«

»

May 20

Joven correntino es radarista en la Armada Argentina:Navegó hacia el litoral para brindar apoyo a su gente en las inundaciones

61 ARA ZárateLa lancha Río SantiagoAguapey.Buenos Aires,20.05.2016.Ariel de Jesús Avalos es Cabo Primero de la Armada Argentina destinado en el multipropósito ARA “Ciudad de Zárate” donde está haciendo sus primeras armas en navegación por río y donde recientemente participó en las tareas de apoyo a la comunidad de zonas inundadas.

La luz verde del radar de la embarcación ilumina la mirada de un joven de 24 años quien, con atención minuciosa, analiza las imágenes en medio de la noche. Ariel de Jesús, Cabo Primero de la Armada Argentina destinado en el multipropósito ARA “Ciudad de Zárate”, es oriundo de Colonia Pando, un pueblo rural de 5200 habitantes ubicado a más de 200 km de la capital correntina.

Encontró en la Escuela de Suboficiales de la Armada Argentina (ESSA) una alternativa a las tareas cotidianas del campo que marcaron su infancia y adolescencia. Contó que fue su tía Dolores quien le abrió las puertas a la carrera naval; ella trabajaba en Hidrografía Naval y consideró que su sobrino tenía capacidades a potenciar en un espacio académico militar.

Bastó una simple charla y la insistencia tenaz pero cariñosa de la abuela Faustina para que Ariel considerara tomar un rumbo en búsqueda de nuevos horizontes. Así, comenzó a prepararse para los exámenes de ingreso a la Armada al mismo tiempo que finalizaba su último año de secundaria.

Ariel de Jesús dijo que “los profesores de la Escuela Secundaria Agraria me ayudaron muchísimo al momento de estudiar y abordar temas que no estaban incluidos en las materias de último año. Gracias a ellos pude avanzar y rendir bien todas las pruebas”.

Hijo mayor de Mirta, hermano de Ailin y José, Ariel de Jesús reveló que no sabía de la existencia de la Marina y sus escuelas de formación; y desde ese desconocimiento creyó que debía estudiar en la Ciudad de Buenos Aires y no iba a estar tan lejos de su familia. Sin embargo, la ESSA tiene asiento en la Base Naval Puerto Belgrano, al sur de la provincia de Buenos Aires.

“Nunca me había ido lejos de mi familia ni había salido de mi pueblo por mucho tiempo. Emprendí el viaje y, para mi sorpresa, mis compañeros eran la mayoría de Chaco y Corrientes. Hicimos un lindo grupo en el que nos apoyamos mutuamente cuando el desánimo nos invadía”, expresó.

Sorteó las dificultades propias que le presentaron algunas materias como Electrónica y Cálculo y logró egresar con éxito 2 años más tarde para ser destinado al destructor ARA “Sarandí”. Ariel contó que eran una numerosa división definida por el compañerismo y la camaradería, valores que él considera fundamentales en la vida de cualquier hombre de mar.

Y este joven marino correntino conoció el mar y comenzó a ver los frutos de su trabajo: afrontar los primeros gastos de alquiler, por ejemplo, y hacerse cargo de lo que implica vivir solo. Así, pudo hacer una mirada retrospectiva y valorar el esfuerzo que había hecho su familia para educarlo e inculcarle los valores que hoy lo hacen ser quien es.

Su camino dentro de la Institución continuó en una de las unidades de la Escuadrilla de Ríos de la Armada, el multipropósito ARA “Ciudad de Zárate”, donde sobrevinieron nuevos desafíos, un nuevo grupo de trabajo y nuevas aguas por recorrer. “Me gusta navegar en el río, es lindo ver la costa y conocer ciudades de nuestro país.”

El Cabo Ávalos, embarcado en el multipropósito “Zárate”, participó de las tareas de apoyo a la comunidad que realizó la Armada en la zona del litoral argentino, asistiendo a la población afectada por la crecida del río Paraná.

Esta experiencia le recordó la importancia que tiene en su vida el significado de la palabra ayudar: “Mi mamá me inculcó siempre la solidaridad para quien lo necesitara. Desde chico, si alguien pasaba por casa pidiendo algo, no era una opción esquivar la mirada, nuestra obligación era ayudar con lo que tuviéramos y como se pudiera”.

Porque los lugares recorridos por el multipropósito de la Armada forman parte de su vida y porque es parte de su esencia, las actividades de estos últimos días lo movilizaron de una forma particular y lo motivaron a dar lo mejor de sí: “Es lindo sentir que se puede ayudar y la gratitud de la gente es la mejor recompensa”.

El Cabo Primero Ariel de Jesús Avalos de Colonia Pando, Corrientes, está más que agradecido por la posibilidad que le brindó la Armada Argentina para formarse profesionalmente y ser marino radarista dentro de su especialidad Mecánico de Sistemas; y también por ser parte de las últimas actividades en el litoral llevando la ayuda necesaria a la tierra que lo vio nacer y hacer sus primeros pasos.

Con 24 años, Ariel de Jesús, como muchos jóvenes marinos, proyecta su futuro sobre fuertes cimientos sirviendo al país y la Patria desde la Armada Argentina.

 

Crónica de las tareas de apoyo a la comunidad por las inundaciones en el Litoral.

 

Unidades y personal de la Armada Argentina brindaron apoyo en Santa Fe y Entre Ríos por requerimiento de la Dirección Nacional de Coordinación Ejecutiva en Emergencias del Ministerio de Defensa. La Armada cuenta con un grupo de respuesta inmediata y capacidades, principalmente logísticas, para actuar frente a catástrofes y desastres naturales.

Las tareas comenzaron el 20 de abril cuando efectivos del Batallón de Infantería de Marina N° 3 (BIM3) se desplegaron hacia las zonas afectadas a bordo de la lancha patrullera ARA “Río Santiago” y el buque multipropósito ARA “Ciudad de Zárate”. El personal y los medios dependen del Área Naval Fluvial con asiento en la Base Naval Zárate.

El 23 de abril zarpó desde la Base Naval Puerto Belgrano el transporte ARA “Bahía San Blas”, perteneciente al Comando Naval Anfibio y Logístico, para trasladar Vehículos Anfibios a Rueda (VAR), personal médico y de sanidad; y prestar colaboración en la evacuación y contención de las personas afectadas por la crecida del río Paraná.

Dos días después, efectivos de la Armada llevaron a cabo tareas de reconocimiento del área afectada. La Sección Botes del BIM3 embarcada en el “Zárate” realizó tareas de relevamiento de los arroyos Cabayú Cuatiá y los Paraísos que desbordaron producto de las copiosas lluvias registradas, dejando como saldo grandes pérdidas materiales y varias familias evacuadas.

La “Río Santiago” realizó las mismas tareas frente a la costa de Santa Elena y en el paraje de Puerto Márquez, a pocos kilómetros de La Paz. El objetivo fue establecer las rutas para una navegación segura para el posterior relevamiento por parte del personal de la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio y Defensa Civil con el apoyo de la Armada Argentina.

El 27 de abril, embarcaciones menores de la Escuadrilla de Ríos de la Armada continuaron navegando aguas del Paraná y arroyos en Entre Ríos. Dos botes semirrígidos –uno del multipropósito y otro de la lancha patrullera– recorrieron el Paraná Superior hacia el delta de Guayquiraró.

Días más tarde, el 29 de abril, el Ministro de Defensa, ingeniero Julio César Martínez, y el Jefe del Estado Mayor General de la Armada, Vicealmirante Marcelo Eduardo Hipólito Srur, entre otras autoridades civiles y militares, recorrieron la localidad entrerriana de Ibicuy supervisando las actividades.

Allí, el BIM3 dispuso tres carpas denominadas “Salta”, en las cuales se alojaron más de 100 evacuados y desplegaron una cocina de campaña que permitió la alimentación diaria de unas 200 personas. Los marinos colaboraron en la evacuación de personas, preparación y distribución de alimentos, entrega de medicamentos, colchones, ropa y agua potable. Y en la campaña de vacunación posterior llevada a cabo en la zona por los Ministerios Nacionales de Desarrollo Social y de Salud./Gaceta Marinera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *