«

»

Ene 09

El segundo puente Chaco-Corrientes demandará nueve meses el estudio de la posible traza

Aguapey.Corrientes,08.01.2015.puenteLa oficialización de la licitación para contratar los servicios de consultoría del estudio de factibilidad para el segundo puente entre Chaco y Corrientes significó el primero de varios pasos administrativos necesarios y previos a la obra de construcción del futuro viaducto. Adjudicado el estudio, la consultora ganadora tendrá un plazo para su desarrollo de nueve meses. El costo de esta etapa superará los 79,7 millones de pesos.

“La primera etapa del proyecto ejecutivo es la definición de la traza vial, que significa hacer un estudio regional (considerando múltiples factores) para elegir el lugar más adecuado donde se ubicará el puente”, comentó a NORTE Humberto Cardozo, jefe del Distrito 18 Chaco de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV).

El llamado a licitación para la primera etapa de estudios del segundo puente Chaco-Corrientes implica la presentación de varias alternativas de traza, para finalmente seleccionar la definitiva.

A principios de esta semana, la Dirección Nacional de Vialidad publicó el llamado a licitación 75/2014 para la contratación del proyecto ejecutivo del segundo puente que unirá las provincias de Chaco y Corrientes. La apertura de ofertas fue fijada para el 17 de marzo, a las 11, en la las oficinas centrales ubicadas en Capital Federal.

De acuerdo con los términos de referencia elaborados por expertos de Vialidad Nacional como bases para elaborar la factibilidad y el proyecto del segundo puente, las consultoras que se presenten para esta labor deberán ofrecer alternativas de cuatro lugares de posibles trazas donde se emplace el viaducto interprovincial.

Según ese documento del organismo vial, que fue puesto en conocimiento de las provincias de Chaco y Corrientes, la traza elegida para la nueva conexión deberá emplazarse entre los kilómetros 1.173 (Isla Sombrero, provincia de Chaco) y 1.235 (Isla Anteojo, provincia de Corrientes) del río Paraná.

Cada una de las alternativas de traza sugeridas deberá presentar una justificación en términos de ventajas y desventajas de la selección de ese lugar. Luego, elegido el sitio donde se hará la obra, se licitará finalmente el proyecto ejecutivo que determinará las características del puente (cantidad de calzadas, modalidad con ferrocarril, etcétera).
Tecnología al alcance

“Existen muchos avances en la tecnología para hacer un puente. Tal vez ahora pueda terminarse en dos o tres años, en contraste con aquel período de construcción del primer puente que abarcó desde 1968 al ‘73”, marcó el jefe distrital chaqueño.

No obvió Cardozo todo el entorno que rodea a un puente, que no es una obra aislada, sino que supone la construcción de enlaces con las rutas existentes y accesos para hacer posible la utilización del viaducto.

Por otra parte, marcó el abismo entre épocas, contrastando las décadas del ’60 y ’70, con la actualidad, con cambios radicales producidos en estos últimos años, que determinaron “una explosión en el tránsito”, el disparador de la mayoría de los reclamos sobre la necesidad de un segundo puente. “Creció el tamaño y velocidades de camiones, autos y motos. Todos quieren ir más rápido y no tener demoras, en una estructura hecha para las necesidades de 40 años atrás. La modernidad impacta fuerte”, graficó.

Recordó que, del flujo diario de tránsito, un 20% son camiones que circulan por el puente a determinadas horas, y que en muchas ocasiones generan inmensas congestiones, producto de demoras en la estación de peaje, o también por la particular semaforización que existe en la avenida 3 de Abril de Corrientes, nexo ineludible para el tránsito pasante por el puente.

“Esas situaciones no estaban previstas al momento de construcción del puente”, marcó, y consideró que en estos casos, cuando se presenta un puente demasiado saturado por el tránsito o bien “vacío”, dada la congestión que habitualmente se produce en la avenida 3 de Abril, debe actuar el personal policial caminero para reordenar el tráfico, liberar semáforos y “abastecer al puente”, si es la situación necesaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *