«

»

Abr 24

Detrás de las vallas

Aguapey.Resistencia.Chaco,24.04.2016.El violento desenlace que terminó frustrando la sesión de la Cámara de Diputados del miércoles pasado deja en evidencia un pasaje de la interna político del peronismo que no está resuelta y que por lo menos habrá que esperar remezones. Es probable que no vuelvan a repetirse el nivel de impacto del miércoles pasado, pero está claro que la cuestión no está resuelta.

Como en los terremotos, tras el movimiento telúrico principal ocurren más tarde réplicas. Y las intensidades a veces son altas, pero prácticamente nunca como el primero

Los geólogos estudian esos movimientos de las placas terrestres y aún parece imposible predecirlo. La interna del PJ está así ahora, en pleno movimiento de placas, con un plano inclinado en el que –impensable hasta unos meses atrás- Jorge Capitanich no encuentra manera de remontar.

Un trabajo de pinzas del gobierno de Domingo Peppo y su alianza con la Quinta columna que tiene en la Municipalidad de Resistencia, Gustavo Martínez avanza sin prisa pero sin pausa sobre los resquicios de poder que aún conserva el intendente capitalino.

Precedido por su fama, Jacinto Sampayo, lanzaba una movilización para resistir la designación de Gustavo Corregido como Defensor del Pueblo. Una chispa hubiera expuesto a Capitanich y finalmente pasó. No fue solo una chispa, sino el fogonazo de un arma de fuego disparando.

Tras los incidentes, de manera coordinada, el ministro de Seguridad, Martín Nievas, el ex presidente del Bloque del PJ, Ricardo Sánchez, y la presidente de la Cámara de Diputados, Eli Cuesta, responsabilizaron a Sampayo y al Sindicato de Trabajadores Municipales que se manifestaba.
Paradójicamente, Sánchez advertía que había perdido el duelo mediático con el veterano municipal que había salido a victimizarse. Es paradojal, porque justamente por la fama de la que se hablaba, apenas deslizar que Sampayo pudiera estar detrás de los incidentes sería suficiente para que mucha gente lo creyera.

Sólo que había un detalle que no cerraba para nada. La presencia de un empleado de la Cámara de Diputados, un viejo contratado de obras durante el período de la presidencia del actual ministro de Gobierno, Juan José Bergia, pasado a planta en la gestión de Darío Bacileff Ivanoff y que ahora presta servicios para la presidencia de la Cámara, en el área de Seguridad.

Algunos medios ya señalan que Héctor Alcides Alegre –el empleado legislativo prófugo- revista para la presidente de la Cámara de Diputados, Eli Cuesta y que trabaja en el cuarto piso del Anexo Legislativo, en el edificio del Nuevo Banco del Chaco, como chofer, aunque integra el plantel de Recepción y Control que dirige Alberto “Tatú” Suárez.

Como dijo la diputada Claudia Panzardi, este empleado de la Legislatura aparece en las imágenes empuñando un arma, y por lo menos apuntando. Lo sorpresivo fue también que en todas sus apariciones públicas, la presidente de la Cámara no lo hubiera reconocido, ni informado sobre las medidas que tomó respecto de este agente.

Mucho más inverosímil resulta que habiendo sido visto por todos, entre ellos miembros de fuerzas de seguridad, habiendo sido publicada su foto poco después de los hechos, el sujeto se encuentre prófugo.

Panzardi advirtió entonces que había necesidad de pedir informes antes de denunciar algo.  Y esos requerimientos apuntan a la presidencia de la Cámara.

En la única intervención que tuvo el intendente Capitanich, a través de su cuenta de twitter, pidió una “investigación imparcial” de esos hechos. Raro que un exgobernador que estuvo durante 8 años ejerciendo el cargo no advierta que la investigación la iba a realizar la Justicia. Acaso está señalando que hay sectores que no son imparciales dentro del Poder Judicial y si así fuera, ¿qué intereses moverían el curso de la tarea investigativa hacia un lado o el otro?

Con su fama a cuestas, Sampayo dijo en Radio Chaco, que no tenía ninguna duda de que los hechos de violencia tuvieran nacimiento en la interna Gustavo Martínez-Jorge Capitanich y volvió a alinearse con el intendente. El dirigente sindical destacó el trabajo del Fiscal, Francisco Asís de Obaldía Eyersic, que está investigando los hechos. Sorprendió cuando desmintió algunas medidas que adelantaron  varios medios.

Por su lado, en su negativa Gustavo Martínez dijo que no tenía nada que ver. Y es probable que eso sea cierto, en la génesis de los hechos violentos, pero poco espacio queda para la duda de que encontrándose envuelto el Sindicato de Municipales en semejante escándalo, no se haya aprovechado para ir corriendo de la escena a Sampayo y su gente, lo que implicaría dejar a Capitanich en la soledad más absoluta desde que dejó el gobierno a fines del 2015.

Fuera del gobierno, fuera del PJ provincial, fuera del PJ nacional y con el kirchnerismo en retirada el intendente sólo retiene el control institucional del municipio, pero aunque haya propuesta al presidente del Consejo Departamental, el funcionario comunal, Federico Muñoz Femenia, el poder territorial de Capitanich es prácticamente nulo.  Su poder residía en los intendentes, además del gobierno y su lapicera. Hoy, los intendentes se corrieron hacia el tándem Peppo-Martínez, especialmente ahora que hay acuerdo para aprobar los créditos y van a comenzar a definirse qué obras se van a reactivar y en qué comunas.

Leyes y acuerdos

La reunión entre representantes del radicalismo y del PJ con Domingo Peppo y Angel Rozas a la cabeza permitió destrabar las dos cuestiones que empantanaron las sesiones en la Legislatura. El crédito y el Defensor del Pueblo.

El gobierno tuvo que medir sus aspiraciones para un crédito que representa unos 500 millones de dólares. Era prácticamente el doble de lo que tienen pendientes otras provincias con extensión, economía y población similares al Chaco, según un informe periodístico que se conoció este fin de semana.

Por eso el acuerdo político cerró en exactamente la mitad. De paso, Peppo provocó el malestar en los legisladores aliados que no forman parte del PJ y que quedaron fuera de la reunión.

Suspendida por los incidentes, la sesión especial y la del crédito pasó para este lunes y aunque el Sindicato Municipal haya vuelto a llamar a una movilización, el ministro de Seguridad Nievas promete ajustar mecanismos para evitar que los hechos del miércoles pasado se repitan. De paso, reconocía indirectamente que hubo fallas en el operativo del día de la sesión.

Los dos tercios se aprestan a elegir a Gustavo Corregido y Hugo Maldonado como Defensor del Pueblo y Adjunto, respetando el pacto entre radicales y peronistas. Los hechos nuevos son sin embargo, que ni Corregido es el mismo para un segundo mandato, ni Maldonado es Daniel Illía.
La reelección con fórceps de actual defensor viene a complicar su legitimidad de origen ya cuestionada por ser prácticamente el candidato del oficialismo. Y efectivamente, este Corregido, viene también impulsado por el tándem Peppo-Martínez. Y debe asumir en un contexto interno, por lo menos ríspido, enfrentado con prácticamente todos los empleados que él mismo designó, incluso con denuncias penales cruzadas

Durante la semana se conoció que se archivó una contra él mismo presentada por un grupo de trabajadores de la Defensoría. ¿Iniciará el defensor la vindicación que le exige la Constitución yendo ahora él contra esos empleados? Falta saber si el archivo ordenado por la Fiscalía quedó firme

El acceso de Maldonado a la Defensoría implicará también límites para el titular. Es que la reforma hecha a las apuradas por la Legislatura en la ley de creación del Instituto no sólo elimina la obligación del título de abogado para el adjunto sino que también lo equipara en sus funciones.
Si antes no había conflictos entre el titular y el adjunto por el repliegue de Illía, el nuevo tándem abre interrogantes sobre su funcionamiento, sobre todo por las expectativas que la oposición le puso al Instituto al denunciar el alineamiento político de su titular./ChacoHoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *