«

»

Abr 20

El cultivo de tomate y pimiento atraviesa una crítica situación

Aguapey.Santa Lucia,20.04.2016.El Presidente de la Asociación Hortícola río Santa Lucía, Pablo Blanco, realizó un análisis de la situación actual del sector productivo en la región y afirmó que el “cultivo de tomate y pimiento atraviesa una crítica situación”, como consecuencia de las inclemencias climáticas, el fuerte período inflacionario que ocasiona la subida de insumos y la falta de respuestas de organismos provinciales y nacionales ante los requerimientos del sector productivo.

Blanco, informó que el cultivo de tomate y pimiento, esta sufriendo las consecuencias de las inclemencias climáticas afectando gravemente su producción. Brotitis, y hongos como tizón, viruela y sphenfilus, están generando el aborto y la caída de flores, por lo que se estima que este año las pérdidas serán de 50 mil kilos de tomate por hectárea cuando en condiciones normales el rendimiento es de alrededor de 160 mil kilos por hectárea.

A su vez, manifestó que en el Mercado Central rechazan la producción local, debido a que la misma se ve afectada por pseudomonas, que generan la pudrición del producto pos cosecha y afirmó que la pérdida de la producción a campo abierto es del 100%.

En otro pasaje de su análisis, Blanco, informó que desde hace dos meses aproximadamente, los productores esperan respuestas del Ministerio de la Producción del Gobierno de la Provincia de Corrientes y del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, para hacer frente a los daños causados por el último temporal que afectó a la región. “Se hicieron relevamientos y se enviaron los notas correspondientes y aún no hay respuestas”, sentenció Blanco al tiempo que agregó que espera que los técnicos dependientes del Ministerio de la Producción de Corrientes hayan pasado el correspondiente informe debido a que no se han acercado a la oficina de la Asociación.

Otro de los aspectos que influyen en la crítica situación por la que atraviesa el sector hortícola de la región, es el fuerte período inflacionario por el que atraviesa el país producto de la mega devaluación, que genera la fuerte suba de precios en los insumos. Por ejemplo, una carpa plástica que costaba $1700 en el año 2015, actualmente tienen un valor de $3000, representando una suba de más del %50. En cuanto a los fertilizantes, indispensables para una producción de calidad, también experimentaron incrementos en sus precios. El nitrato de potasio, pasó de $462 a $768 y el sulfato de potasio, de $384 a $637. En cuanto a los fungicidas, el amistar top paso de $699 a $1212 y el previcur de $403 a $705.

Blanco, manifestó que, “estas situaciones perjudican notablemente al sector productivo y resienten la economía regional”, por lo que esperan el llamado y la pronta reacción de las autoridades competentes a fin de articular acciones para llevar respuestas positivas que amortigüen la crítica situación de los pequeños y medianos productores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *