«

»

Jul 20

El deporte de tomar deuda

EL GOBIERNO RECIBIRA 2000 MILLONES DE DOLARES DE LA CAF

Aguapey.Buenos Aires,20.07.2016.En el ritmo vertiginoso de endeudamiento externo se han sumado préstamos de organismos multilaterales. La Confederación Andina de Fomento entregará recursos para obras públicas para los próximos cuatro años.

El país no tendrá límites de crecimiento”, dijo ayer el presidente Mauricio Macri, luego de reunirse con el directorio de la Confederación Andina de Fomento (CAF) para negociar la entrada de nuevo endeudamiento a través de este organismo de crédito. El Gobierno acordó un ingreso de 2000 millones de dólares para los próximos cuatro años para obras de infraestructura. Macri aseguró que la prioridad de la nueva gestión es reducir la pobreza y generar empleo, pese a que las medidas del equipo económico en los últimos seis meses implicaron un incremento de la inflación del 25 al 45 por ciento, la caída del salario real y el incremento de la desocupación, con indicadores en los que se estima un aumento de la pobreza en 1,5 millones de individuos. El mandatario afirmó que la clave es generar desarrollo equilibrado en todo el territorio nacional.

“Tenemos el enorme desafío de reducir la pobreza y eso se logra creciendo y generando empleo. Para posibilitar ese proceso de inversión, la Argentina tiene que crear nuevas infraestructuras a nivel federal”, aseguró en el encuentro con los ejecutivos de la CAF, entre los que se destacó el director del organismo, Enrique García. En la reunión, que se hizo en el Hotel Alvear, estuvieron también el jefe de Gabinete, Marcos Peña y los ministros de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, de Transporte, Guillermo Dietrich, y de Agroindustria, Ricardo Buryaile. Estuvo además el polémico ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, que se transformó en los últimos meses en el funcionario más controvertido de Cambiemos, por la falta de pericia para instrumentar el tarifazo de luz y gas.

El presidente aseguró que si la Argentina logra desarrollar su infraestructura no tendrá límites de crecimiento económico. “Es muy importante lo que se ha hecho (por las políticas de devaluación, apertura irrestricta a los movimientos de capitales y liberalización de las importaciones, entre otras medidas a favor del libre mercado) y que estemos entendiendo, en esta etapa de la política argentina, que no es lo mismo gastar que invertir, que lo que genera futuro es la inversión”, planteó. Pese a esas declaraciones, los datos de la macroeconómica muestran que el déficit fiscal tiene una tendencia ascendente, mientras que el ritmo de emisión monetaria volvió a incrementarse y el tipo de cambio real (es decir, la paridad cambiaria asociada con la evolución de los precios de la economía local) se encuentra en niveles casi idénticos a los observados a mitad del 2015. El desequilibrio fiscal, la emisión y el tipo de cambio real fueron las principales variables que el Gobierno dijo que iba a solucionar para encausar la economía, pero el resultado de los primeros meses de gestión fue que siguen igual (o incluso empeoraron) respecto del momento en que asumieron. La diferencia es que en el primer semestre creció el endeudamiento, se perdió capacidad de compra de la población, cayó el PIB y subió el desempleo.

Macri aseguró que los créditos internacionales son centrales para el desarrollo local y celebró que la CAF haya elegido a la Argentina para su reunión de directorio. “Tiene que ver con esta nueva época que empezamos a recorrer y la forma diferente de visualizar nuestra relación con el mundo que, por suerte, compartimos con los gobernadores”, planteó. En el encuentro de los funcionarios nacionales con los ejecutivos de la Confederación Andina de Fomento participaron también gobernadores de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, de Entre Ríos, Gustavo Bordet, de Santa Fe, Miguel Lifschitz, de Misiones, Hugo Passalacqua, de Chaco, Domingo Peppo, de Córdoba, Juan Schiaretti, y de Salta, Juan Manuel Urtubey. Además estuvo presente el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El acuerdo del Poder Ejecutivo con la CAF para ingresar 2000 millones de dólares en nuevo endeudamiento para los próximos años apunta a expandir algunos proyectos de infraestructura que en Cambiemos aseguran que son prioritarios. Parte de los recursos se destinará a obras para ampliar el sistema de agua potable y cloacas, donde se destacan la construcción de las plantas potabilizadoras en La Plata, Berisso y Ensenada, y la puesta en marcha del Plan Manejo Integral de la Cuenca Río Luján.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *