«

»

May 08

La Cruz, de gente migrante

 Por: Alfredo Poenitz1

Aguapey.La Cruz,08.05.2016.El pueblo jesuítico de La Cruz fue fundado en 1629, como resultado de la expansión misional de Pedro Romero. El pueblo tuvo varias localizaciones. Al principio se lo conoció con el nombre de Nuestra Señora de la Asunción del Acaraguá, luego como Asunción del Mbororé y mucho más tarde con el nombre de La Cruz, que fue el que perduró. Hacia 1657 migraron hacia el oriente del río Uruguay donde se instalaron definitivamente. Hacia 1690 ya había duplicado el número de habitantes llegando a tener casi cuatro mil indios los que aumentaron a casi seis mil hacia 1705. Sus pobladores fueron enérgicos combatientes en la batalla de Mbororé y de allí el nombre que tuvo durante 20 años, Asunción del Mbororé.
Y su posición fronteriza con los temibles charrúas que asolaban permanentemente las estancias misioneras, hizo que fuera La Cruz la única de las reducciones que tuvo una muralla protectora que rodeaba el pueblo.
La ganadería fue la principal actividad económica. La Cruz contaba con varias estancias de rodeo a ambos lados del Uruguay. A pesar de la grave decadencia ocurrida después de la expulsión de los jesuitas en 1768, La Cruz siguió con un crecimientos sostenido en la cría de vacunos, a diferencia de todo el resto de los pueblos. Así, hacia 1790 sus estancias criaban más de 70 mil cabezas de vacunos, el doble de las que poseían al momento de la expulsión. Pero una década después, cuando la situación general se hizo insostenible apenas pudo conservar diez mil animales, quedando definitivamente abandonadas las estancias en la década de 1800.
El 19 de enero de 1817, en el medio de las guerras artiguistas, el “Atila del Uruguay”, Francisco das Chagas Santos, saqueó, destruyó cada edificio e incendió todo el pueblo quedando en ruinas hasta 1830 en que pasa a jurisdicción de Corrientes quien restablece el ordenamiento urbano del pueblo./diarioElTerritorio.

Por Alfredo Poenitz
Historiador, docente e investigador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *