«

»

Nov 04

El dietazo pasó a revisión

EL PRESIDENTE DE LA CAMARA DE DIPUTADOS SUSPENDIO LOS AUMENTOS A LOS LEGISLADORES

Aguapey.Buenos Aires,04.11.2016.Emilio Monzó ratificó el aumento a las dietas pero suspendió el incremento de los gastos de representación, pasajes y plus por desarraigo en Diputados. Gabriela Michetti está de viaje y no dijo nada sobre el Senado

Recalculando pero no tanto. En plena madrugada del jueves, el presidente de la Cámara de Diputados, el macrista Emilio Monzó, anunció en el recinto que daba marcha atrás con parte de su propia resolución que llevaba la dieta de los legisladores a 140 mil pesos mensuales promedio y que horas antes la propia alianza oficialista Cambiemos se había negado a revisar. Monzó ratificó el aumento del 31 por ciento de las dietas, suspendió el aumento del 100 por ciento en los gastos de representación y sostuvo que discutirá junto a los presidentes de todos los bloques el valor de los pasajes aéreos y terrestres que perciben, además del plus por “desarraigo”. La vicepresidenta Gabriela Michetti, que firmó junto a Monzó los aumentos, que está de viaje por los países árabes, no pronunció ninguna retractación aunque el macrismo admitió que también revisará la medida en el Senado.

El miércoles al mediodía, Cambiemos con el respaldo del Bloque Justicialista, el Frente Cívico santiagueño, Compromiso Federal y otras bancadas menores bloquearon en una votación (112 a 104) el reclamo de Néstor Pitrola (FIT-PO) de incorporar al debate el “dietazo” que por decreto establecieron Monzó y Michetti. A las 3.30 de la madrugada del jueves, antes que se votara el Presupuesto 2017, Monzó dio marcha atrás, aunque el retroceso no fue en chancletas. “La dieta de los diputados fue confundida y tergiversada”, se defendió el presidente de la Cámara baja para luego aclarar que en 2012 se fijó que las mismas fueran un 20 por ciento superior a la remuneración de un director del Congreso y que se ajusten en los mismos porcentajes que las paritarias del personal legislativo, que este año acordó un aumento del 31 por ciento en dos tramos (18 en marzo y 13 en agosto).

“Me hago responsable del sinceramiento de los gastos de representación y de los tramos aéreos”, sostuvo luego y afirmó que “junto con los presidentes de los bloques estimaré cuál es el gasto en que incurre un diputado nacional para estar en la ciudad de Buenos Aires”. Por lo que ahora pasarían a revisarse los gastos de representación que pasaron de 10 a 20 mil pesos; los 20 tramos aéreos y 20 terrestres (que suman 40 mil pesos mensuales y que pueden ser canjeados por dinero si no son utilizados), además del plus de 18 mil pesos que cobran por “desarraigo” los legisladores del interior.

En el medio de la maratónica sesión, habían sucedido otras cosas que el oficialismo pasó por alto. “Hay que reconocer que hubo una inflación, que hay que hacer un ajuste para ser medianamente equitativos, pero tampoco en estos momentos pasarse de largo”, había dicho el presidente Mauricio Macri en Santa Fe cuando lo consultaron por el excesivo aumento de las dietas de los legisladores nacionales. Aunque el reproche a los legisladores fue mucho más benévolo que la actitud presidencial general hacia trabajadores públicos y privados.

En el FIT lo tomaron como una victoria. “El rechazo popular hizo que el oficialismo tuviera que retroceder con el ‘dietazo’ que denunciamos desde el Frente de Izquierda. Insistimos en que todos los diputados y funcionarios políticos deben ganar como un docente, como plantea el proyecto que presentamos con Nicolás del Caño hace ya tres años”, afirmó la diputada Myriam Bregman (FIT-PTS).

“El retroceso del gobierno en el dietazo es, desde luego, para salvar la política del ajuste, nuestra iniciativa es para combatirla. La anulación parcial del aumento de adicionales demuestra que al debatirlo en recinto de cara a la opinión pública no lo pudieron sostener. Si no es por la izquierda, del dietazo no se enteraba nadie, y pasaba desapercibido con la vista gorda de la oposición socia del ajuste”, posteó Pitrola en Twitter.

Pero el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, también buscó anotarse entre los victoriosos. “Lo más importante es que se suspendió el dietazo y que ganó el sentido común. Después, hay que dar la discusión y hay que seguir la lógica de los salarios de las paritarias promedio. Hay que hacer un seguimiento de los salarios del Poder Legislativo pero también los del Ejecutivo”, dijo Massa en declaraciones radiales. Pitrola salió a cruzarlo luego en las redes sociales. “Massa, que ni votó a la hora del rechazo al dietazo, se subió a la ola para decir que la plata se use para patrulleros, oportunismo de derecha”, sostuvo el diputado del PO.

De gira por Medio Oriente, Michetti no emitió opinión sobre su decreto de aumento en las dietas. El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, asumió la posta tras la marcha atrás en Diputados. “Nosotros también vamos a analizar el tema con los presidentes de bloque y cuando vuelva la presidente” del Senado, dijo el senador macrista. En tanto, el jefe del bloque de senadores del FpV-PJ, Miguel Angel Pichetto, afirmó que el aumento de las dietas fue respaldada “por todos los jefes de bloques en una reunión realizada semanas atrás” y la justificó: “se hizo una recomposición integral en porcentajes similares a los que meses atrás hicieron el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial para sí mismos”./Página12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *