«

»

Sep 23

Detienen al ministro de Economía de Lula y Dilma

GUIDO MANTEGA FUE ARRESTADO AYER EN BRASIL EN LA ENTRADA A UN HOSPITAL ANTES DE QUE OPEREN DE CANCER A SU ESPOSA

Aguapey.Los detalles sobre las circunstancias de su detención crisparon el por demás convulsionado clima político que atraviesa Brasil. Luiz Inácio Lula da Silva atribuyó el arresto a una campaña política para perjudicar al Partido de los Trabajadores.

El ex ministro de Hacienda de Dilma Rousseff, Guido Mantega, fue detenido y liberado por decisión del juez federal Sergio Moro. Mantega fue acusado de negociar la obtención de financiamiento ilegal destinado a cubrir una deuda de la campaña electoral que en 2010 llevó a Rousseff a la presidencia y al actual mandatario, Michel Temer, a la vicepresidencia de Brasil. Si bien la orden de arresto había sido dictada en agosto, el ex funcionario fue apresado ayer en un hospital de San Pablo donde acompañaba a su esposa, que estaba por someterse a una cirugía por un cáncer. Los detalles sobre las circunstancias de su detención crisparon el por demás convulsionado clima político que atraviesa Brasil. Luiz Iná- cio Lula da Silva atribuyó el arresto a una campaña política para perjudicar al Partido de los Trabajadores (PT) en vísperas de las elecciones municipales que se celebrarán el 2 de octubre.

Brasil amaneció con la noticia del operativo contra Mantega. En medio del escándalo y horas después de su aprehensión, el juez Moro, magistrado que tiene a su cargo la pesquisa por la trama de corrupción en Petrobras, ordenó la excarcelación del ex ministro, con el argumento de que la Policía Federal desconocía su situación familiar.

El magistrado consideró que la liberación de Mantega no perjudica la recolección de pruebas y señaló que tomó la decisión de excarcelarlo de urgencia y de oficio, sin consultar a la policía ni a la fiscalía, por considerar que el hecho de que el ex ministro pudiese acompañar a su esposa en el hospital no afectaba el desa- rrollo de la causa. El juez arguyó haber tomado la decisión considerando que “los registros en las residencias de los investigados ya se iniciaron, que el ex ministro acompañaba a su esposa en el hospital y que, liberado, seguirá acompañándola”.

El poderoso ministro de Hacienda entre 2006 y 2015 fue acusado de solicitar donaciones ilegales para el PT a empresarios favorecidos de manera irregular con contratos de Petrobras tras una investigación que derivó en la detención de otros seis empresarios sospechosos de participar en el pago de sobornos. Entre ellos, directivos de la constructora Mendes Junior y el director en Brasil de la ingeniería española Isolux, Francisco Corrales, que declaró en San Pablo y será trasladado a Curitiba, centro de operaciones de la fiscalía, según confirmaron fuentes policiales.

Los fondos habrían sido pagados por empresas que trabaron contratos con Petrobras –supuestamente de forma fraudulenta– y que, según las investigaciones, se destinaron a dirigentes del PT, al pago de deudas de campaña del partido y a un intermediario condenado por la entrega de sobornos al Partido del Movimiento Democrático (PMDB), de Michel Temer. Entre las empresas figuran la constructora Mendes Júnior, OSX, empresa del magnate Eike Batista, y la ingeniería española Tecna Isolux.

La prueba contra Mantega sería el testimonio de Batista, quien lo acusa de pedirle que pagara 2,35 millones de dólares de deudas de una campaña electoral. Uno de los primeros en salir a criticar el arresto fue Lula. “Se están acercando las elecciones y ellos vienen encima del PT. Quien lo hizo (desvió recursos públicos) tiene que pagar por eso sin dolor ni piedad. Pero es necesario que las personas no sean juzgadas por titulares de prensa antes de que se investigue si hubo crimen o no”, denunció el ex presidente, que se sumó esta semana a la lista de acusados por corrupción y lavado dinero en la causa Petrobras.

En un mitin en Natal, capital de Río Grande do Norte, Lula aseguró que no hay disculpas para el modo en el que fue arrestado Mantega. “Eso se llama autoritarismo, eso se llama prepotencia, eso se llama arrogancia”, dijo el fundador del PT en el acto, ante miles de seguidores.

Los senadores del PT también expresaron su malestar por la detención del ex ministro de Hacienda. “El repudio a esta operación de la Policía Federal es aún mayor debido a las condiciones inhumanas, arbitraria y, nuevamente, mediáticas en que fue realizada, ya que el ex ministro fue detenido por agentes del Estado en un hospital mientras acompañaba a su esposa en una cirugía a que se sometería para el tratamiento de un cáncer”, rezó el comunicado de la bancada petista en la Cámara alta.

Además de correligionario de Lula y Rousseff en el PT, Mantega, de 67 años, fue durante años uno de los principales ideólogos económicos del mayor partido brasileño de izquierda. Su desembarco en el ejecutivo brasileño fue en el Ministerio de Planificación y la presidencia del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES). En 2006 asumió la cartera de Hacienda cuando su predecesor, Antonio Palocci, tuvo que renunciar presionado por un su supuesta vinculación con la red de corrupción del Petrolão.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *