«

»

Sep 19

Itatí recibe a unos 400 mil jóvenes peregrinos

Aguapey.Corrientes,19.09.2016.Cientos de kilómetros en autos y colectivos, algunos desde los parajes más distantes hasta conformar congregaciones por provincias y llegar hasta la capital correntina, en la intersección de avenida Armenia y Ruta 12. Tras recibir cada comunidad parroquial la bendición de los distintos sacerdotes y obispos del NEA, emprendieron el viaje para caminar, hasta 12 horas, para llegar a Itatí durante la madrugada.

La experiencia de la peregrinación juvenil del NEA es una manifestación de fe que, con el transcurrir del tiempo, se hace más fuerte y también más multitudinaria.

Según los coordinadores de la pastoral de la Juventud de Corrientes, estiman que unas 400 mil personas arribarán durante la madrugada y la mañana de hoy, de las cuales 200 mil son jóvenes de las cuatro provincias que participan de la manifestación de fe “organizados por sus parroquias”. El número es significativo, ya que la cantidad duplica la experiencia de años anteriores cuando se contabilizaron hasta 100 mil jóvenes.

“Apreciamos este año una vocación mucho mayor de participación de los jóvenes de todas las diócesis. Inclusive, en las reuniones previas y en la preparación espiritual hubo una respuesta más fuerte. Notamos que el número de peregrinos ha crecido el doble”, destacó en diálogo con este medio uno de los referentes de la Pastoral de la Juventud de Corrientes, el padre Martín Alderete. El sacerdote, que ocupa el rol de coordinador general de la peregrinación, recibió y ayudó a organizar la marca de cada una de las delegaciones al llegar a la capital correntina.

Bajo un sol intenso de primavera, la siesta de ayer dejó ver en la partida de los peregrinos una larguísima fila de miles de jóvenes, con camisetas coloridas, que emprendieron la marcha con entusiasmo, canciones y bailes.

También, esta vez, se terminaron las obleas que identifican a los vehículos de apoyo. “Todos los años sobran algunas pero esta vez nada quedó. Son más de seis mil autos y colectivos”, explicó a época Valentín Alcaráz, uno de los coordinadores.

Los primeros en partir fueron, como todos los años, los peregrinos de Reconquista, quienes arribarían a la Basílica cerca de las 3:30 de la madrugada. Y tras ver transitar por Ruta 12 decenas de delegaciones con coloridas vestimentas, carteles e imágenes que los identifican, los últimos fueron los peregrinos de Corrientes. Luego recibir la bendición de Monseñor Andrés Stanovnik partieron apenas pasadas las 15.

Con puestos de asistencia sanitaria y de servidores de las diócesis apostados a lo largo del camino, los caminantes marchan este año motivados por el lema “Con María, caminemos hacia la Misericordia del Padre”. En ese sentido, el padre Martín Alderete, referente de la Pastoral de la Juventud de Corrientes, explicó a época que “en el cierre del año de la Misericordia, ese es uno de los principales temas sobre los cuales se basó la preparación espiritual para la Peregrinación”, apuntó.

Además de abordar la mirada sobre esas reflexiones, este año el manifiesto también servirá para expresar la postura de la juventud católica del NEA respecto de las enseñanzas de los próceres que gestaron la Independencia del país, en el contexto del bicentenario.

“Vamos con los valores y el ejemplo de entrega que tuvieron nuestros héroes, como Miguel de Güemes, Belgrano y San Martín”, expresó el sacerdote que bendijo y alentó la peregrinación de la Diócesis de Goya, que fue la anteúltima en emprender camino

“Pidamos al Señor para que cada uno de nosotros pueda ver con sus ojos más allá de las apariencias”, expresó al partir los peregrinos de Corrientes el Arzobispo local. En sus oraciones replicó palabras del papa Francisco e instó a la juventud a recordar la “experiencia de la Misericordia de Dios”. “El peregrino sabe a dónde va, tenemos una meta”, sostuvo.

“Pidamos para cada uno de nosotros ojos que sepan ver más allá de la apariencia, orejas que sepan oír los gritos, susurros y también los silencios, manos que sepan sostener, abrazar, cuidar. Pidamos, sobre todo, un corazón grande y misericordioso que desea el bien y la salvación de todos”, expresó Stanovnik, en sintonía con el Papa, para luego unirse a la juventud en la caminata de fe.

Sólo desde Formosa, concurrieron más de 100 jóvenes peregrinos. Para el traslado se necesitaron tres colectivos de larga distancia, y varios vehículos de apoyo.

Se contabilizan un aproximado a seis mil vehículos que acompañan a los fieles de las comunidades parroquiales.

Se estima que la cifra de jóvenes peregrinos del año pasado alcanzó a los 100 mil caminantes, y que esta vez la cifra se duplicó. En total, calculan que otras 200 mil personas, en su mayoría familias, se suman a la manifestación de fe por su cuenta; es decir, por fuera de la organización oficial.

Al menos 75 coordinadores de las cuatro provincias trabajan durante todo el viaje organizando la logística y guiando la caminata y el tránsito.

En promedio, los jóvenes caminan los 70 kilómetros hasta Itatí en un lapso de 12 horas.
Cada año, los jóvenes se expresan desde Itatí con un nuevo “manifiesto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *