«

»

Jun 22

El gobernador Colombi descartó totalmente la transferencia del Sistema Previsional a la Nación

Aguapey.Corrientes,22.06.2016.Ante el tratamiento en el Congreso Nacional de un proyecto de Ley, que propiciaría las transferencias de los Cajas Previsionales de las provincias a la órbita nacional, el gobernador Ricardo Colombi y el Gobierno en su conjunto desestiman de manera terminante la posibilidad de que Corrientes pueda adherir a una iniciativa como esta, destacando que merced al esfuerzo de los correntinos y a la voluntad política de esta administración, el Sistema Previsional es eficiente, esta saneado y brinda a sus beneficiarios las respuestas que estos demandan y les corresponde.

Indicando finalmente que los jubilados y pensionados no son un número, sino un patrimonio que la Provincia protege y cuida. Colombi no dejó pasar la oportunidad para expresar que el Estado provincial tiene decido mantener bajo también bajo su jurisdicción el Banco de Corrientes y la Dirección Provincial de Energía, sin perjuicio del aporte que puedan generar para ambas instituciones el sector privado.

Ante la trascendencia que cobró en las últimas horas la posibilidad de que en el proyecto de Blanqueo de Capitales que se apresta a tratar en el Congreso de la Nación, del que se dispondrán  fondos para cancelar deudas con el sector pasivo, se incorporaría un artículo que habilitaría la posibilidad de que las Provincias transfieran sus Cajas Previsionales a la órbita nacional, el gobernador Ricardo Colombi fue contundente, “no existe ninguna posibilidad de que Corrientes adhiera a esta alternativa, el sistema previsional de la Provincia está equilibrado, saneado y su mejoramiento y crecimiento forma parte del proyecto de nuestro Gobierno, no consideramos a los pasivos como un número, sino por el contrario como un Patrimonio a quienes le dedicamos nuestra protección y solidaridad”

“El esfuerzo de los correntinos en su conjunto ha hecho que desde hace tiempo nos sintiéramos orgullosos de nuestro sistema previsional, que ha dado las respuestas que el sector demanda, merece y les corresponde. Comparativamente tanto con la Nación como con el resto de las Provincias, Corrientes ha sido ponderado por la calidad y eficiencia de su sistema previsional, a la vez que nuestra postura totalmente federalista nos pone sin dudas del lado de aquellos que como en toda la historia de nuestra Provincia, hemos decidido tomar nuestras propias decisiones y disponer de nuestros recursos en función de la voluntad de nuestro pueblo, que ya se ha expresado claramente sobre este tema”.  Así de esta manera tajante el mandatario provincial ponía claridad sobre una iniciativa nacional que preocupa a gran parte de la población correntina.

El Banco de Corrientes y la DPEC

El mandatario fue muy preciso respecto del Banco de Corrientes y la Dirección Provincial de Energía –DPEC- consignando: “de la misma manera que hemos decidido mantener en la órbita provincial el Sistema Previsional, lo hemos hecho con el Banco de Corrientes y la DPEC, el primero como una herramienta fundamental para el desarrollo productivo correntino y también como soporte financiero del bienestar comunitario, mientras que la empresa de Energía es un instrumento de  equidad social, en la cual estamos generando grandes inversiones para hacerla cada vez más eficiente. Esta es una posición clara e inamovible, sin perjuicio de los aportes que puedan generarse desde la órbita privada que permitan mejorar ambas entidades”. 

Una historia repetida

Este proyecto que de acuerdo a la información recabada daría un plazo de 120 días –desde su aprobación-a las provincias para que dispongan de la transferencias de sus Sistemas Previsionales, a la Nación, no es el primer intento que surge en ese sentido, la administración nacional anterior sin ser tan clara, intentó que se concreten las transferencias a través del mecanismo de las presiones y con promesas de dirigentes vernáculos que ofrecían mejores condiciones para los jubilados. Más atrás en la década del 90, el Gobierno conducido por Carlos Menem intentó la implementación de la unificación de todo el sistema, ofreciendo condiciones ventajosas a las provincias que se adherían a la iniciativa.

En todos estos casos del pasado se dieron dos situaciones muy claras, las condiciones ventajosas para las Provincias, nunca se dieron y lo que es más importante, en todos los casos en que se concretaron las transferencias,  la situación de los Jubilados empeoró drásticamente,  con casi un 80 por ciento cobrando la asignación mínima, sin importar el cargo con el que se jubilaron. Las condiciones del sector  ha sido vergonzosa, y por si fuera poco la resolución de los reclamos fue  y todavía es , totalmente ineficiente y ni siquiera en la órbita judicial han sido satisfactorios para los jubilados.

Es cierto que hoy el Gobierno Nacional ha mostrado la voluntad de reformular el sistema con una visión más transparente y con un sentido solidario, al punto que incluso ha dispuesto la devolución de recursos que se retenían al sistema de la Provincias en forma indebida e injusta a las Provincias, a la vez que ha mostrado la voluntad de afrontar el endeudamiento del Estad Nacional con los pasivos y generar mejores condiciones para estos.

No obstante está claro que no hay mejor sistema que el que se sustenta en el cuidado y protección de los recursos, de parte de sus propios interesados, es decir quién podrá decidir mejor y con convicciones de superación sobre el sistema que los propios correntinos, la experiencia de estos últimos tiempos es muy clara, haciendo honor a decisiones de las diferentes administraciones locales respecto del Sistema Previsional, el Ejecutivo actual lo hizo eficiente, viable y confiable, no sin esfuerzo, así debe ser. A la vez que en cada proceso electoral ha plebiscitado la necesidad de conservar y administrar de manera correcta y eficiente los recursos de los Jubilados y la respuesta siempre ha sido contundente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *