«

»

May 01

En Francia, contra la reforma laboral de Hollande

En el Día del Trabajador

Aguapey.París.Francia,01.05.2016.Decenas de miles de trabajadores franceses reinstalaron en las calles la lucha que mantienen hace meses contra la reforma laboral del gobierno socialista de Francois Hollande, con marchas en todo el país por el Día del Trabajador y con un único reclamo: la retirada del proyecto de ley.

Pese a algunos enfrentamientos entre jóvenes enmascarados que lanzaron piedras y policías que respondieron con gases lacrimógenos en París, las manifestaciones fueron pacíficas y no terminaron con cientos de detenidos como sucedió hace unos días.

Detrás de la convocatoria de hoy y a sólo dos días de que el proyecto de reforma laboral comience su trámite parlamentario, estuvieron la mayoría de los sindicatos -CGT, FO, FSU, Solidarios, UNEF, UNL y FIDL.

A la reforma se le reprocha, entre otros puntos, acabar con la igualdad de negociación entre empleados y empresarios al otorgar primacía a los acuerdos en las empresas por encima de los convenios colectivos. Pese a ello, la patronal francesa también se incluye entre los detractores de este texto. La reforma sólo es apoyada por los llamados sindicatos reformistas, como CFDT, CFTC o Unsa, que no se unieron hoy a la marcha y propusieron en su lugar mesas redondas.

Mientras tanto, como en años anteriores, el Primero de Mayo también sirvió de tribuna política a la ultraderecha, que tradicionalmente conmemora en esta fecha la figura de Juana de Arco y su victoria en el siglo XV al frente de las tropas francesas contra el ejército inglés. Marine Le Pen, quien renunció a un desfile en favor de un “banquete popular y patriota” para más de 2000 militantes, lanzó un discurso de tono presidencial en el que reiteró el restablecimiento de las fronteras nacionales, una política extranjera “libre e independiente” y “mayor democracia y referendos”.

Un grupo de feministas de la organización Femen intentó irrumpir y boicotear en el banquete de Le Pen, pero la policía que protegía el evento las detuvo antes que pudieran escrachar a la dirigenta de extrema derecha. El grupo de activistas intentó entrar al lugar con botellas de champán, pelucas de colores y cotillón para celebrar el fin del principal partido ultraderechista de Francia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *