«

»

Abr 18

La futura Constitución de la Curia será enviada a las Conferencias Episcopales.

Aguapey.VATICANO,18.04.2019.El proyecto de texto que debe regir la Curia será enviado “en los próximos días” a los presidentes de las Conferencias Episcopales. Aun a riesgo de que puedan producirse filtraciones.
El proyecto de Constitución Apostólica que regirá el funcionamiento de la Curia Romana será sometido a la consulta de las Conferencias Episcopales de todo el mundo, según anunció el miércoles 10 de abril el Vaticano, después de tres días de reunión del Consejo de Cardenales, creado en 2013 por el papa Francisco para ayudarlo en esta reforma.

Este texto será enviado “en los próximos días” a los presidentes de las Conferencias Episcopales, a los Sínodos de las Iglesias orientales, a los Dicasterios de la Curia, a las Conferencias de Superiores y Superioras Mayores, así como a algunas Universidades Pontificias “a quienes se les pedirá que envíen comentarios y sugerencias”, precisa la Santa Sede.

“Respetar la sinodalidad que promueve el Papa”

Si bien, en la carta que enviará a las personas consultadas, el secretario del “C6”, Mons. Marcello Semeraro les pedirá “la mayor discreción” sobre este texto, los miembros del Consejo de Cardenales son conscientes del riesgo de filtraciones que podrían producirse.

“Estadísticamente, es muy probable que haya filtraciones”, reconoció el miércoles Alessandro Gisotti, portavoz del Vaticano. “Pero enviar este texto a las Conferencias Episcopales es respetar la sinodalidad que promueve el Papa”.

El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede precisó, por tanto, que el texto en cuestión no es “un texto del Papa”, sino “un texto aprobado por el Consejo de Cardenales y del que el Papa autorizó su envío para consulta”.

El texto suscita preocupaciones en la Curia

Según nuestras informaciones, la versión italiana de este texto podría llegar el viernes a los diferentes Dicasterios de la Curia donde ya suscita muchas preocupaciones.

En el Vaticano, muchos temen, en efecto, que la futura Constitución ofrezca demasiada libertad a las Conferencias Episcopales en detrimento del poder central de una Curia redimensionada y reducida.

El C6 espera poder comenzar a trabajar, a partir de su próxima reunión, a finales de junio, en las primeras respuestas de las Conferencias Episcopales.

“En sí mismo, el proceso es un paso concreto”

Mientras que el comunicado final de la Santa Sede no menciona una fecha límite para la publicación del texto –el Vaticano “esperaba” hasta ahora que tuviera lugar “antes de fin de año”, después de haber mencionado la Pascua– el papa Francisco reconoció que, si la reflexión iniciada en 2013 podía parecer lenta, lo más importante era el proceso en marcha.

“En sí mismo, el proceso es un paso concreto”, insistió Alessandor Gisotti, según quien el C6 insistió también en “la orientación misionera que debe asumir cada vez más la Curia, el compromiso de fortalecer el proceso de sinodalidad en la Iglesia y la necesidad de una mayor presencia de las mujeres en roles de liderazgo en los organismos de la Santa Sede”.

Este último tema sobre el lugar de las mujeres en la Curia figura además en la agenda de las “nuevas temáticas” que, “de acuerdo con el Papa”, el C6 inscribió en el programa de sus futuras reflexiones.

“El trabajo del Consejo de Cardenales no culminará con la publicación de Predicate evangelium”, explicó Alessandro Gisotti, recordando que, desde el principio, el Papa le asignó una función de asistencia en el gobierno de la Iglesia.

Esta insistencia respecto al lugar de las mujeres, que fue también uno de los temas del Sínodo sobre los jóvenes, podría destacar que el proyecto de futura Constitución no ha encontrado solución a los obstáculos canónicos que les impiden actualmente acceder a los puestos más elevados de la Curia, habitualmente reservados a los titulares del sacramento de la orden, y por lo tanto, hombres.NicolasSenèze,LaCroix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *