«

»

Dic 16

Encuentro fraternal Unas 300 personas en situación vulnerable asistieron a las cenas navideñas solidarias

Aguapey.Corrientes,16.12.2017.Los jóvenes del “Buen Samaritano” organizaron, en la parroquia San Francisco y la Iglesia Catedral, un festejo adelantado por la Nochebuena. Destacaron el masivo aporte de los laicos.

Los salones del templo San Francisco y la Iglesia Catedral esta semana adquirieron un clima de hogar familiar ya que entre música, adornos navideños y extensas mesas (donde se podía degustar una variedad de platos) se realizó la tradicional cena para celebrar la Navidad. Ambos encuentros fueron organizados por el grupo de jóvenes “Buen Samaritano”, quienes diariamente brindan asistencia alimenticia a las personas sin hogar.

En la Iglesia Catedral el festejo se llevó a cabo el miércoles, en tanto que anoche tuvo lugar en la parroquia San Francisco. Aunque se realizaron en diferentes días, el denominador común en ambos eventos fue la masiva participación, dado que a cada encuentro asistieron unas 300 personas. Algunas de ellas en situación de calle, grupos de cartoneros y familias con un contexto de vulnerabilidad social.

“Recibimos a muchísima gente, mucha más que el año pasado. Sabemos que tuvimos la participación de unas 300 personas porque nos quedamos sin tablones para que todos puedan sentarse, pero aun así fue un encuentro muy lindo y familiar. Hubo mucha comida, vino un dj y hasta un animador. Estuvimos hasta las 12 y además unas 60 personas estuvieron trabajando en el servicio”, relató a El Litoral, Nicolás, miembro del grupo solidario que trabaja en la Iglesia Catedral.

Del mismo modo anoche, desde las 20, las puertas del templo San Francisco se abrieron para recibir al centenar de personas invitadas a celebrar la Navidad en familia. Minutos antes de que comience el festejo, Franco Stoppello del grupo “Buen Samaritano” detalló: “Ornamentamos todo el salón para que se sientan a gusto, actuará el grupo de música ‘Niño Jesús’ y tenemos previsto un arroz con pollo para más de doscientas personas. Además, el fraile de San Francisco preparó un gesto para aportar en la unión fraternal de los presentes”.

El objetivo de este tipo de celebraciones es acercar la tradicional celebración navideña a quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad social o personas que viven en soledad; sea cual fuese el caso, lo cierto es que los festejos se realizaron en un clima fraternal.
Antes del cierre, las familias invitadas recibieron una bolsa navideña con una variedad de productos, que previamente fueron donados a los grupos del “Buen Samaritano”.

Detrás de escena

Desde hace al menos un mes, los grupos solidarios del “Buen Samaritano” (que trabajan en las Iglesias Catedral, San Francisco y Jesús Nazareno) vienen recolectando donaciones para llevar adelante los festejos. En este sentido, destacaron la participación y el aporte de empresas, laicos, miembros de la parroquia y vecinos.

“Nos sorprendió la cantidad de personas que se acercó a ayudar, nosotros recibimos el respaldo de las parroquias y de Cáritas, pero este año muchos laicos dieron su granito de arena. Estamos muy agradecidos de aquellos que brindaron sus donaciones, un grupo vino a decorar el salón de la parroquia, armaron un pesebre y otro equipo se ofreció a cantar en vivo. Realmente la solidaridad estuvo presente”, recalcó Franco Stoppello.

Asimismo para que la cena pueda llevarse adelante, los jóvenes de las tres parroquias junto con colaboradores se dedicaron a cocinar una variedad de platos. “Tanto los chicos de la parroquia Jesús Nazareno como los de la Catedral estuvimos cocinando desde el martes. Hicimos torta de queso, sopa paraguaya, cocinamos dos perniles que nos donaron, hicimos choripanes, había salsas, empanadas, budines y pan dulce. La verdad es que los que participaron se fueron muy contentos, ya que también cada familia se llevó su bolsa navideña”, sintetizó Nicolás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *