«

»

Ene 31

El Municipio insta a la población a tomar medidas preventivas contra el dengue, la leishmaniasis y la fiebre chikungunya

Aguapey.Corrientes,31.01.2015.Mientras la Comuna capitalina refuerza las campañas de concientización y prevención sobre estas patologías, insta a la colaboración de los vecinos para evitar la presencia de los vectores de la leishmaniasis, fiebre chikungunya y dengue. La importancia del ordenamiento del medio.

Más allá de las campañas de prevención contra enfermedades como dengue, la leishmaniasis y la chikungunya que lleva adelante el Municipio capitalino, es importante el invalorable aporte que desde la comunidad se pueda realizar para evitar los criaderos de los vectores que transmiten estas patologías.

Por ello, la Comuna capitalina insta a la población a colaborar con el saneamiento ambiental manteniendo el ordenamiento del medio que la rodea en su hogar. Desde la Secretaría de Desarrollo Comunitario, se trabaja con charlas de concientización a través de los Centros de Integración Comunitaria (CIC), con la participación de los vecinos.

No obstante, es importante que los vecinos sepan que con las altas temperaturas, las lluvias y la humedad que imperan por esta época en la Ciudad son factores preponderantes para la presencia del Aedes aegypti, vector del dengue y la chikungunya. Sin embargo, con acciones simples y concretas, cada uno puede hacer su aporte para evitar la presencia de este mosquito.

Cualquier recipiente que acumule agua en una casa puede convertirse en un criadero para el mosquito Aedes; por eso es importante eliminarlos. Se crían en lugares sombríos y húmedos.

Los sitios oscuros aseguran que el agua de los recipientes no sobrepase ciertas temperaturas que serían letales para los huevos, larvas y pupas. Los adultos requieren de humedad para sobrevivir mayor tiempo, así los recipientes con agua proporcionan un ambiente ideal para el Aedes aegypti.

Cualquier recipiente capaz de acumular agua puede convertirse en un criadero pero algunos pueden producir gran cantidad de mosquitos. Por ejemplo, las cubiertas de automóviles son excelentes criaderos tanto por su forma (que impide volcar el agua), su material (aislante) y su color oscuro que permite mantener la temperatura adecuada para el desarrollo del mosquito.

Es importante recordar que este mosquito también se puede criar en un departamento. Dentro de un ambiente cerrado también hay elementos ideales para su reproducción: los platos bajo las macetas, los floreros y las plantas en frascos con agua son criaderos muy frecuentes en viviendas, oficinas, escuelas, hospitales, etcétera.

SIN VACUNAS

Como no existe ninguna vacuna que proteja de estas enfermedades, las medidas de prevención deben dirigirse a eliminar de todos los objetos que sirven de criaderos al mosquito y también evitar sus picaduras.

Quienes viajen a zonas con presencia de estas enfermedades deben seguir los siguientes consejos: Evitar en la medida de lo posible, exponerse al aire libre durante las primeras horas de la mañana y al atardecer, las horas de mayor actividad del mosquito; usar mangas largas y pantalones largos si se desarrollan actividades al aire libre; utilizar espirales o tabletas repelentes.

Además, proteger las cunas o cochecitos de bebés con mosquiteros tipo tul al permanecer al aire libre y cuidar que permitan una correcta ventilación; utilizar repelentes sobre la piel expuesta y renovar su aplicación cada 3 horas aproximadamente. Deben utilizarse productos que contengan DEET (N,N-dietil-m-toluamida) ya que son los más eficaces; rociar también la ropa con repelente porque los mosquitos pueden picar a través de las prendas de tela fina.

Vale decir que en los bebés menores de dos meses de edad no se recomienda utilizar repelentes. En los niños mayores de dos meses se deben usar repelentes con concentraciones de 10% de DEET. Se recomienda leer las etiquetas de los productos.

SÍNTOMAS

Ante síntomas como fiebre, dolor de cabeza (especialmente en la zona de los ojos), dolores musculares, articulares, erupciones, náuseas y vómitos, consultar al servicio médico local. Como así también no automedicarse, evitando especialmente tomar aspirinas, ibuprofeno o aplicarse medicamentos inyectables ya que favorecen las hemorragias.

Si durante las dos semanas posteriores al viaje a zonas afectadas por esta enfermedad se presentan síntomas de dengue, concurrir al médico inmediatamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *