«

»

Abr 14

La celebración de la deuda

PRAT-GAY SE MOSTRO EUFORICO POR LA POSIBILIDAD DE VOLVER A LOS MERCADOS

Aguapey.Buenos Aires,14.04.2016.El ministro de Hacienda y Finanzas consideró “una decisión sin precedentes” la aceptación de la Cámara de Nueva York al acuerdo con los buitres. Elogios del Banco Mundial. En septiembre vuelven las misiones del Fondo Monetario.

Es un paso más hacia la normalidad y el desarrollo que Argentina se merece”, calificó ayer el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, a la decisión de la Justicia norteamericana de levantar las restricciones para la emisión de deuda y así pagarles en efectivo a los fondos buitre. Con esa medida, el camino quedó allanado para el operativo deuda, de emisión de títulos y pago a los fondos buitre y a otros bonistas que no entraron a los canjes. La erogación se financiará mediante la emisión de bonos hasta 15 mil millones de dólares, que destinarán a los buitres y para afrontar las jugosas comisiones que convalidó el Gobierno para los estudios de abogados de los litigantes. Los elogios, como era de esperarse, vinieron del exterior. El economista en jefe del Banco Mundial para la región, Augusto de la Torre, aseguró que “el peso de los problemas heredados” en el país “es grande” pero que “el entorno internacional de expectativas es muy favorable para la Argentina”. “Todos queremos que pueda ser una experiencia de éxito”, dijo en relación al macrismo.

La Cámara de Apelaciones de Nueva York decidió levantar las restricciones que pesaban contra el país, por lo que la Argentina quedó habilitada para emitir y pagar deuda externa y cumplir con los acuerdos efectuados con los holdouts. “Es una decisión sin precedentes”, celebró PratGay, en relación a la medida que beneficia directamente a los fondos buitre, habilitados a cobrar la totalidad de los bonos que compraron a precio vil hace años. Además, el ministro se entusiasmó con la operación de colocación de hasta 15 mil millones para pagarles a los buitres que, según su proyección, estaría cerrada dentro de las próximas 72 horas, con la idea de pagar lo comprometido el próximo viernes.

El ministro continuará con su “road show” para obtener financiamiento para afrontar la promesa de pago a los holdouts. Expondrá hoy en Washington sobre “La nueva visión económica de la Argentina”, en el marco del “Programa mundial empresarial y económico del Consejo Atlántico” y se reunirá también con sus pares del G-24. Además, el viernes y el sábado asistirá a las reuniones de primavera del Banco Mundial (BM) y del Fondo Monetario Internacional (FMI). El viernes mantendrá, junto al viceministro, Pedro Lacoste, y al secretario de Finanzas, Luis Caputo, una charla con “potenciales inversores” y participará de la reunión de Ministros de Finanzas y Presidentes de Bancos Centrales del G-20.

“El trabajo en equipo da resultados y Argentina ya puede empezar a pensar en el futuro, en crear empleo y en ofrecer bienestar a sus ciudadanos”, dijo Prat-Gay. Con ello, continuó con la línea discursiva que viene presentando el macrismo, en relación a la necesidad de pasar los malos tragos (devaluación, inflación, tarifazo) porque al final del túnel hay luz, que en este caso sería el endeudamiento externo para que en un momento posterior finalmente se pueda crear empleo y reducir la pobreza.

Lanzado de lleno al plan deuda, los elogios provinieron del Banco Mundial, una de las instituciones de crédito más importantes. El economista en Jefe del organismo para la región, Augusto de la Torre, dijo que “al país le ayuda que el entorno internacional se ha vuelto muy positivo, hay entusiasmo con Argentina porque además se está hablando de una modernización que puede generar perspectivas de negocios y de crecimiento muy importante”. “Es un paso fundamental para normalizar su relación con los mercados financieros internacionales y locales. También poder salirse de esa necesidad que tenía en el pasado de monetizar a través de la creación de dinero todos los déficit fiscales y anunciar con claridad cuál va a ser la trayectoria para que todo el mundo sepa, y la sociedad y la política se vaya adaptando a eso.”

El siguiente paso al pago a los buitres es el retorno a las auditorías anuales del FMI, que tradicionalmente el organismo utilizó para bajar línea sobre la necesidad de aplicar recetas económicas ortodoxas. El Gobierno espera que en septiembre tenga lugar esa evaluación./Página12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *