«

»

Mar 07

El escándalo del curreo aéreo obligó a parar

EL GOBIERNO DEBIÓ SUSPENDER LA ADJUDICACIÓN DE RUTAS AÉREAS A AVIANCA Y FLYBONDI

Aguapey.Buenos Airesflybondi-750x499,07.03.2017.Las sospechas de corrupción obligaron a postergar la entrega de rutas hasta que salga el decreto sobre conflicto de intereses.

Por Cristian Carrillo

El Gobierno tuvo que dar marcha atrás en la asignación de rutas aéreas a Avianca, que hasta el año pasado era propiedad del grupo Macri, en medio de un nuevo escándalo por conflicto de intereses. Como sucedió con la millonaria condonación de deuda a la familia presidencial por la administración del Correo Argentino, que también debió cancelarse por sospechas de corrupción, la Casa Rosada decidió postergar el otorgamiento de espacio aéreo a Avianca en el mercado local. El presidente Mauricio Macri, que ayer anunció un plan que implica el ingreso de más firmas de low cost al mercado (ver aparte), resolvió postergar el ingreso de Avianca hasta tanto se adecue a los criterios del futuro decreto sobre conflictos de intereses, que será redactado por el propio Gobierno que es denunciado judicialmente por presuntas irregularidades en el reparto de rutas. La Oficina Anticorrupción, a cargo de Laura Alonso, será quien expida la decisión final sobre el caso. El Presidente no habló del tema y dejó que el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, lo comunicara en conferencia de prensa luego de que él abanonara el salón.

El otorgamiento de espacio aéreo a Avian, la empresa para el mercado local que compró la colombiana Avianca el año pasado, había generado un nuevo escándalo por conflicto de intereses. En los últimos días, funcionarios del Gobierno intentaron justificar el reparto de rutas. Quien había encarado la defensa más férrea fue el ministro Dietrich, el mismo que ayer reconoció que de todas las rutas asignadas, las de Avianca y Flybondi quedaron postergadas “por decisión del Presidente”. El Gobierno busca de esta manera frenar una nueva escalada judicial, como la que se registró con el tema del Correo, y poner paños fríos hasta que encuentre una solución. 

El 1 de marzo el fiscal Jorge Di Lello imputó al Presidente, a su padre Franco y a funcionarios y empresarios por “presuntas irregularidades” en la concesión de rutas a Avianca. La investigación penal es por la venta de la compañía MacAir a esa aerolínea, que luego sería beneficiada con rutas aéreas y la posibilidad de operar como una low cost en la Argentina, tras presentarse a una audiencia pública en diciembre último. La ANAC, a través de la Junta Asesora de Transporte Aéreo, le había dado curso favorable a las 26 rutas pedidas por Avianca. Todas eran para operan desde Buenos Aires y llegar a ciudades como Santa Fe, Rosario, Viedma, Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia, Concordia y Sunchales, entre otras. La vía libre de la ANAC permitía a la colombiana Avianca operar en dos o tres meses las rutas aprobadas.

La denuncia conlleva la presunción de fraude en la venta de MacAir a Avianca por un supuesto acuerdo que habría incluido la promesa de garantizarle rutas de vuelo. El ministro Dietrich había defendido días atrás la asignación de rutas y señalado que no existía un conflicto de intereses en el proceso de otorgamiento. Calificó además de “totalmente descabellado” el planteo por los vínculos de uno de los dueños de Flybondi, Richard Guy Gluzman, con el vicejefe de Gabinete Mario Quintana. El fundador de Flybondi y FB Líneas Aéreas aparece cruzado en varias sociedades con Quintana, inclusive como vicepresidente de Pegasus, la empresa principal del funcionario. Además, desde marzo del año pasado, Gluzman fue incorporado a la función pública como empleado de Acumar (Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo), con el cargo de “Coordinador de Mejoras Continuas”. 

Pese a la defensa, el Gobierno eligió hacer lo mismo que había decidido en el escándalo por la condonación de deuda al grupo Macri por la administración del Correo: dar marcha atrás. Dado que la escalada judicial por el conflicto de intereses detrás de ambas compañías aéreas era imparable, se suspendieron las autorizaciones. Hoy se publicará la resolución con la asignación de las rutas que solicitaron las empresas Alas del Sur y American Jet para empezar a operar en cabotaje y Andes para sumar nuevos destinos, mientras que Flybondi y Avianca deberán esperar. La primera aún debe acompañar los contratos de compra de aviones. Y la segunda tendrá que aguardar a que se establezca el régimen de conflicto de intereses que Macri anunció que reglamentará en el inicio de las sesiones ordinarias del Congreso. “Por decisión del Presidente, hemos decidido enmarcar el proceso de aprobación de Avianca en la normativa que saldrá pronto sobre conflicto de intereses”, sostuvo Dietrich junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Macri había anticipado que se publicarían dos decretos sobre juicios y contrataciones para la prevención de conflictos de intereses. La decisión actual va en línea con ese anuncio, y entonces la empresa no podrá volar hasta que no pase por esos filtros previos./Página 12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *