«

»

May 23

El rosario de Matteo Salvini provoca la cólera de la Iglesia italiana.

Aguapey.VATICANO,23.05.2019.Mientras que la Conferencia Episcopal Italiana se reúne esta semana en el Vaticano, el ministro del Interior italiano y jefe de fila de la extrema derecha italiana blandió un rosario invocando a la Virgen al final de la reunión de los nacionalistas europeos, el sábado 18 de mayo en Milán.
El ministro del Interior, Matteo Salvini, ha provocado la cólera de los responsables religiosos italianos al blandir el sábado 18 de mayo durante una reunión electoral un rosario, invocando a la Virgen María por su victoria.

“Confío mi vida y la vuestra al Corazón inmaculado de María que, estoy seguro, nos llevará a la victoria”, exclamó rosario en mano el jefe de fila de la Liga al concluir la reunión de la extrema derecha europea, reunida en la plaza de la catedral de Milán.

En su discurso, en el que también participó Marine Le Pen, Matteo Salvini mencionó también al papa Francisco, cuyo nombre suscitó silbidos en la plaza, considerando que la política del gobierno italiano contribuía a reducir el número de muertos en el Mediterráneo como pide el Papa actual.

“Soberanía fetichista”

Una exageración del ministro ya que, si bien 2.299 personas murieron en el Mediterráneo en 2018, frente a 3.139 en 2017, la proporción de muertos en relación al número total de migrantes ha aumentado. “Debe hacerse todo lo posible para que todos los hombres puedan seguir en el país en el que nacieron” añadió además Matteo Salvini, citando al cardenal guineano Robert Sarah, uno de los opositores al Papa en el seno de la Curia Romana.

“El rosario levantado por Salvini y los silbidos de la gente dirigidos al papa Francisco son una soberanía fetichista”, opinó el semanal católico Famiglia cristiana en un editorial.

“El último de los buenos cristianos”

“Los rosarios y los crucifijos son utilizados como signos de valor político, pero de manera inversa en relación al pasado; antes, se daba a Dios lo que habría estado bien en manos del César, ahora es el César quien desafía y empuña lo que pertenece a Dios”, lamentó por su parte en las redes sociales el padre Spadaro, director de La Civiltà cattolica, influyente revista cuyos textos son revisados por la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

Este jesuita cercano al Papa consideró que una “reunión política” no era “el lugar para las oraciones”: “la conciencia cristiana, en mi opinión, debería sentirse humillada al verse regateada y alardeada”.

En una reunión el domingo 19 de mayo en Sassuolo (norte de Italia), Matteo Salvini contestó inmediatamente, considerándose “el último de los buenos cristianos”.

“Estoy orgulloso de llevar siempre un rosario en el bolsillo”, afirmó, lamentando haber sido “atacado” por haberse “atrevido a hablar de Dios, de los papas, de nuestros valores y de nuestras raíces”.

“La política partidista divide”

“Estoy orgulloso de nuestra historia y de nuestras raíces, de ser testigo de una civilización acogedora y generosa”, afirmó. “Pero ser acogedor es una cosa y suicidarse es otra. Es lo que decía el papa Benedicto, lo que decía Wojtyla”, añadió el vicepresidente del consejo italiano.

El mismo día, fue el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado de la Santa Sede, quien expresó su opinión, evitando nombrar a Matteo Salvini.

“Creo que la política partidista divide, cuando Dios pertenece a todo el mundo. Invocar a Dios para uno mismo siempre es peligroso”, declaró el “número 2” del Vaticano, al margen de la Fiesta de los Pueblos organizada por la diócesis de Roma y Caritas de Roma en la Basílica de San Juan de Letrán, la catedral del Papa. “Ignorar a nuestro vecino es el primer paso para apagar la caridad que hay en nosotros”, añadió dirigiéndose a algunos de los migrantes allí reunidos.

Steve Bannon se opone al Papa

Estas declaraciones tienen lugar en el contexto de un nuevo ataque de Matteo Salvini contra la Iglesia italiana y no es imposible que el propio Papa se refiera a ello durante el breve discurso que debe pronunciar el lunes 20 de mayo por la tarde ante la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Italiana, reunida en el Vaticano.

Francisco es, efectivamente, uno de los blancos frecuentes de Matteo Salvini desde 2016, después de un viaje a Estados Unidos donde el político fue a apoyar a Donald Trump durante su campaña electoral.

Según los altos responsables de la Liga citados por la web estadounidense SourceMaterial y el diario británico The Guardian, el jefe de la Liga, que se encontró entonces con Steve Bannon, “salió de esta conversación con un consejo clave: atacar al Papa”. Lo que comenzó a hacer en las siguientes semanas.

En abril de 2019, durante una visita a Italia, Steve Bannon explicó, en una entrevista a la NBC grabada en la plaza de San Pedro, que el papa Francisco era uno de sus objetivos. “Ha sido constante en decir que todos los problemas del mundo se deben a los movimientos populistas y nacionalistas”, denunciaba quien intenta unir a la extrema derecha europea en temas populistas e identitarios.NicolasSenèze.LaCroix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *