«

»

Oct 31

El papa Francisco, en Suecia por los 500 años de la Reforma de Lutero

Reconciliación

Aguapey.Malmoe.Suecia,31.10.2016.La visita, casi sorpresiva, busca mejorar las relaciones con los protestantes. Y abrió la polémica entre los círculos católicos conservadores.

El papa Francisco viajó el lunes a la secular Suecia para conmemorar el 500 aniversario de la Reforma Protestante, un gesto llamativo dado que la orden jesuita a la que pertenece se fundó para defender la fe contra las “heréticas” reformas de Martín Lutero hace cinco siglos.

Aunque la visita fue una sorpresa en un principio, tanto el Vaticano como la Iglesia luterana insistieron en que el acto no es una celebración de la rebelión de Lutero. En cambio, señalan, es una solemne conmemoración para pedir perdón por el cisma en la cristiandad occidental y celebrar la mejora de las relaciones en las cinco últimas décadas.

Francisco ha priorizado esta clase de encuentros de profundo simbolismo para demostrar que aunque divididos en su dogma, los cristianos pueden y deben trabajar y rezar juntos,especialmente en épocas de persecución religiosa.

“Si no lo hacemos, los cristianos nos hacemos daño por división”, dijo Francisco en una entrevista este fin de semana con una revista jesuita.

“Este viaje es importante porque es un viaje eclesial, muy eclesial, en el campo del ecumenismo. El trabajo de ustedes ayudará mucho a comprender, a que la gente comprenda bien”, dijo el papa Francisco a los periodistas en el avión que lo llevó a Suecia.

Mientras que teólogos luteranos y católicos prosiguen con su lento diálogo doctrinal iniciado hace 50 años, el papa pretende acercar a los 1.200 millones de creyentes católicos a sus hermanos protestantes.

El 31 de octubre de 1517, el monje católico alemán Martín Luterocriticó al papa por el negocio que éste hacía por las “indulgencias”, por el perdón de los pecados y un acceso facilitado al paraíso, colgando sus “95 tesis” en la puerta de una capilla de Wittengerg (sur de Berlín).

Fue excomulgado y esta ruptura comportó sangrientas guerras religiosas en las décadas posteriores.

La presencia del papa como pistoletazo de salida a un año repleto de acontecimientos sobre Lutero (principalmente en Alemania) despertó el entusiasmo de los que defienden la unidad de los cristianos, pero también puso en guardia a los más conservadores.

En este sentido, el cardenal alemán Gerhard Ludwig Müller, encargado de proteger el dogma en el Vaticano, consideró que no existía “ninguna razón para celebrar” la Reforma, que “llevó a la ruptura del cristianismo occidental”.

Los actos programados el lunes en el sur de Suecia fueron denominados “conmemoración común” y no “celebración”.

Francisco llegó con unos minutos de adelanto a Malmo, en el sur de Suecia, e inmediatamente se reunió para una audiencia en el aeropuerto con el primer ministro, Stegan Lofven, antes de reunirse con los reyes de Suecia.

El acto más importante previsto para el lunes era un servicio ecuménico para conmemorar el aniversario con el líder de la Federación Luterana Mundial, el obispo Munib Younan, en la catedral luterana de Lund.

Las delegaciones vaticana y luterana tomarían juntos un autobús _en un viaje ecuménico en sí mismo_ para atender un acto destacando la reconciliación y esfuerzos humanitarios de las dos iglesias. Entre los oradores destacados había varios refugiados y el obispo católico de la asediada Aleppo, en Siria.

Francisco continuará con su visita el martes con una misa católica en el estadio deportivo de Malmo, incluida en el último minuto en el programa después de que la pequeña comunidad católica de Suecia expresara sus quejas de que el papa los estaba ignorando y sólo había acudido para conmemoración protestante./Clarín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *