«

»

Dic 09

El durísimo informe de curas por el primer año de Macri

Aguapey.El Vaticano,09.12.2016.El Grupo de Curas en Opción por los pobres realizó un informe durísimo contra el Gobierno por el primer año de Mauricio Macri en el poder.

Allí expresaron: “Son un gobierno sin política, sin historia y sin verdad”. Y, en un párrafo muy crítico sobre el comienzo de la gestión, afirmaron: “Comenzó la instalación compulsiva de una matriz económica y cultural conservadora, represiva y autoritaria que convirtió en tierra arrasada muchos logros y reivindicaciones históricas para la masa popular de trabajadores y que una buena parte de los votantes del Gobierno creyeron – porque así se les había dicho – que se iban a mantener. Ese proceso persecutorio y destructor vino decorado en un envase de frivolidad y alegría, de progresismo pedante, de “paz y administración”, de nueva moral y presuntos nuevos aires frente a una ciudadanía que ellos mismos instalaron como “agotada de la política”. No había duda que muchos temas de la agenda nacional necesitaban ser abordados, reconfigurados, o estaban pendientes de resolución. Pero arrasar con todo lo construido reveló más un espíritu de revanchismo conservador que de continuidad democrática”.

En un análisis profundo de la economía, este grupo de curas enfatizó: “La destrucción de la economía (y del país) Todos los datos con los que podríamos pulsar la vitalidad económica están mucho peor que hace un año atrás: más inflación, más endeudamiento, menos producción, menos puestos de trabajo, menos exportaciones, tarifas más caras, la inversión en baja, suba del déficit fiscal, aumento de la emisión de moneda, caída de la recaudación fiscal en términos reales, desplome del consumo y retroceso del salario real”.

Y agrega: “Para delicia de los sectores más acaudalados, se liberó la bicicleta financiera, y se quitaron impuestos y retenciones y se permitió blanquear el dinero de la evasión. En vez de dar la cara y asumir los tremendos desatinos de estos últimos 12 meses, el gobierno se empeñó en culpar al gobierno anterior, esgrimiendo argumentos insólitos y ocultando -con la indispensable ayuda de los medios- los efectos de la fenomenal transferencia de ingresos desde los sectores bajos y medios hacia la minoría rica. Sólo así puede entenderse, por otra parte, que la imagen del Presidente y del gobierno no sea lo escandalosamente baja que la realidad requiere”.

Finaliza este análisis con una descripción cruda de la realidad sobre la situación del país bajo el macrismo: “Este es un modelo de hambre y pobreza, de desigualdad y concentración de la riqueza, de desindustrialización y destrucción del empleo, de primarización de la economía y pérdida de la soberanía, de minimización del estado y absolutización del mercado, de destrucción del consumo y la producción, de endeudamiento desenfrenado para cubrir la fuga de capitales. Pero si como todo esto fuera poco, debemos sumarle una marcada ineptitud para el manejo operativo de la economía, cubierta con mentiras permanentes, con datos inventados, con ocultamientos de información, con promesas de un futuro feliz que nunca llega y nunca llegará. Ante algunas preguntas, mostrando su desinterés por todo, el Presidente (o sus ministros) han respondido: “esa te la debo”. Queremos decirle que nos está debiendo un país entero”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *