«

»

Jun 03

Ex convicto atrapado por vecinos que usaron la alarma comunitaria

Aguapey.Corrientes,03.06.2016.Bajo la modalidad de “motochorro” atacó a una mujer para robarle la cartera. La víctima resistió y testigos activaron el sistema de sirenas conectadas a botones antipánico. Antes de que pudiera escapar lo redujeron a golpes para luego entregarlo a la Policía.

Un de­lin­cuen­te re­sul­tó atra­pa­do por nu­me­ro­sos ve­ci­nos que so­co­rrie­ron a una mu­jer ata­ca­da en una ca­lle del ba­rrio Ya­pe­yú de la ciu­dad de Co­rrien­tes, don­de uno de ellos ac­ti­vó el sis­te­ma de alar­ma co­mu­ni­ta­ria que fun­cio­na des­de ha­ce po­cas se­ma­nas.
El ma­le­an­te, un ex con­vic­to que ter­mi­nó de cum­plir una con­de­na por ro­bo ha­ce cua­tro me­ses, es­ta­ba acom­pa­ña­do de un cóm­pli­ce que lo­gró es­ca­par en una mo­to­ci­cle­ta.
La in­for­ma­ción re­co­lec­ta­da ayer por dia­rio épo­ca in­di­ca que el epi­so­dio ocu­rrió el miér­co­les a la no­che. Cer­ca de las 20:15 una mé­di­ca es­ta­ba de­lan­te de un do­mi­ci­lio de ca­lle Trán­si­to Co­co­ma­ro­la al 800 cuan­do de pron­to la sor­pren­dió un hom­bre que se acer­có a la ca­rre­ra.
La mu­jer lle­va­ba con­si­go una car­te­ra que el agre­sor tra­tó de qui­tár­se­la a los gol­pes. Pe­ro co­mo la víc­ti­ma ofre­ció re­sis­ten­cia la em­pu­jó al pi­so y aún así no lo­gró el co­me­ti­do.
Una ve­ci­na que ob­ser­vó el de­li­to no du­dó en pre­sio­nar un bo­tón an­ti­pá­ni­co, ac­ción que tam­bién re­a­li­zó otro ha­bi­tan­te de la cua­dra en pro­cu­ra de aler­tar al res­to del ve­cin­da­rio so­bre lo que es­ta­ba su­ce­dien­do.
En el mo­men­to que el la­drón pre­ten­día fu­gar lo co­rrie­ron en­tre va­rias per­so­nas, quie­nes se­gun­dos an­tes tam­bién es­cu­cha­ron los pe­di­dos de au­xi­lio de la pro­fe­sio­nal agre­di­da.

Cuan­do el cóm­pli­ce del arre­ba­ta­dor ob­ser­vó que fue­ron des­cu­bier­tos y es­ta­ban en se­rio pe­li­gro de ser atra­pa­dos de­ci­dió ale­jar­se a al­ta ve­lo­ci­dad, sin im­por­tar­le la suer­te que pu­die­ra co­rrer su com­pa­ñe­ro de an­dan­zas.
En un for­ce­jeo el “mo­to­cho­rro” que no pu­do ale­jar­se fue ti­ra­do al sue­lo en la es­qui­na de las ca­lles Trán­si­to Co­co­ma­ro­la y Go­ber­na­dor Vi­ra­so­ro.
Un efec­ti­vo del Gru­po de Res­pues­ta In­me­dia­ta Mo­to­ri­za­da 2 (GRIM 2) en fran­co de ser­vi­cio y ves­ti­do de ci­vil in­ter­vi­no en el mo­men­to que no­tó el in­ci­den­te.
El po­li­cía se en­car­gó de man­te­ner de­te­ni­do al mal­vi­vien­te mien­tras acu­día en po­cos mi­nu­tos un pa­tru­lle­ro de la co­mi­sa­ría sec­cio­nal Quin­ta que es­ta­ba en re­co­rri­das de pre­ven­ción.
Las au­to­ri­da­des iden­ti­fi­ca­ron al la­drón de­te­ni­do co­mo Emi­lia­no M., de 23 años, do­mi­ci­lia­do en el ba­rrio Plá­ci­do Mar­tí­nez.
El mal­he­chor es­ta­ba en li­ber­tad des­de ha­ce cua­tro me­ses, ya que ha­bía ter­mi­na­do de pur­gar una con­de­na en la Uni­dad Pe­nal Uno al ser ha­lla­do cul­pa­ble de un de­li­to de ro­bo. “Es un ex pre­si­dia­rio que re­gis­tra va­rios an­te­ce­den­tes de ilí­ci­tos co­me­ti­dos en es­ta ciu­dad”, ex­pli­có una fuen­te po­li­cial con­sul­ta­da por es­te me­dio.
El arre­ba­ta­dor per­ma­ne­cía en­ce­rra­do a dis­po­si­ción de la Jus­ti­cia en una cau­sa ca­ra­tu­la­da co­mo ro­bo en gra­do de ten­ta­ti­va ya que la víc­ti­ma pu­do re­cu­pe­rar su bol­so con to­do el con­te­ni­do.
En el ba­rrio Ya­pe­yú fun­cio­nan las alar­mas co­mu­ni­ta­rias que es­tán co­nec­ta­das a bo­to­nes an­ti­pá­ni­co (a mo­do de con­trol re­mo­to) que los ve­ci­nos ac­cio­nan en de­ter­mi­na­das si­tua­cio­nes.
La me­di­da fue acep­ta­da y adop­ta­da cuan­do el mi­nis­tro de Se­gu­ri­dad era to­da­vía el ac­tual se­na­dor Pe­dro Brai­llard Poc­card, quien la se­ma­na pa­sa­da hi­zo jus­ta­men­te en­tre­ga de más si­re­nas y re­flec­to­res pa­ra ser co­lo­ca­dos en di­ver­sos pun­tos del ba­rrio men­cio­na­do.
Los ve­ci­nos y la Po­li­cía acor­da­ron un “pro­to­co­lo“ de ac­ción an­te un even­tual epi­so­dio co­mo el re­gis­tra­do an­te­a­no­che. En­tre otros pun­tos con­sis­te en usar los bo­to­nes an­ti­pá­ni­co (dis­po­si­ti­vos si­mi­la­res a lla­ve­ros) pa­ra en­cen­der las si­re­nas si es­tán en pre­sen­cia de un ilí­ci­to, o fue­ran víc­ti­mas de él, e in­me­dia­ta­men­te lla­mar al sis­te­ma 911.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *