«

»

Ene 13

Estiman que para febrero “Chiqui” ya pueda ser trasladado al Iberá

Aguapey.Corrientes,13.01.2017.El Coordinador del Proyecto Iberá, Sebastián Di Martino, comentó que estiman que para febrero ya pueda ser traslado “Chiqui”, el yaguareté que llegó de Brasil al centro de preservación Iberá. Detalló que primero debe pasar una cuarentena en San Cayetano, en el Centro de Flora y Fauna para que sea examinado y descartar posibles enfermedades. Además, afirmó que en un tiempo llegaría una yaguareté hembra que sería la pareja del “Chiqui”

“Nahuel llego en enero del año pasado, lo movimos a fines de febrero, Toguna entró en su primer celo y hace 7 meses están viviendo juntos y Toguna no quedó preñada todavía. El plan inicial era traer una segunda especie de macho y de hembra, por lo que Chiqui tendría su pareja de Curitiba” contó el coordinador.
 
“Chiqui es un macho de yaguareté que lo capturaron de muy chiquito de Paraguay, unos cazadores furtivos mataron a la madre y lo tenían en una oficina de una repartición publica de Paraguay, la Secretaria de Ambiente lo rescató y lo llevó al departamento de Ayolas en el refugio faunístico de Yacyretá” describió.
 
“Ahí paso sus 8 años de vida Chiqui, es muy lindo, está en muy buen estado, pesa 75 kilos, ya tenemos en vista algunos animales de Paraguay y Brasil, porque en Argentina cuesta mucho ya que la población es algo vieja o bien tienen lazos de parentesco por lo que tampoco podemos cruzarlos” comentó.
 
“El convenio que firmamos con Yacyretá fue muy bueno, estamos muy contentos, para traer a Toguna tardamos 4 años y traer a Chiqui sólo fueron 4 meses y eso es un gran avance” afirmó Di Martino.
 
“El trayecto de Chiqui fue corto, cuando el de Nahuel fueron más de 24 horas, él vivía en el sur, en la nieve, en un clima totalmente distinto que el nuestro” dijo.
 
“Tuvo que hacer una cuarentena básica, en Paraguay, se le hicieron chequeos sanitarios para descartar enfermedades, ahora fue movido a otra cuarentena en San Cayetano, más exhaustivo en cuanto a los chequeos que se realizan y una vez que apruebe eso se lo moverá y si tiene una enfermedad habrá que tratarlo primero” explicó.
 
“Calculamos que para febrero ya lo vamos a poder llevar al centro de preservación en el Iberá” cerró Sebastián Di Martino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *