«

»

Oct 29

Esquina: Nuevo revés judicial para el cura Domingo Pacheco POLICIALES – 29/10/2016

Aguapey.Esquina,29.10.2016.El Su­pe­rior Tri­bu­nal de Jus­ti­cia (STJ) re­cha­zó un re­cur­so pre­sen­ta­do por la de­fen­sa del cu­ra Do­min­go Pa­che­co, acu­sa­do de un abu­so se­xual co­me­ti­do en la lo­ca­li­dad de Es­qui­na.

El re­vés ju­di­cial alla­nó el ca­mi­no pa­ra la re­a­li­za­ción de un nue­vo jui­cio con­tra el sa­cer­do­te que ha­bía si­do ab­suel­to por la vio­la­ción rei­te­ra­da de un jo­ven que, al mo­men­to de ser ul­tra­ja­do, era me­nor.

La de­fen­sa de Pa­che­co ha­bía pre­sen­ta­do un re­cur­so ex­tra­or­di­na­rio de ca­rác­ter fe­de­ral pa­ra in­ten­tar que se re­vea la de­ci­sión de vol­ver a en­jui­ciar­lo.

Sin em­bar­go, el al­to cuer­po con­si­de­ró que la me­di­da era ino­fi­cio­sa ya que sus ar­gu­men­tos no bas­ta­ban pa­ra re­trac­tar­se de lo que ya ha­bía de­ci­di­do.

Va­le re­cor­dar que en 2011, en Es­qui­na, el cu­ra fue de­nun­cia­do por un mu­cha­cho que en ese mo­men­to te­nía 15 años. Tras ello, el acu­sa­do es­tu­vo un tiem­po de­te­ni­do.

En el 2013 cul­mi­nó el jui­cio que fue lle­va­do ade­lan­te en la ciu­dad de Go­ya por el Tri­bu­nal Oral Pe­nal (TOP) de allí, cuer­po que lo ab­sol­vió de los car­gos por abu­so se­xual con ac­ce­so car­nal do­ble­men­te agra­va­do en la mo­da­li­dad de de­li­to con­ti­nua­do.

El fa­llo ha­bía ge­ne­ra­do gran po­lé­mi­ca y tan­to la que­re­lla co­mo la fis­ca­lía pre­sen­ta­ron re­cur­sos pa­ra ape­lar la de­ci­sión del TOP de Go­ya. De es­ta ma­ne­ra, el pa­sa­do ju­nio el STJ dio lu­gar al pe­di­do de las par­tes acu­sa­to­rias por lo que de­fi­nió que el cu­ra sea nue­va­men­te en­jui­cia­do.

Un ve­re­dic­to iló­gi­co

Los mi­nis­tros con­si­de­ra­ron que el fa­llo, que ha­bía si­do da­do en Go­ya, ca­re­cía de con­sis­ten­cia y era ar­bi­tra­rio por te­ner “u­na fun­da­men­ta­ción de­fi­cien­te y vio­la­to­ria de la sa­na crí­ti­ca ra­cio­nal”.

Se­gún tras­cen­dió, los mi­nis­tros del STJ apun­ta­ron que el fa­llo que ab­sol­vió a Pa­che­co es­ta­ba pla­ga­do de des­ca­li­fi­ca­cio­nes per­so­na­les ha­cia la víc­ti­ma, su her­ma­no y los pro­fe­sio­na­les mé­di­cos que in­ter­vi­nie­ron en el ca­so. Ade­más to­ma­ba una po­si­ción ade­lan­ta­da en re­la­ción al dam­ni­fi­ca­do y es­bo­za­ba pre­con­cep­tos so­bre és­te.

Los ar­chi­vos de la épo­ca die­ron cuen­ta que el TOP de Go­ya du­dó de la víc­ti­ma por­que se­guía con­cu­rrien­do al lu­gar del he­cho, a pe­sar de que de­cía ser blan­co de los ul­tra­jes. Sin em­bar­go, los miem­bros del STJ apun­ta­ron a que no se tu­vo en cuen­ta el tes­ti­mo­nio del mu­cha­cho pre­sun­ta­men­te abu­sa­do, quien ma­ni­fes­tó que no que­ría ir más y que era obli­ga­do por su ma­dre pa­ra que con­cu­rra (quien des­co­no­cía la si­tua­ción).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *