«

»

Sep 29

Dos importantes murales en Yapeyú

Por Fernando Calzoni(*)

Aguapey.Corrientes,28.09.2016.En el edificio donde funciona la Terminal de Ómnibus de Yapeyú, se pueden observar para el disfrute estético de la población local y visitante, dos nuevas obras de arte producidas durante el desarrollo del Primer y Tercer Congreso y Encuentro Simultáneo de Arte Público de los Pueblos Libres que tuvieran lugar en la ciudad y provincia de Corrientes en los años 2014 y 2016 respectivamente, organizado por la Fundación de Arte Público Jagüa Rovy que contara con apoyos oficiales de la provincia y nación, además de instituciones educativas y empresas del medio.

-La actividad tuvo su eje principal en la necesidad de la creación de un Nuevo Imaginario de nuestra historia, rescatando del olvido los hechos históricos y sus protagonistas en la década 1810 / 1820, donde se desarrolló en la región un proyecto político de país diferente al que venció y que tuvo a los pueblos originarios como sus mas importantes actores. Un proyecto liderado por el general don José Gervasio Artigas quien juntos a los gobernadores de Corrientes, Misiones, Santa Fé, la Banda Oriental , Entre Ríos y parte de Córdoba convocaran a un Congreso donde se Declaró por primera vez nuestra Independencia de todo poder extranjero en la localidad de Arroyo de la China (Concepción – Entre Ríos) el 29 de junio de 1815.

-Este proyecto independentista, inclusivo, democrático, republicano y federal, tuvo que enfrentar a los poderosos ejércitos de Portugal, España y Buenos Aires, quien por aquella época se alinearan a su aliado principal: el Imperio Británico, quien desplegó su arquitectura política en el Río de la Plata a favor de sus intereses económicos y políticos.

-Calificado por la historiografía liberal – positivista como un “proyecto anárquico y contra-revolucionario”, muy por el contrario, se trató de un proyecto aglutinante que incorporó a la lucha por la defensa territorial, a todos los pueblos y culturas de la región.14536722_1114159955339246_924319489_o14489650_1114160938672481_1428126634_o14513832_1114159882005920_116079364_o Un proyecto donde la Diversidad fue su bien mas preciado y la defensa de aquellas identidades consolidadas en los complejos procesos históricos que lo precedieron, como por ejemplo la influencia determinante de la cultura misionera heredada del arduo trabajo desplegado por los sacerdotes de la Compañía de Jesús que desde mediados del el siglo XVII a mediados del siglo XVIII fueron capaces de lograr un sincretismo nunca antes dado con una cultura como la guaraní,  poseedora de la legua con mayor extensión territorial  del continente.

-El Capitalismo tuvo primero que desterrar a aquel proyecto integrador que los jesuitas impulsaron dentro del mandato cultural dominante iniciado con la invasión del continente por el imperio español.-  No era compatible la dominación y explotación capitalista con aquel  proyecto jesuita que contemplara al habitante natural como fuerza productiva y espiritual en el marco de ideas solidarias y cooperativas, creando una cultura de la cooperación en un ámbito evangelizador gradual y de construcción mixta, contemplativo de la necesidad de conservación de las “autonomías indígenas”.

-De todo este proceso son muy pocas las imágenes con que la historia cuenta y mucho menos despojadas de la parcial visión de los vencedores.

Los Murales:

-Estas obras son una contribución al logro de ese objetivo, en ellas el grupo Ivytú (integrado en el año 2014 entre otros por Joel Rivero Ríos y Corina Esther Resquin del Paraguay), junto con dos artistas de la Red Sudakas del Buenos Aires (Eric Chareun y Leonardo Olivera) realizaron el primero de los murales esgrafiados que se pueden apreciar en la Yapeyú, donde está expresada la invasión portuguesa en el año 1816, justamente unos meses después de la reunión en Tucumán donde se declarara por segunda vez la Independencia y que justificaran y aprobaran secretamente esta invasión extranjera con el fin de derrotar a los ejércitos artiguistas que sostenían un proyecto revolucionario.- Allí se pueden observar algunos elementos distintivos de esa invasión en la expresión de los personajes que la componen, así como también la presencia de las construcciones jesuíticas realizadas en piedra, un barco como símbolo de aquella invasión que se reproduce en el tiempo desde aquella primera al continente en 1492.- La expresión resistente de los guaraníes y el río Uruguay uniendo aquella contingencia.-La obra fue construida durante el mes de noviembre de 2014, mes de la Soberanía de los Pueblos, declarada por Ordenanza del HCD de la ciudad de Corrientes ese mismo año.

-El otro mural que tambien está realizado con la técnica del esgrafiado y que posee las mismas dimensiones que el antes mencionado, ya que está construido en el reverso de la de la superficie del mismo muro (700 m. x 3,50 m. de altura), está producido por el Colectivo Político Ricardo Carpani de Buenos Aires,( integrado por los maestros Gerardo Cianciolo y Leonardo Casagerone), que plantearon la unión en un abrazo simbólico del General San Martín y del Comandante Andrés Guacurarí Artigas, ambos nacidos en Misiones,(hoy provincia de Corrientes) en el mismo año 1778, el primero, justamente en Yapeyú y el segundo en Santo Tomé, a pocos kilómetros de allí, ambas ciudades emplazadas sobre la rivera del Río Uruguay.- Ambas figuras, gigantes de nuestra historia empeñadas en el proyecto emancipatorio, ambos con sangre indígena.

-Los elementos que rodean a estos próceres son de carácter simbólico: El jaguar azul, entidad justiciera a la que oraban y solicitaban ayuda los guaraníes cuando se enfrentaban en una guerra y también un sacerdote jesuita cercano a un par de niños jugando y haciendo música con un violín construido el las misiones.- La selva como testigo de los hechos.-El sol y la luna como apéndices del giro de los acontecimientos.

-Estas obras fueron posibles gracias al apoyo institucional de la Municipalidad de Yapeyú ,y de su intendente Ramón Barrios, que con el apoyo del diputado provincial Gustavo Adán Gaya, facilitaron el arribo y estancia de los artistas en Yapeyú. La Terminal de Ómnibus hoy luce engalanada por estas obras y por el trabajo recientemente realizado en sus muros y techos con pintura nueva que revitaliza su aspecto y estilo arquitectónico ecléctico.

-Estas son las realizaciones que pueden ser posibles cuando el Arte Público cuenta con el necesario aval político/ Institucional, por ellos felicitamos a todos los que sumaron su aporte para que el arte cumpla su verdadera función.

(*) Arquitecto,artista plástico, muralista, Director del Taller de Arte Jaguar Azul de San Cosme,Corrientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *