«

»

May 27

Dos detenidos Piden prisión perpetua para acusados de matar a un correntino,de Goya, en Rosario

Aguapey.Rosario.Santa Fe,27.05.2017.26052017232540El fiscal Rafael Coria pidió la pena de prisión perpetua para los dos detenidos por el crimen de Juan Aguirre, el hombre de 46 años asesinado la madrugada del 10 de junio de 2016 en Larrea al 500 cuando acompañaba a su mujer a tomar un colectivo que la llevaría a trabajar. Los imputados son Walter F. y Nicolás G., cuya causa el fiscal solicitó se eleve a juicio oral y público y se los condene por “homicidio críminis causa”.

A las 5.45 del 10 de junio de 2016 Juan Aguirre caminaba junto a su esposa Norma por Larrea al 500. Se dirigían hasta el cruce de esa calle y avenida Eva Perón, donde la mujer tomaría un colectivo para ir a trabajar. Pero entonces dos ladrones armados los abordaron, le robaron la cartera a la mujer y al huir le dispararon dos veces al hombre.

Tiempo después Norma contaría que, como cada día cuando la acompañaba, “Juan llevaba un pequeño machete escondido en el antebrazo, dentro de la campera” para defenderse de cualquier ataque. “Pero en ningún momento vi que sacara el machete”, aseguró. “Lo que pasó es que cuando los ladrones ya se iban, él los corrió. Yo le decía: «Juan, dejalos que ya se van». Fueron seis o siete pasos. Entonces uno de los choros se dio vuelta y gatilló tres veces. Las dos primeras balas no salieron. Pero el tercer disparo le pegó en el pecho. Después no me habló más”, explicó la mujer.

Las detenciones

En el marco de la pesquisa la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a dos hombres que fueron imputados y ahora están a un paso de la audiencia preliminar previa al juicio. Uno de los acusados es Walter F., apresado el 13 de junio de 2016 mientras se encontraba internado en el Hospital de Emergencias, donde había ingresado baleado.

A esa detención la policía llegó luego de que Norma, la viuda de Aguirre, aportara datos para elaborar un fotofit. Tres días después del homicidio los pesquisas le mostraron un libro con fotos de prontuariados en el que ella reconoció a “una persona con rasgos físicos similares a los descriptos, aludiendo que fue uno de los hombres que les robaron y mataron a su marido”. Al ser señalado, el fiscal Coria ordenó su detención inmediata.

En tanto, el 1º de diciembre de 2016 la PDI realizó tres allanamientos en barrio Ludueña y rastreó al cómplice de Walter F., un tal Nicolás G. Así, un testigo de identidad reservada aportó datos concretos sobre el sospechoso y los efectivos fueron hasta una casilla en inmediaciones del Mercado de Concentración de Fisherton y detuvieron al delincuente.

“El correntino”

El crimen de Aguirre conmocionó a Ludueña, donde vivía junto a Norma desde 1990, cuando llegaron desde Goya (Corrientes). La pareja tenía dos hijos. Una adolescente que cuando mataron a su papá tenía 17 años y un muchacho de 22 que estudiaba Ciencias Económicas.

Norma recordó que “cuando llegaron a Rosario Juan se empleó en una fábrica. Pero a los pocos años logró entrar como empleado de la Asociación Israelita, donde tenía 23 años de servicios. Todos los días hacíamos la misma rutina. El me acompañaba a tomar el colectivo a las 5.45, porque yo hace 12 años que trabajo como empleada doméstica en zona sur. Siempre hacíamos el mismo camino hasta calle Córdoba, a tomar el colectivo. Él me dejaba en la parada y se volvía a casa para llevar a nuestra hija a la escuela y después irse a trabajar”. Por su origen, para muchos vecinos Juan era “El correntino”./diario La Capital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *