«

»

Nov 30

“El agresor de mi hija está escondido en el barrio… tenemos miedo que la ataque de nuevo”

Aguapey. Corrientes,30.11.2016.Lo dijo Cecilia Segovia, la mamá de Magalí, la joven que sufrió un violento ataque de Alfredo Ezequiel Aguirre. El agresor le produjo al menos unas siete puñaladas que por milagro no fueron profundos, y dejó abandonada a la chica. El hecho ocurrió en la casa materna de Aguirre. La joven pidió ayuda a una tía del joven, quien la llevó al hospital donde la asistieron. El violento sujeto estaría escondido en el mismo barrio (el Galván II). Familiares y organizaciones sociales se manifiestan en plaza 25 de Mayo.
La mamá de Magali contó “el jueves a la madrugada mi hija estaba en la casa de su suegra. Él salió, estuvo tomando y drogándose, y a eso de las 5 llega a la casa de la mamá, le busca a mi hija, para llevarle a dormir a la casa. Ella no se quería ir porque le pedía plata para drogarse. Entonces él le pegó, sintió que le hincó y se desvaneció y cuando se despertó ya estaba toda hincada. A esa hora estaban todos durmiendo, después de un rato le llama a una tía de él, le llevan al hospital y me dicen que estaba descompuesta mi hija pero no me dijeron que le hincaron” describió.
 
“MI hija está con antibióticos, está mejor de las heridas, pero es todo muy doloroso por mí. Vivimos en el mismo barrio que él: le llevan a una iglesia y dicen que él está loco, hay personas que lo cubren” comentó.
 Según la mujer, su hija “tiene como siete heridas: uno en el pecho, dos en el cuello, en la mano, en el labio -hasta la pera-, en la cara. Evidentemente la quería matar” enfatizó.  
 
 “Desde que le trajeron al hospital nadie más dio la cara, la única que nos ayudó fue la tía del muchacho. Tenemos miedo de que venga a hacerle algo, porque estamos todos en el mismo barrio, sentimos que se burla de nosotros porque la Policía no le puede agarrar” manifestó.
“Ya le dijimos todo a la Policía, pero le vimos caminando por el barrio”, agregó 
Cecilia confirmó que su hija “desde hace 3 años estaban juntos, casi convivían. Hubo otros hechos de violencia pero ella nunca contó, se ve que vivió cosas que no contaba” expresó.
 “Pedimos que le encierren porque hay gente que le están escondiendo, piensan que tiene que estar libre en las fiestas y después se va a entregar y nosotros tenemos que estar encerrados con mi hija herida. Está hecha la denuncia, todo, pero la Policía no lo busca, la Comisaría Segunda no tiene una orden para entrar y sacarlo de su casa. Su mamá también se esconde, no da la cara”, dijo
 
Para denuncias sobre violencia de género se puede llamar de manera gratuita al 144.

Familiares de Magalí Cuenca pudieron hablar con la jueza Aromí de Somer, quien les explicó que por la carátula que hoy tiene la causa de la joven, que es lesiones leves, no pueden detener al agresor Alfredo Aguirre.  Además, la jueza les comunicó que hoy saldrá una orden de restricción para el hombre.  
 
Silvana amiga de Magalí comentó “lo que deja la reunión con la jueza Aromí es que nos hace entender por qué todos los días muere una mujer, nos dijo la juez que hoy recién sale una orden de restricción porque lo que hizo no fue tan grave, y no va a quedar detenido”.
 
“La jueza dice que no le puede mandar preso el tipo porque no fue tan grave lo que pasó” mantuvo.
 
“Magalí está acá, con todas nosotros, con organizaciones de género que la apoyan, la contenemos, porque la justicia y el gobierno no hace nada” sostuvo.
 
La mamá de Magalí expresó “la jueza tiene que estar en mi lugar, hablar con ella quedó en la nada, pensé que me iba a decir vamos mandarle preso, pero nada”
 
Por lesiones leves no pueden detenerlo
 
“Nos dijo que el fiscal va a cambiar la caratula, que le pueden detener pero no va a quedar preso” indicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *