío, es algo muy importante para nosotros y para nuestra localidad. Es un antes y un después”, expresó Jorge Pérez al sitio Comunicación y Debate, tras brindar su testimonio ante el tribunal.

Añadió que el juicio “es un golpe para esta oligarquía dominante, que podamos decirle en un juicio, decirle en la cara lo que fueron nuestros viejos”, remarcó en coincidencia con Hilda Presman de la Red de Derechos Humanos de Corrientes.

Presman señaló que “en este juicio lo que nos importaba ya lo hicimos, que era llegar a la instancia del debate, visibilizar a las víctimas. Estas víctimas que con sus escasos recursos, han logrado imputar a los patrones de estancia, han logrado traer el debate oral, la instancia de los testimonios, a Virasoro”.

Precisamente, exaltó el hecho de que el tribunal se haya constituido en dicha localidad correntina, “donde están los patrones y donde ellos sufrieron el ninguneo y el desprecio. Esto ya es un acto reivindicatorio en sí mismo”, puntualizó la dirigente de la entidad defensora de los derechos humanos.

Las esposas de los obreros describieron las condiciones que rodeaban a las relaciones laborales, haciendo referencia a la explotación, los atropellos, la precarización y el sometimiento. “Vivían por semanas en ranchadas, o conventillos sin agua potable, en casas”, coincidieron en señalar.

Después expusieron los hijos de Neris Pérez, uno de los cuales contó que “a los 14 años salí a buscar a mi viejo, escuchaba noticias de que habían largado a uno de sus compañeros y ahí iba. Siempre busque a mi viejo”.

El cierre de la primera audiencia estuvo a cargo de Aureliano Acevedo que trabajaba en el secadero de las Marías y también era integrante de FATRE. Para el martes están citados Carlos Escobar, Ramón Falcón, Juan Manuel Gómez, María Bernal, hija de Jacinto Bernal; Pablo de la Cruz Franco, Ramón Peralta y Agustina Altamirano, ex trabajadores de Las Marías y familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *