«

»

Sep 10

Gils Carbó enfrenta a Macri y resiste los cambios pro-empresa de la Justicia laboral

Aguapey.Buenos Aires,09.09.2016.La Procuradora lanza una UFI especializada en el fuero laboral, cuando el Gobierno viene impulsando el traspaso a la Ciudad y postula un perfil contra trabajadores.

Se trata de un nuevo capítulo en la pelea entre la Procuradora General y el Presidente. Pero no cualquiera, porque en un campo en donde el Gobierno ya mostró mucho interés en pulsear: el de la Justicia laboral que, según su entender, suele fallar “siempre a favor de la misma parte”.

Alejandra Gils Carbó creará una nueva Unidad Fiscal de Investigación, esta vez dedicada a los casos laborales, un fuero estratégico para la política de Macri. La decisión es un enfrentamiento directo con la Casa Rosada, que ya manifestó su intención de generar justicia menos tendiente a fallar a favor del trabajador como forma de seducir nuevas inversiones.

La flamante UFI funcionará como lo hacen otras unidades, como la Procelac o Protex: asistir a los fiscales dedicados a esta temática y generar información estadística que dé cuenta del estado del fuero, saturado por la gran cantidad de causas y que actualmente tiene 30 de los 80 juzgados nacionales subrogados. Estará encabezada por un triunvirato compuesto por Eduardo Álvarez, Juan Manuel Domínguez y Cristina Pietro.

El traspaso a la Ciudad de Buenos Aires

Esta decisión, que se pondrá en práctica a partir de la semana próxima, colisiona con el proyecto de traspaso del fuero laboral, una iniciativa que descansa en el Senado y que es criticada por gremios y miembros del fuero, que ven con incertidumbre el futuro si esto se lleva a cabo.

En rigor de verdad, el proyecto es para traspasar todos los juzgados nacionales de la Capital Federal a esa jurisdicción, pero, según confirmó El Destape de fuentes del Ministerio de Justicia, el laboral será uno de los primeros en hacerlo.

Desde la Procuración deslizaron a este medio que este proyecto no les preocupa, ya que se trata de un organismo extrapoder por lo que el Gobierno no tendría por qué interferir. Lo cierto es que esta flamante UFI tendrá una dirección completamente distinta a la que deslizó Mauricio Macri en varias entrevistas, en donde viene cuestionando a la Justicia laboral por “fallar siempre a favor de una misma parte” y criticar a los trabajadores por “el ausentismo” y “la reducción de la jornada laboral”.

El enfrentamiento entre el Gobierno y la Procuración es público y notorio desde el primer día de gestión. Como se negó a renunciar, desde la Casa de Gobierno esperan aprobar una ley del Ministerio Público Fiscal que al menos recorte las facultades de la procuradora, una forma elegante de incitarla a renunciar. Recientemente, la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió la denunció penalmente por los incidentes en un acto del presidente Macri en Mar del Plata. Según Lilita, integrantes del MPF no habrían actuado correctamente a la hora de investigar las supuestas pedreadas contra el auto presidencial .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *