«

»

Jun 17

La calesita de aumentos no se detiene

 EN LA PRIMERA QUINCENA DE JUNIO, LA CANASTA DE ALIMENTOS SUBIO 2 POR CIENTO

Aguapey.Buenos Aires,17.06.2016.El titular del Indec, Jorge Todesca, pronosticó que este mes la inflación será la mitad que el 4,2 por ciento de mayo. Sin embargo, el relevamiento de Consumidores Libres para la primera quincena ya dio 2 por ciento

El precio de los alimentos aumentó casi un 2 por ciento por ciento en la primera quincena de junio y acumula en el año un alza del 21,4 por ciento, informó Consumidores Libres, entidad que dirige Héctor Polino. Este dato choca con las declaraciones del titular del Indec, Jorge Todesca, quien predijo ayer que “en junio la inflación bajará a la mitad” en relación al 4,2 por ciento que midió el instituto de estadísticas en mayo.

Entre los artículos que más subieron en lo que va del mes está el aceite Cocinero, la banana, el café La Morenita, la papa negra, la merluza fresca, picada común, acelga y la manteca Sancor. Un factor adicional de impulso a la inflación es la suba de las prepagas.

Los últimos datos en materia de precios marcan que en mayo la suba fue del 5 por ciento según el Gobierno de la Ciudad o del 4,2 según el cálculo del Indec, que incluye al conurbano bonaerense. El acumulado para las estadísticas porteñas marca un avance del 25 por ciento en los primeros cinco meses y del 44,5 por ciento en la comparación mayo 2016 contra mayo 2015.

Tanto el Gobierno como los economistas de las consultoras privadas estiman una desaceleración inflacionaria en el segundo semestre, que llegaría por impacto de la caída del consumo. Sin embargo, la tendencia no asegura el ritmo. El 5 por ciento (o 4,2) de mayo es menor a marzo y abril pero es todavía más del doble de la inflación que se registró entre agosto y octubre. De hecho, en junio la inflación podría bajar con respecto a mayo pero de todos modos muestra un nivel todavía alto. Polino ofrece indicios sobre ello.

Consumidores Libres releva una canasta de 38 alimentos básicos en los supermercados Coto, Plaza Vea y en centros de abastecimiento de La Boca, Caballito, Liniers y Pompeya. El incremento promedio de precios en la primera mitad de junio fue de 1,97 por ciento. Ese dato contrasta con la predicción que realizó el titular del Indec, Jorge Todesca, acerca de que “la inflación de este mes caerá a la mitad”. Si bien la medición de Polino se centra solamente sobre alimentos y no tiene una ponderación de consumos, transcurrida la primera quincena la suba de precios en este rubro ya casi alcanza a la mitad de la inflación del Indec de mayo. Todesca justificó su estimación al vincular el alza de precios de mayo a las tarifas.

El informe de Polino muestra que en el tope del ranking de aumentos estuvo el aceite Cocinero de 1,5 litro, con un 29 por ciento. El precio del aceite subió mucho en el año porque venció un fideicomiso que permitía subsidiar los valores en góndola. Además, el Gobierno eliminó todas las variedades de aceite de la lista del acuerdo de Precios Cuidados, con lo cual dio vía libre a las empresas. A su vez, el café La Morenita se encareció 10 por ciento y la manteca Sancor de 200 gramos, 4,6 por ciento. La yerba mate Taragüí subió 1,6 y la mermelada La Campagnola, 1,5.

En frutas y verduras, la banana subió 12,1 por ciento; papa negra, 8,3; la acelga, 5,6 y el zapallo anco, 2,5 por ciento. En el sector del supermercadismo explican que la suba del precio en algunas frutas y verduras tiene que ver con el incremento del costo logístico por la suba de la nafta. Se trata de productos que se trasladan en camión desde el interior bonaerense o desde otras regiones. La carne y sus sustitutos (pollo y pescado) también subieron en los primeros quince días del mes. La merluza fresca avanzó 6 por ciento; la picada común, 5,8; la falda, 2,8; el roast beef, 2,5; la bola del lomo, 2,2 y el pollo, 1,6 por ciento.

También hubo productos que en la primera mitad de junio bajaron de precio según Polino. La naranja cayó 10 por ciento y la manzana, 3,5, los fideos Matarazzo disminuyeron 4,9 y el arroz fino Cóndor 1,4 por ciento.

En su último informe, el economista Miguel Bein sostuvo que si bien es esperable que la medición mensual de inflación baje a partir de junio a pesar del impacto de la suba de la medicina prepaga, “no se espera una caída en la tasa de aumento interanual hasta noviembre, que es cuando en la comparación entran los meses post resultado de la primera vuelta electoral y la consecuente aceleración inflacionaria”. Es decir que incluso en el escenario esperado por el Gobierno los números de inflación anuales seguirán siendo altos por efecto de la comparación con 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *