«

»

Oct 15

El festival de deuda ya genera polémica

BEIN, LEVY YEYATI Y SICA SE CRUZARON POR EL RAPIDO CRECIMIENTO DEL ENDEUDAMIENTO

Aguapey.Buenos Aires,15.10.2016.“Vamos a iniciar una carrera de subir cinco puntos de PIB de deuda por año. Los primeros dos años no preocupan, pero cuando supera el 25 por ciento la historia muestra que es para preocuparse”, señaló Bein. Para Yeyati es la opción frente al déficit.

Por Cristian Carrillo

Los economistas Miguel Bein, Eduardo Levy Yeyati y Dante Sica se cruzaron ayer en torno a la aceleración en el ritmo de endeudamiento que está llevando a cabo el gobierno. Fue durante un panel sobre competitividad que tuvo lugar durante el Coloquio de IDEA. El tema hizo mella en momentos en que el financiamiento externo comienza a espiralizarse y casi todas las semanas se conocen nuevas colocaciones por parte del Estado nacional, provincias y empresas. “Nadie quiere tener déficit, ni sobrendeudameinto ni aumento de impuestos. Pero hay que elegir uno de ellos”, sostuvo Levy Yeyati, quien se desempeña actualmente como presidente del Consejo de la Producción. “Vamos a iniciar una carrera de subir cinco puntos de PIB de deuda por año. Los primeros dos años no preocupan pero cuando supera el 25 por ciento la historia muestra de que es para preocuparse”, señaló Bein, ex asesor del candidato presidencial Daniel Scioli. “Bueno, entonces no se enojen con el déficit”, le contestó el funcionario macrista.

La leve reducción de las tasas que obtuvieron el gobierno nacional y los provinciales fue una de las banderas que enarbolaron los referentes del gabinete macrista en cada una de sus intervenciones. La idea de un país que genera confianza entre los inversores se contrapone al ingreso de fondos del exterior con destino a la especulación financiera. “La herencia positiva del gobierno anterior, fue una relación deuda y PIB, incluyendo a los holdouts, de 14 puntos”, sostuvo Bein, quien tomó distancia de su asesorado Scioli. “Le dije lo que había que hacer pero dudo que lo hubiese seguido. La agenda estaba clara”, se despachó el economista, quien ofreció un discurso económico mucho más liberal y ortodoxo que el utilizado en la campaña del motonauta. “Tenemos un país donde trabajás 10 meses y cobras 13”, fue una de las frases más polémicas que utilizó para mostrar las supuestas inconsistencias de la Argentina.

Respecto al tema de la deuda, Levy Yeyati se sumó a los dichos del resto del gabinete económico y afirmó que “no hay peligro”. “En medio de una recesión no se puede hacer un ajuste porque es recesivo y, dadas las restricciones que tenemos, no creo que haya una opción superior”, sostuvo en referencia a tomar deuda. Al respecto, Sica, de la consultora Abeceb y asesor del macrismo, consideró que debe otorgarse tiempo para que las inversiones necesarias se hagan y que el resultado de esos desembolsos permita bajar el déficit. Bein apuntó que la deuda prevista en el proyecto de ley de Presupuesto para el año próximo tiene como principal destino cubrir gastos corrientes.

Respecto a la inflación, Bein señaló que está lejos de resolverse. “Las encuestas no mienten. Estamos convergiendo en la zona del 1,5 por ciento”, dijo. Pero aclaró que septiembre y octubre son meses de mucha estacionalidad, donde impacta muy fuerte en la canasta el precio de la carne vacuna debido a que se aprovechan los ‘pastos gratis’ para el engorde y se retira de la faena. “Hay un esfuerzo por bajar la inflación principalmente del Banco Central, pero no alcanzó. Nosotros estimamos que será al menos 6 o 7 puntos más que la proyectada (ver aparte). Pero tal vez lo hacen porque si ubican la estimación en 25 por ciento, termina siendo del 34”, ironizó.

“Hay una discusión respecto del tema del gasto tarifario. Es cierto que el impacto a los usuarios domiciliarios fue mucho más grande que en el resto de la economía, pero el programa (de quita de subsidios) es consistente en términos antiinflacionarios”, argumentó Sica. “La inflación llegó a los niveles que se esperaba. Tarde o temprano con ese equipo y esas políticas no tengo dudas de que la inflación va a bajar. Va a estar en los niveles de 1,5 mensual. Es parte del éxito del inflation targeting (metas de inflación)”, opinó Levy Yeyati.

En cuanto a una reforma impositiva, los tres disertantes estuvieron de acuerdo en que es necesaria pero de difícil realización. “Es difícil y debería incluir la discusión sobre la coparticipación. Siempre está pendiente y hay que hacerlo”, opinó Bein. Al referirse al tema, consideró que en un escenario de metas de inflación del 17 por ciento, el aumento del impuesto inmobiliario del 38 por ciento para el año próximo no tiene ninguna lógica. Tanto la provincia de Buenos Aires como la Ciudad, ambas gobernadas por Cambiemos, dispusieron un incremento de entre 35 y 38 por ciento para ese impuesto. Levy Yeyati, CEO de Elypsis, coincidió en que hay que armonizar los impuestos a nivel federal, “que es lo más complicado de hacer”. No descartó la posibilidad de hacer más progresivo el impuesto a las Ganancias. “El problema del impuesto a las Ganancias es la inflación. Un trabajador con 15.000 pesos de salario pagaba 35 por ciento de impuesto a las Ganancias y empresas lo hacen sobre utilidades ficticias”, se sumó el economista Sica.

El titular de Abeceb sostuvo que “el desafío es volver a crecer y salir de la volatilidad”. Para Bein se está actualmente en una coyuntura en la cual no se está en condiciones de discutir “lo fino”. “Si no se crece al 4 o 4,5 por ciento no se elimina la pobreza. No hay otro camino que no sea la inversión para bajar la pobreza”, agregó el economista. Para concluir, Levy Yeyati consideró necesario discutir las leyes laborales. “No hablo de flexibilización pero hay que discutir un nuevo régimen de trabajo para reconocer las distintas realidades de los sectores”, dijo el asesor macrista en materia de producción./Página12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *