«

»

Jun 04

Internación por una arritmia

MACRI FUE TRASLADADO A LA CLINICA OLIVOS PARA REALIZARSE ESTUDIOS CARDIACOS

Aguapey.Buenos Aires,04.06.2016.El Gobierno primero había negado la información, pero finalmente reconoció el episodio por medio de un comunicado. “Al constatarse que se revirtió la arritmia, permanecerá algunas horas más por precaución para luego regresar a su domicilio”, detallaron.

El presidente, Mauricio Macri, fue internado ayer en la Clínica Olivos para realizarse estudios cardíacos luego de un cuadro de arritmia. Según pudo saber Página/12, el Presidente sintió un malestar en el pecho temprano por la tarde y fue atendido por el equipo médico en la quinta de Olivos. Macri continuó brevemente con su agenda, que incluyó una reunión con un reducido grupo de periodistas, y luego los médicos le indicaron trasladarse hasta la clínica para hacerse un chequeo. Desde el Gobierno manejaron el tema con absoluto hermetismo y en un primer momento negaron la internación. “Desmiento que el Presidente @mauriciomacri esté internado. Está reunido en su despacho de Olivos con 4 periodistas!!!”, escribió en su cuenta de Twitter una colaboradora del vocero presidencial, Iván Pavlovsky, quien además incluyó una foto del encuentro. Esa información fue replicada por la agencia oficial Telam y otras fuentes oficiales. El mandatario permaneció en la institución hasta poco antes de la medianoche y regreso finalmente a la residencia oficial.

Durante la mañana, el Presidente participó de una actividad en un centro de Jubilados en Lanús junto al intendente Néstor Grindetti. Más tarde se había reunido –por separado– con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y con el ministro de Energía, Juan José Aranguren. Ambos habían encabezado el día anterior las negociaciones con los gobernadores por el tarifazo, luego del fuerte conflicto que se generó por las subas exhorbitantes de servicios públicos en todos los distritos.

Por la tarde, el sitio web de la revista Caras y el canal Crónica informaron sobre la internación, que inmediatamente fue negada por las fuentes oficiales. A través de su cuenta de Twitter, Cecilia Borel, asistente de Pavlovsky, difundió una foto casera de Macri junto a los periodistas Eduardo Feinmann, Walter Curia, Edi Zunino y Gloria López Lecube.

Según pudo reconstruir este diario, el Presidente había sentido un malestar antes de esa reunión, alrededor de las 15 horas y fue atentido por los médicos de la unidad presidencial. Continuó luego con su agenda y finalmente le indicaron que se realizara los estudios a modo de precaución. Ingresó a la Clínica Olivos pasadas las 19 y se le realizó la arteriografía, para la cual fue sedado.

Según contó Curia a través de las redes sociales, el Presidente no manifestó ninguna molestia durante la charla con ellos, solamente “se lo vio cansado”.

Pasadas las 21 horas y tras confirmarse extraoficialmente la internación, la Casa Rosada emitió el siguiente comunicado: “El presidente Mauricio Macri tuvo esta tarde, alrededor de las 15 horas, una leve arritmia que no le impidió continuar con su trabajo y mantener la agenda de actividades previstas en la quinta de Olivos. Al concluir la actividad prevista, siendo ya las 19.30 aproximadamente, la Unidad Médica Presidencial decidió que se realizara una revisión en la Clínica Olivos. Finalizados los estudios, y al constatarse que se revirtió la arritmia, permanecerá algunas horas más por precaución, para luego regresar a su domicilio”.

“El Presidente sigue con una pequeña sedación”, pero “los médicos dijeron que está todo perfecto”, explicó escuetamente Pavlovsky, quien relató que Macri se encontraba en una habitación normal antes de ser dado de alta. Anoche se desconocía si el Presidente continuará hoy con su agenda habitual o si se tomará un descanso.

En enero, el Presidente se había realizado un chequeo de rutina en la Fundación Favaloro. “El jefe de Estado hace anualmente estos controles que consisten, entre otros, en actividad sobre una cinta durante los cuales se evalúan respuestas físicas y cardíacas”, se indicó en ese momento a través de un parte de la institución firmado por Cristian Fuster, director médico del Hospital Universitario Fundación Favaloro, y Oscar Mendiz, jefe del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular.

“Estoy bien”, dijo Macri al salir.

Dos días después, sufrió un accidente mientras jugaba con su hija Antonia en su quinta “Los Abrojos”. Se cayó y se provocó una fisura del arco posterior de la décima costilla derecha. Este episodio lo obligó a mantenerse al margen de los partidos de fútbol que se realizaban semanalmente en la quinta presidencial. El 24 de febrero, en el marco del seguimiento médico de esa lesión, volvió a la Fundación Favaloro para efectuarse estudios funcionales respiratorios.

Entre aquel momento y el episodio cardíaco de ayer, el Ejecutivo cambió al titular de la Unidad Médica Presidencial, Marcelo Ballesteros, quien renunció al cargo que desempeñaba desde 2014. Su lugar lo ocupó Simón Salzberg, ex jefe de Cardiología del Hospital Fernández, profesor universitario y especialista en emergencias. La selección de los médicos estuvo a cargo del actual ministro de Salud, Jorge Lemus, y el titular del SAME, Ernesto Crescenti./Página12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *